Causas de la mala implementación de las TIC en el aula

profetic2013Después del largo tiempo que se lleva hablando en ámbitos educativos de las TIC, de sus potencialidades, de la mejora metodológica que van a provocar, de la revolución que supone, de los beneficios de usarlas por ser lo que se halla en el entorno social más cercano de los chavales, etc. resulta que no hay casi nadie en los centros educativos que las use como debe. La mayoría de los docentes se dedican a realizar un consumo de materiales realizados por terceros (léase editoriales) y, el más avezado en ello, se atreve quizás a montar un PowerPoint de forma autónoma. Hay excepciones (demasiado pocas), claro está.

Por tanto algo no funciona. ¿Cuáles son los problemas habituales para implementar las TIC en el aula? A mi entender, los problemas fundamentales para ello son los siguientes:

  • Administración incapaz de mandar a sus docentes que cambien sus prácticas educativas. Ni incentivos, ni regulaciones que hagan posible que, en un período de tiempo razonable, el trabajo con dispositivos se haga de la manera más eficaz posible (sin ser necesaria la completa sustitución).
  • Conectividad limitada. Incluso los centros con mayor dotación tecnológica tienen unas limitaciones importantes en cuanto a conectividad (velocidades de sus redes -tanto cableadas como wifi- que necesitan una mejora urgente)
  • Coordinadores TIC más dedicados a arreglar cachivaches que a ser dinamizadores del uso de las TIC en sus centros educativos.
  • Decisiones que hacen referencia a “aparatos” educativos y “programas” tomados desde despachos alejados de las aulas. No es raro ver como son muchos los postulantes que, sin haber intentado un solo día enfrentarse con la realidad de los centros, planean la introducción de tal o cual dispositivo o de plataformas de formación.
  • Falta de evaluaciones externas (e internas) sobre la eficacia de los diferentes métodos de trabajo en aula donde intervengan las TIC.
  • Falta de formación efectiva para el profesorado. Muchos docentes se forman en cursos que, por no llamar inútiles, los llamaríamos de cuestionabilidad absoluta. Unos cursos que, más allá de satisfacer la cantidad de horas necesarias para sexenios o concursos de traslados presentan una utilidad nula a la hora de aplicar lo aprendido en las aulas.
  • Incapacidad de la realización de trabajos colaborativos donde se usen las nuevas tecnologías (problema que se acrecienta en Secundaria, donde los Departamentos son totalmente estancos).
  • Inexistencia de una planificación adecuada en los centros para diseñar un proyecto de introducción de las TIC más allá de papeles y más papeles enviados al Departamento de Educación respectivo, la mayoría copiados y no adaptados al entorno concreto, como justificación para recibir algún profesor de más o aumentar las reducciones horarias de sus plantillas.
  • Moodle. Sí. Moodle es un error con mayúsculas. Un sistema de gestión de contenidos de aprendizaje totalmente rígido y vendido como el maná para todo el profesorado por la facilidad e interoperabilidad entre los diferentes centros educativos.
  • Motivación. No se motiva para que se de un cambio metodológico donde el docente vea obligado a adaptarse a la realidad del siglo XXI. El único premio que recibe el “innovador” es una carga de trabajo mayor que la de sus compañeros.
  • Tiempo para que el docente adapte la metodología a esta nueva realidad. El docente, cada nueva reglamentación, dispone de menos tiempo para “cosas útiles” y tiene un aumento de carga burocrática en su tarea. Sin tiempo, es imposible la adaptación.

Como vemos, la mayoría de las causas se deben al docente y a una mala gestión por parte de la Administración. Es por ello que, hasta que la Administración no se plantee potenciar el cambio (premiando o sancionando) y el docente no le encuentre utilidad real a modificar su metodología educativa incorporando las TIC, cualquier posible integración natural de las mismas en las aulas de nuestro entorno seguirá siendo pura utopía.

Comments

  1. says

    Totalmente de acuerdo. Y me gustaría añadir un punto más de debate: algunos docentes justifican el uso de las TIC mandando “trabajillos” a sus alumnos para realizar en casa olvidándose que una más de las consecuencias de la crisis es que muchos hogares no dispongan de medios ni de conectividad.

    • says

      Haces hincapié en una cuestión interesante. Bueno, más bien en un par. En primer lugar el mantenimiento de modelos educativos usando las TIC (mandar trabajillos repetitivos de copia y pega de la Wikipedia es algo en lo que algunos yerran) y, en segundo lugar la cuestión de la repercusión de la crisis económica en la tecnología que el alumno dispone en el aula. Este segundo caso podría evitarse permitiendo que los centros educativos estuvieran abiertos toda la tarde para que el alumno pudiera usar sus instalaciones. Un tema demasiado tabú para plantearlo dentro de un modelo educativo como el actual y que generaría recelos en gran parte de la comunidad docente (especialmente en los docentes y equipos directivos) por sus “posibles” implicaciones.

  2. says

    No podría estar más de acuerdo en lo que comentas del coordinador TIC. ¿Por qué nos llaman coordinadores?
    Respecto a la “Motivación”, donde incides acertadamente en la carga de trabajo extra que supone para el profesor “innovador”, yo añadiría que el sistema híbrido contenidos-competencias en el que navegamos tampoco ayuda mucho.
    Independientemente de la opinión que tenga cada cual de las competencias y su formulación, el hecho de que paralelamente mantengamos en el BOE los contenidos tradicionales no motiva a los profesores a probar nuevas metodologías. Ejemplo: si en el curriculum base sigue poniendo “resolver ecuaciones bicuadradas”, ¿para qué hacer actividades distintas a aquellas en las que se practican las ec. bicuadradas?
    Por no hablar de las evaluaciones de diagnóstico (que no diagnostican nada, por cierto) en las que todo se reduce a procedimientos standard.

    • says

      Permíteme ir por partes en la respuesta…

      En primer lugar el tema de los coordinadores TIC es algo auténticamente sorprendente. Sorprendente su nula función de dinamización por encontrarse ligados a “arreglar cachivaches” en un horario de reducción totalmente insuficiente. ¿Alguien ve razonable que con un par de horas a la semana -lo que estoy últimamente habituado a ver- se pueda dinamizar las TIC en un centro educativo? Cualquier intento está abocado al fracaso o a la extenuación de quien lo intente.

      Refiriéndome al tema del currículum no lo he considerado nunca limitante. Si cogemos el currículum como el que nos marca el libro de texto llevas razón en que “tener que llevarlo a cabo con TIC” es algo imposible pero, si damos un vistazo al currículum marcado en el BOE nos podemos encontrar con muchas posibilidades de flexibilizarlo para adaptarlo al método que deseemos. El currículum oficial (y no el oficioso) es más dúctil y maleable de lo que parece.

      Finalmente, prefiero no entrar en qué diagnostican las pruebas diagnóstico ni en su elaboración y ejecución. Sorprendería al más pintado si alguien filtrara el audio (o, mucho mejor, el vídeo) las reuniones en las que se aprueban y elaboran. ¿Lo dejamos para la imaginación?

  3. says

    No puedo estar más de acuerdo con lo expuesto.
    Recientemente hemos desarrollado un software educativo que introduce como eje central a profesores y alumnos. Se diseñado por docentes y se ha validado por todas las partes interesadas – profesores, alumnos, padres y centro -, es económico y encima los profesores nos dicen “es sencillo, limpio, y funciona sin complicaciones, no necesitamos manual”. Pues nos damos de bruces contra la administración que nos dice que Moodle o WebcT son el no va más. Digo yo que será en América, aquí no lo usa nadie.

    • says

      Siento disentir en el tema de Moodle José Maria. Se trata de un entorno virtual “vendido” masivamente por parte de las consejerías educativas de turno y avalado por la multitud de cursillos (la mayoría de dudosa calidad) sobre el uso de dicha herramienta. Ello no obsta para que pueda llegar a ser un hándicap bastante serio para ir más allá. Se trata de un sistema muy rígido y tremendamente encorsetado cuya manipulación para que se adapte a lo que necesitamos con nuestros chavales es más que cuestionable. Pero… esto es lo que hay.

  4. Toni Soto says

    De acuerdo en todo excepto en que Moodle sea un error. Para ser claro expongo que Moodle es probablemente la Mejor herramienta (aplicación software) de apoyo a la docencia que existe. No es la única y en aspectos puntuales hay otras más versátiles pero, en conjunto, la integración de sus módulos (algunos como el gestor de Banco de preguntas+Cuestionarios o el Workshop están a años luz del resto) ofrece el mejor resultado global. Especialmente para la enseñanza primaria y secundaria donde hay la necesidad de combinar con sumo cuidado creaciones (artefactos como les gusta a algunos) digitales públicas con otras privadas (o protegidas). En el resto de acuerdo al 200%

    • says

      En este caso siento disentir. Moodle es intentar trasladar un entorno virtual artifical a unos alumnos que se mueven mejor con otro tipo de herramientas. Enfocar o planificar una rigidez metodológica que nos marque una determinada herramienta (como puede ser, en este caso concreto, Moodle) es algo que se debe ponderar. ¿Vale la pena estar sometido a esa tiranía? ¿Vale la pena obligar a que los alumnos lo estén? Un debate mucho más amplio que una breve respuesta dentro de un comentario que se agradece.

  5. says

    Te niego que Moodle tenga que ver, sino el uso que se hace de Moodle, estoy seguro de que si en lugar de Moodle tuvieras Dokeos, Chamilo, Sakai o Bb, por nombrar las más comunes, se seguiría haciendo el mismo erróneo uso de las mismas. Igual que afirmamos que la introducción de una herramienta no hace mejor un proceso de aprendizaje, tampoco lo hace peor, lo mejor o peor es el uso que se haga de ello.

    Buen día, Eduardo.

    • says

      Llevas razón en tu argumentación. El problema fundamental con Moodle (podría haber sido con otro EVA diferente) es que se ha intentado generalizar su uso obviando el resto de opciones y ha acabado convirtiéndose en poco más que un libro de texto (ya que, tristemente, su formación ha ido enfocada a ese modelo metodológico). Todas las herramientas son igual de útiles o inútiles en función de quien las use y manipule.

      Un saludo.

  6. says

    Chuzo! Tony, se me adelantó! Yo iba a decir que estaba de acuerdo en un 200% con las opiniones planteadas en esta entrada. No puedo opinar sobre Moodle porque no lo uso, sin embargo he escuchado algunas opiniones importantes.
    En Ecuador, por ejemplo, si el currículo del docente no tiene certificados en papeles de su participación en cursos de TICs no le sirve lo que aplique y hay muchas experiencias que evidencian que espacios de gran responsabilidad académica y/o administrativa están bajo la responsabilidad de personas que ni aplicaciones básicas de ofimática emplean.
    Saludos atentos

    • says

      Certificar la participación (e incluso el aprovechamiento) de formación en nuevas tecnologías no garantiza un buen uso de las mismas en el aula. Gran cantidad de papeles no avalan la competencia digital y, como muy bien dices, son precisamente muchos los que se hallan en puestos de responsabilidad quienes ni intuyen, ni pueden intuir, el traslado de esas nuevas tecnologías al aula. Un aula que, por cierto, ni han pisado (y en caso que lo hubieran hecho en algún momento es difícil que vuelvan a hacerlo).

      Muchas gracias por el aporte desde un país cuyo funcionamiento en cuanto a certificaciones, formaciones y uso de las TIC desconozco de primera mano. Se agradece.

  7. says

    Totalmente de acuerdo con todo lo que dices, incluido lo de Moodle, que da a los docentes la falsa idea de estar usando “algo nuevo” cuando en realidad es más de lo mismo, una clase magistral colgada en forma de Power Point o PDF.

    Sin embargo, por mi experiencia sobre el tema, solo he conocido dos tipos de centros: los malos malísimos que no conocen las TIC y los que han hecho un esfuerzo, y aún lejos, muy lejos del ideal, han implementado Moodle como medio de comunicación entre el claustro y colgadero de pdfs para las clases de algunos profes con al menos un poco de interés en adaptarse a los tiempos. Y que queréis que os diga, cada mañana, al entrar en conserjería y meter la cabeza en el cajetín de notificaciones de mi instituto en busca de papelajos que me informen de un posible claustro o reunión de departamento, echo de menos el Moodle y sus foros que en su día me parecían tan poquita cosa.

    Ahora mismo, tras años de predicar contra Moodle por su efecto herboristería que aparta a la gente de la medicina, me veo en la tesitura de instalar uno en mi centro. (y no soy TIC, por cierto) porque en las condiciones en las que están, no se puede aspirar a más y al menos, algunos podrán sacarle algo de partido. Espero.Aún soy optimista, ¿quien sabe qué efecto puede tener esta pequeña semilla?

    Saludos

    • says

      Las semillas sin regar no dan nunca fruto. La combinación exacta de humedad y rayos de luz (sea por el astro rey o por bombillas incandescentes -si aún venden de las mismas-) es lo que hace que la misma germine y, lamentablemente, de cuatro semillas sigue sin salir plantas que sea necesario trasplantar por haber crecido en tamaño.

      Más allá de lo anterior no puedo estar más de acuerdo con tu exposición.

  8. says

    Pues diría que no se ha mencionado la más importante: un suficiente nivel generalizado de competencia digital docente (ni siquiera hay un referente común al respecto) para entender la importancia de las nuevas tecnologías de información y comunicación en una gestión del conocimiento y aprendizaje más eficaz; entender por qué y cómo la cultura digital puede ser el motor de la transformación y mejora del sistema educativo.

    • says

      ¿Conoces algún sistema de medición de dicha competencia? ¿Existe algún tipo de itinerario, evaluable y certificable, más allá de la realización de cursos de formación en herramientas de dudosa calidad? ¿La Administración ha potenciado el uso de las TIC más allá de inundar las aulas con cacharros de diferentes tamaños?

      Unas cuestiones como las anteriores que complementaría con la gran pregunta… ¿es realmente la cultura digital la clave para la transformación y mejora del sistema educativo?

  9. says

    Quien diga que Moodle solo sirve para colgar una clase en pdf o powerpoint, poco sabe de Moodle. Si estoy de acuerdo que limitar el Moodle a transferir las fotocopias de contenidos a pdf colgados no es introducir tecnología, pero eso es usar Moodle en un 5% de su potencial.
    Justamente el error no es Moodle sino como dicen otros comentarios, el uso limitado del mismo y venderlo como espejitos de colores. Búsquen sobre el uso de foros, tareas, calificaciones, integración con herramientas colaborativas, etc.

    • says

      Desde mi óptica de aula y habiendo visto el uso que la mayoría de docentes hace de Moodle (después de ver como han padecido horas y horas de formación en la herramienta, porque es raro encontrar a un docente que no le hayan timado con un curso de Moodle) el uso básico es el que comentas. Más allá de eso, cuatro pueden sacar alguna potencialidad más. Lo que sucede es que las potencialidades interesantes (las que permiten un contacto más personal con el alumno) las suministran otras herramientas bastante más adecuadas para dicha labor que Moodle.

  10. Chema says

    No estoy de acuerdo, en absoluto, con las argumentaciones que he visto hasta el momento en contra de Moodle.
    El uso que se hace de Moodle, en general, no es el adecuado y se están repitiendo con Moodle los mismos errores de uso que con cualquier otra tecnología, pero esto no significa que Moodle sea una mala herramienta.

    Las críticas a Moodle que he visto aqui, evidencian un gran desconocimiento del funcionamiento y de las posibilidades de esta herramienta.

  11. Adolfo Duran Igirio says

    La tics es unos de los paradigma mas grande que tiene la educación actual, partiendo que estan confundiendo las tecnologias con las tic, grave error. Las verdadera esencia de las Tics, es que el educando interactue con la tecnologia, para apropiarse de un aprendizaje significativo. Para ello debemos plantear software ducativo que se adapten a un contexto y no que el contexto se adapte al software. Ya que los intereses de cada contexto son diferente, cuando hablan de los software en este medio, no los conozco. pero un software que muestra clases en power point, word, pdf, entre otros. eso no es tic, es una clase tradicional. Todavia peor cuando los docentes afirman que utilizan las Tic cuando, le exigen a los alumnos que deben presentarla en word. ¿ Que aprendizaje esta generando el word?. Por supuesto ninguno.

    Los software deben ser propositivo. para los educandos sean capaces de generar su propio aprendizaje y el docente el que guie ese proceso.

  12. Pat Fe Re says

    Totalmente de acuerdo con todo lo que se dice aquí, pensaba que estaba sola en mi opinión sobre la implementación de las TIC en el aula. Y eso que nadie ha hablado de las PDIs. Una cosa, si una herramienta como Moodle no es usable (quiero decir, no tiene una interfaz de uso amigable y fácil de entender) escucharemos eso de “hazlo tú” con más frecuencia de lo que queremos. Estamos perdiendo la fuerza con las herramientas en vez de centrarnos en los aprendizajes. Por cierto, si estuviera a favor de la evaluación cuantitativa le daría un cero en mantenimiento TIC a la administración. Prefiero decir que tiene mucho que mejorar.

    • says

      Bueno primero que todo las Tic como su nombre lo dice son técnicas de comunicación e información y el uso que demos de ellas es lo que garantiza el éxito, Moodle es una herramienta que logra agrupar gran cantidad de estas técnicas como: vídeos, texto,enlaces de paginas, foros, informes de notas entre otras, si todo esto no es suficiente para apoyar la labor dentro del aula no se que es lo que se espera, o acaso se quiere que alguien haga la tarea de elaborar correctamente sus ayudas multimediales y las organice en un software mágico que solucione todos sus situaciones de enseñanza y aprendizaje, la herramienta esta ahí y hay que darle el uso apropiado,
      Ahí esta la guitarra con todas sus notas si la tocamos mal va a sonar mal y nadie la va a querer, pero, si un compositor hace uso adecuado de estas notas para que se han agradables al oído y puedan comunicar sensaciones que nos atrapen y nos motiven a escuchar mas. Eso es lo que queremos.
      No es Moodle son los compositores.

Trackbacks

Deja un comentario