Cuestionarlo todo

13 Flares Twitter 11 Facebook 2 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 13 Flares ×

¿Es todo cuestionable? Bueno, ciñéndonos al ámbito en el cual me suelo mover, ¿es todo lo relacionado con la Educación cuestionable?

Empezar con una pregunta es curioso. Más aún si la misma procede de la relectura de un artículo de David Truss, escrito ya hace un cierto tiempo, donde transmite diferentes inquietudes sobre el sistema educativo que le rodea. Unas inquietudes que pide cuestionar en voz alta mediante las siguientes líneas:

Question your assumptions

Question why we do what we do in schools

Question everything that keeps schools from being what they can be… now!

What will you question about your practice or the practice of schools?

Son realmente curiosas las anteriores preguntas. Donde habla de la necesidad de cuestionarlo todo. Cuestionar las suposiciones, lo que hacemos en los centros educativos, lo que impide que algo pueda llegar a ser y, sobretodo, la práctica docente.

¿Es realmente necesario estar sometido el sistema a un permanente cuestionamiento? ¿Es necesario estar abierto a la crítica permanente cuando eres un elemento del sistema? Rizando el rizo, ¿es necesario criticar a los que critican para establecer unas líneas de mejora?

Simplemente un artículo muy breve, que responde a la necesidad de anclarse en posiciones críticas. A pensar en los peros. A dudar y cuestionarlo todo. Es sano, saludable y muy positivo.

Comments

  1. says

    Decir que la escuela mata la creatividad es casi un tópico, especialmente después de la gran difusión de los vídeos de Ken Robinson sobre el tema, pero lo cierto es que en el mundo de lo académico no suele buscarse el cambio, sino que se dificulta o no se tolera. No se fomenta la búsqueda de respuestas nuevas, sino que se tiende a reproducir las soluciones que parecieron válidas en otro tiempo. Y con esta actitud de aferrarnos al pasado no estamos facilitando las innovaciones que nos demandará el futuro.

    Se concibe el aprendizaje como una acumulación de informaciones, cuantas más mejor, que van ensamblándose con las anteriores. Pero así no puede surgir nada distinto de lo conocido, solo se refuerza o se retoca lo que ya se tiene. El verdadero aprendizaje supone una transformación. Para que afloren nuevas formas de hacer y de pensar, es preciso destruir y construir continuamente. Se necesita estar dispuesto a desprenderse de lo que no sirve aunque no estemos totalmente seguros de lo nuevo. Se requiere quedarse con la mente en blanco o con el culo al aire, convivir con situaciones precarias y con vacíos; porque unas y otros son necesarios para crear.

    http://www.otraspoliticas.com/educacion/desaprender

Deja un comentario