Aprendizaje híbrido en etapas obligatorias

Cuando empecé en esto de la docencia ni tan sólo podía llegar a plantearme la posibilidad que planteo en este artículo. Ha llovido mucho desde entonces y, a nivel tecnológico, los avances han sido brutales (y más en lo que hace referencia a la tecnología educativa). Un aprendizaje híbrido (combinando enseñanzas presenciales con virtuales) para ser introducido en las etapas obligatorias de la Educación.

En primer lugar conviene determinar el contexto en el que se podría mover el plan. Alumnado de segundo ciclo de la ESO con capacitación previa en el uso de las nuevas tecnologías y la plataforma virtual usada en sus sesiones virtuales. Padres implicados en el control de la evolución del aprendizaje de sus hijos y docentes-tutores de ese tipo de enseñanzas (¿función de mentorización?).

Una vez tenemos el alumnado sobre el cual podemos actuar en dicha hibridación, conviene redefinir el marco normativo actual. Un marco que, lamentablemente, deja establecido muy rígidamente los lugares de enseñanza. Los centros en los cuales el alumno ha de permanecer hasta los dieciséis años. Una imposibilidad legal que podría reformularse en un principio con aulas de aprendizaje autónomo. Aulas abiertas y materiales disponibles en la red para gestionar unos caminos de aprendizaje para cada alumno. ¿No te marcan en un gimnasio el tipo de ejercicios que debes ir haciendo para llegar a nuevos niveles con tu cuerpo? ¿No podríamos trasladar esto a cuestiones mentales? El usar las capacidades intelectuales, ¿no es otro tipo de ejercicio que podemos pautar?

La idea sería ir avanzando hacia la posibilidad de que parte de ese aprendizaje se pudiera dar de forma ubicua. Los materiales se hallan disponibles en cualquier lugar con conexión a internet. Ya no tiene ningún tipo de sentido el estar anclados a una determinada localización por no existir el recurso fuera de ese lugar. ¿Alguien se cree que las bibliotecas o los otros centros de sabiduría donde antiguamente era obligatorio consultar la información no deben adaptarse a estas nuevas épocas?

En referencia a la diferencia respecto al aprendizaje tradicional. A aquello que puede hacer decantar la balanza hasta este modelo híbrido (más allá de los modelos semipresenciales que se están implantando, con éxito, por parte de las diferentes Administraciones educativas). Pues bien, se trata de un modelo avalado por estudios de diferentes Universidades (entre ellas la Carnegie Mellon University), de donde se ha extraído la siguiente conclusión:

Combinando el aprendizaje abierto con cortas sesiones presenciales (dos de 50 minutos a la semana), se ha demostrado que los estudiantes realizan el mismo aprendizaje significativo en la mitad del tiempo en  que tardarían en realizarlo mediante modelos tradicionales (fuente)

Un modelo que podría ser exportable a los cursos superiores de la etapa obligatoria. Un modelo que habría de ser planificado y diseñado en profundidad antes de proceder a su implementación. Una implementación que, jamás, habría de ser masiva (¿posibilidad de unos pocos centros piloto?).

Siguiendo con la gestión de dicho modelo tendríamos que incidir en diferentes factores limitantes, entre los que se hallarían fundamentalmente los siguientes (necesarios pero no siempre existentes en los centros educativos):

  • Capacidad del profesorado de gestionar esos entornos virtuales y del alumno para moverse en los mismos
  • Control externo del modelo y de su evolución (auditorias por parte del organismo pertinente)
  • Diseño de un plan de intervención en caso de errores en la planificación (plan alternativo para aquel alumnado con problemas en el seguimiento del curso en dicho modelo). Posibilidad de mantener un modelo dual en el centro (uno para alumnos con aprendizaje híbrido y otros con tradicional)
  • Habilidades de mentorización del profesorado. Dificultad de mentorizar un gran volumen de alunos (de 8-12 alumnos/mentor sería una ratio aceptable)
  • Habilidades previas del alumnado en competencia digital
  • Servicio técnico para minimizar problemas de esa índole, etc.

Dar valor añadido a un modelo donde el aprendizaje se individualiza (según capacidades del alumnado), donde la tutorización (o mentorización) es de lo más importante y los feedbacks recibidos el modelo de reconducción más habitual es algo que no tiene que estar alejado de nadie que tenga ganas (y capacidad) de realizar un cambio en el modelo educativo actual. Un modelo que, como muchos hemos defendido en varias ocasiones, tiene más que ver con un cambio metodológico que con leyes o dispositivos tecnológicos. ¿Alguien se anima a probarlo? ¿A alguna Administración le apetece apostar por un nuevo modelo educativo acorde a nuestra sociedad del siglo XXI?

Comments

  1. Rafael Vidal says

    Buena idea. Imagina, además,que el alumno que practique un deporte federado no tenga que ir a Educación Física. Lo mismo para el que va al Conservatorio, Escuela de Idiomas, catequesis de distintas religiones… Dejaríamos de ser un parking de menores.

    • says

      Las personas (alumnos) en un centro educativo, jamás están en un parking!!!
      Lo que talvez o seguro que necesitamos son profesionales de la educación (no solo graduados en materias al uso), también y sobretodo: educadores de calle, trabajadores sociales, pedagogos) que sepan: qué, cómo, cuando, a quíen y dónde están -si en un centro público, más aun-.
      El mejor profesor NO ES EL QUE MÁS SABE, NI EL QUE COMO TODO ARGUMENTO aduce: “YO NO ESTUDIE PARA ESTO” o “YO SOY… ingeniero, veterinario: Ya saben si te consideran eso, pues a eso!
      Mientras esten en esto, en esto hasta el cuello que esto ES IMPORTANTE!
      Salud2

Trackbacks

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Cuando empecé en esto de la docencia ni tan sólo podía llegar a plantearme la posibilidad que planteo en este artículo. Ha llovido mucho desde entonces y, a nivel tecnológico, los avances han sido brutales (y más en lo ……

Deja un comentario