Comunidades de Google+ para un centro educativo

Uno de los grandes errores que se está cometiendo en la implantación de la tecnología dentro del aula es el filtrado de determinadas páginas o servicios web por parte de las Administraciones educativas. Entre esos servicios y páginas bloqueados están Facebook, Twitter u otro tipo de aplicaciones potencialmente “nocivas” para los alumnos. Unos bloqueos que impiden el uso de las mismas para generar entornos de comunicación e interacción.

Por suerte, ahora con la mejora de las Comunidades que nos ofrece Google+, estamos de enhorabuena. Ya no deberemos depender de alternativas como Edmodo (que, a pesar de sus excelentes características, se queda un poco corta cuando hablamos de interacción) y podremos usar un espacio privado que permita determinadas opciones que, hasta ahora estaban vedadas dentro de los centros educativos (a pesar que algún docente, con un poco de cariño hacia sus alumnos, les hubiera explicado que hay programas muy sencillos para saltarse ese filtro que impone la Administración).

Reconozco que mi primera relación con las Comunidades de Google+ es muy reciente. Como experimento puntual realizado en la materia de Informática de 4 de ESO. Una materia que, flexibilizando el currículum al máximo (abandoné los libros de texto-guía hace muchos años) me permite experimentar con nuevas herramientas con los chavales.

Pues bien, debo reconocer que el experimento (a pesar de algunos problemillas puntuales, debidos a la conectividad del centro, no fue del todo mal). Conseguimos, en unos pocos minutos, crear una Comunidad e interaccionar con la misma experimentando con sus herramientas disponibles (entre ellas, la maravilla del Hangout -mucho más que una videoconferencia tradicional-).

Por tanto, si me lo permitís, este artículo va destinado a exponer cómo se consiguió crear esa Comunidad, dejando para dentro de un tiempo la publicación del uso realizado con la misma.

En primer lugar, lo que es imprescindible antes de intentar introducir una comunidad de Google+ en nuestra aula es considerar la tipología de alumnos que disponemos. No todos los centros tienen Google Apps (herramientas de Google gratuitas para centros educativos) y, por ello, nos tenemos que ceñir a la legislación vigente que sólo permite la creación de una cuenta de Gmail a partir de los 14 años. Por eso, nos debemos plantear el uso de estas Comunidades a partir de tercero de ESO (ya que para poderse inscribir en la Comunidad, una vez creada, se necesita una cuenta de Gmail -o de Google, para usar la palabra que defienden los más puristas-).

El primer paso es abrir nuestra cuenta de correo (Gmail) e ir a nuestro perfil de Google+ (lo encontraremos a la izquierda del todo precedido nuestro nombre por un +).

comunidad1Una vez hemos entrado en nuestro perfil de Google+ vemos que a la izquierda aparece “Inicio” con el favicon de una casita. Damos clic allí y nos aparece el siguiente desplegable.

comunidad2Como lo que queremos crear es una Comunidad, nos vamos a Comunidades (donde aparecen las invitaciones y las Comunidades a las que perteneces -en el caso de los alumnos, cuando entren en esta pantalla si se les ha invitado correctamente, les aparecerá la posibilidad de aceptar integrarse en la misma tan sólo haciendo clic en dicha invitación-).

comunidades3Tal como vemos en la pantalla anterior, en un recuadro azul a la derecha aparece la posibilidad de crear un comunidad. Damos clic en el mismo y nos aparece lo siguiente.

comunidad4Queda bastante claro que si queremos usar la Comunidad para trabajar con nuestros alumnos (o con personas determinadas) debemos elegir la opción “privada”. Una opción que, al marcarla, nos pedirá el nombre de la misma y la posibilidad de que la misma sea encontrada navegando por el directorio de Comunidades (algo de poca importancia si la misma es privada).

comunidad5Por tanto, ya veis que voy a crear una Comunidad denominada “Informática 4 ESO”. Para acabar de crearla, tan sólo hace falta hacer clic en el recuadro azul “Crear comunidad”.

comunidad6Vemos que nos da la posibilidad de establecer un eslogan descriptivo, una imagen y nos permite introducir un poco de información sobre la Comunidad que acabamos de crear. Cuestiones realmente sencillas de modificar.

Una vez creada la Comunidad, automáticamente se nos pide incorporar un mensaje para invitar a nuestros alumnos que se unan a ella.

comunidad7Una vez incorporados los diferentes alumnos, nada más fácil que empezar a disfrutar de las potencialidades que nos ofrece esta red social. Potencialidades que incluyen la posibilidad de compartir texto, imágenes, enlaces, vídeos e, incluso, establecer videoconferencia con los miembros de la misma.

comunidad8

Una red social totalmente integrada con el resto de herramientas de Google y que no se halla filtrada (ni va a estar, por las consecuencias que ello supondría con el buscador y los correos electrónicos) por ninguna Administración educativa.

A propósito, las Comunidades, también podrían ser usadas para establecer un mecanismo de comunicación eficaz con los padres, siendo un sustituto más que aceptable para aquellos centros educativos que disponen de una web de centro que sólo usen unidireccionalmente (para comunicar información sobre actividades u otra información diversa). Un sustituto que, bien gestionado, permitiría una relación más estrecha entre toda la comunidad educativa.