El curador de contenidos educativos

154 Flares Twitter 77 Facebook 40 Google+ 24 LinkedIn 13 Email -- 154 Flares ×

En estos últimos tiempos están apareciendo en ámbitos educativos muchos docentes que están ejerciendo de “curadores de contenidos” (content curators). Esa palabreja, muy cool en su inglés de origen y, mucho más chapucera en las versiones hispanas de sanador/curador de contenidos, tiene su origen en diferentes autores que consideran al curador de contenidos como:

Una persona / empresa que se dedicase a escanear la red en busca del mejor contenido y lo agrupase, para luego compartirlo con el resto

Pues bien, en base a ello y, para ir un poco más allá de esa simple definición y, ver el interés para la comunidad educativa de la existencia de ese tipo de personas, conviene leer la utilidad que les otorga Rohit Bhargava en su manifiesto, donde considera que el futuro de la web social (esa web a caballo entre la archiconocida 2.0 y, la semántica que nos viene 3.0) se va a basar en ese tipo de rol. El de una persona que selecciona el mejor contenido de la red y lo comparte con todos. Es decir, personas que seleccionan, filtran y aportan al resto de la comunidad lo más interesante que se está haciendo o de lo que se está hablando por la red.

Todo lo anterior es muy interesante, ya que permitiría reducir la cantidad de tiempo que perdemos los docentes buscando información en la red, ya que habría compañeros que nos estarían seleccionando “las mejores informaciones educativas” que existen y, que estarían realizando la primera criba entre la gran cantidad de ruido que nos aporta internet.

Pues bien, aquí entramos en un pequeño problema que, conforme está pasando el tiempo se está acrecentando: la gran cantidad de docentes que realizan ese cribado y nos obsequian con sus maravillosos contenidos seleccionados mediante numerosas herramientas (paper.li, summify, scoop.it, etc.) que son retuiteadas continuamente en nuestro TL de Twitter (por poner un ejemplo) provocando más ruido que otra cosa.

Además, ¿alguien se cree a día de hoy que pueden existir docentes que lean un promedio de 30 artículos diarios, los analicen, los criben y decidan incorporarlos a sus herramientas de curación de contenidos? Y, todo ello teniendo en cuenta que el curador de contenidos tan sólo tendría que publicar una pequeña parte de lo leído en esa curación, por lo que la cantidad de artículos anterior tendría que ser como mínimo de 600 artículos (ya que los más optimistas defensores de la red consideran que tan sólo el 5% de artículos publicados son relevantes o aportan algún tipo de información interesante) para ser posible la publicación de esos 30.

No lo se, sigo teniendo mis dudas de la validez de curadores de contenidos educativos y, aún más, cuando finalmente es uno mismo quien decide qué información es relevante para él (o le puede ser de algún interés).

Por tanto, dos opciones igualmente válidas: consumir las curaciones “en bruto” de nuestros compañeros que las han distribuido con los peros que he expresado anteriormente, o realizar las propias curaciones de contenidos de nuestros blogs de referencia (mediante lectores de RSS o habiéndolos incorporado de algún input que nos haya llegado de nuestras redes sociales favoritas). Eso sí, siempre manteniendo la posibilidad de ser nosotros mismos quienes curemos esos contenidos para consumo propio en diferentes formatos.

Dudas razonables a un modelo de distribución masiva y “curada” de contenidos educativos.

11 Comments

  1. Hola:

    tal y como dices, creo que el uso que se le da a la curación de contenidos es bastante pobre en el 80% de los casos. En el twitter proliferan esos diarios de curanderos como si fueran champiñones.

    Estoy intentando poner en marcha un experimento de curación de contenidos colaborativo junto con un grupo de 5 alumnos alumnos. Eso sí que me parece un uso educativo de la curación.

    Reply
    • La “curación” de contenidos es un tema muy individual, ya que como muy bien comentas, la proliferación de los mismos en TW hace que, en muchos casos (el 20% de curaciones adecuadas que comentas es un porcentaje muy positivo) los mismos adolezcan de una falta de calidad que impida su uso por otras personas externas al creador.

      Eso sí, la alternativa del experimento que propones es algo a tener en cuenta para ámbitos educativos. ¡Qué tengáis suerte y que os funcione bien!

      Reply
  2. estoy de acuerdo contigo en que cada uno debe tener su criterio y enfoque a la hora de seleccionar, pero también al final cada uno buscamos nuestras fuentes habituales que ya encajan con nuestra forma de dar clase

    Reply
    • Totalmente de acuerdo. Siempre va a haber docentes, con unos enfoques bastante parecidos en nuestras necesidades, que van a realizar una “curación” bastante parecida a la que nosotros pudiéramos hacer. Pero, entre que buscamos a esos docentes y nos aseguramos que ese contenido es realmente interesante y útil para nosotros (y no se nos pierden otras cosas que pudieran serlo en el camino) no se si al final estaremos ahorrando ese tiempo que pretenden esos contenidos seleccionados.

      Reply
  3. Más que curadores debería traducirse por conservadores.
    En cuanto al fondo de la cuestión diría que esas colecciones de contenidos deben ser válidos para quien las realiza… los demás deberán filtrar y apreciar si hay algo útil para ellos o no. Los intereses u objetivos pueden ser muy particulares, pero está bien que se nos ofrezcan para su consulta.

    Reply
    • Nada que oponer a tu argumento Pepe. Es interesante que podamos acceder a esas “colecciones” que realizan nuestros compañeros, pero va a llegar un momento, conforme vayamos teniendo más experiencia en el uso y filtrado de información, que habremos de ser nosotros mismos quienes realicemos dicha “curaduría”.

      Por tanto, no es excluyente esa oferta. Lo que sí que puede ser dudosa es la calidad de la misma por los “peros” que he expresado en el artículo.

      Reply
  4. Me paree que la apreciación es un poco reduccionista y con un toque pesimista. No alude a los fenómenos de infoxicación que quienes consultamos cotidianamente la red padecemos: Una gran cantidad de contenidos de dudosa o baja calidad y tan sólo unos cuantos que contribuyen creativamente a un diálogo con autores y usuarios afines.
    Esto no desmerece los atributos y cualidades de los docentes, sino que apunta a enriquecer experiencias entre desconocidos con inquietudes afines.
    En mi caso, preocupado por impulsar iniciativas para formar lectores en una zona severamente golpeada por los efectos de la violencia en el norte de México, he tomado la iniciativa de impulsar esfuerzos en varias direcciones para fortalecer el desarrollo de experiencias lectoras en la ciudad en la que vivo, no sólo en mi centro educativos, sino en la sociedad de la que formo parte.
    La página de curación de contenidos, no sólo me permite contar con una repositorio que facilita regresar a materiales valiosos, también permite ponerlos a disposición de otras personas en mi zona de influencia directa y en otras latitudes.
    La diseminación viral de estos recursos me ha permitido establecer contacto con educadores interesados y generosos del mundo hispano parlante, con quienes he iniciado hoy un diálogo fructífero e interesante. Este comentario se inscribe en esta rica posibilidad de compartir con otros.
    Hace algunos años llegué a la conclusión de que todas las escuelas enseñan a leer medianamente bien, sin embargo, son muy pocas las que logran formar lectores.
    Cuando uno examina el proceso desde el estudio de los lectores, los resultados son sorprendentes, la gran mayoría de lectores desarrollados, reconocen haber tenido experiencias familiares que resultaron muy estimulantes y que hicieron la diferencia con respecto a la mayoría de sus colegas escolares.
    Hoy entiendo que necesitamos convocar a los padres para que recuperen protagonismo en la tarea de formar a los chicos de una generación que cuenta con una entrenamiento visual extraordinario, con una facilidad enorme para utilizar la tecnología, pero con habilidades de lectura muy incipientes.
    La curación de contenidos me permite, no sólo encontrar y conservar materiales interesantes en torno a estos temas, sino la conformación de una comunidad de interlocutores virtuales con quienes comento y construyo oportunidades de enriquecer e incluso cambiar mis propios puntos de vista en torno a un problema complejo y a la vez apasionante.
    Espero poder comunicarles que no basta con examinar el fenómeno de la curación de contenidos a partir de lo que le falta, sino que hace falta enriquecerlo con lo que permite, en un mundo vertiginosamente cambiante.
    Saludos
    Alfonso

    Reply
    • Alfonso, si te lees atentamente el artículo verás que una de las cosas que se critican es la “infoxicación” que produce tal cantidad de “contenidos seleccionados” que distribuyen los docentes y, el análisis, reduccionista quizás, sobre las dudas que me genera/supone que existan personas externas que realicen esa criba por mi.

      En un primer momento, quizás puede ser muy cómodo que nos sirvan la información relevante (para ellos, aunque incluso alguna puede sernos de utilidad personal) pero llega un momento en que la selección la tendremos que hacer nosotros mismos. Para ello será conveniente tener un plantel de blogs de referencia y las herramientas que nos lo permitan (lectores RSS fundamentalmente, una herramienta que, aún con la explosión de las redes sociales sigue siendo muy útil).

      Y, en referencia a tu proyecto personal donde pones a disposición de determinadas personas unos materiales, considerados por ti valiosos, tan sólo comentarte que esa sí que puede ser una función buena de esa curación de contenidos. Pero, cuando realizamos la misma, tenemos que tener muy claras nuestras capacidades de criba y las posibilidades de uso para terceros (en caso de distribuir esa selección).

      Reply
      • Jordi:
        Gracias por tomarte la molestia de reaccionar a mi comentario. Mi punto es que me parece que sólo ves la parte de la selección y no otros procesos que van de la mano. Coincido contigo en que no dejaría en manos de otros la selección de lo que voy a leer. Sin embargo, he encontrado en las páginas de CC artículos y otras presentaciones de contenidos en temas y áreas que están fuera de mi ámbito profesional y que me han brindado oportunidades interesantes de acceder a temas desde de aproximaciones distintas. No pretendo convencerte ni señalar que estás equivocado, tan sólo apunto a que el fenómeno es más amplio y en él caben otras experiencias que no mencionas, tal vez porque no has incursionado en ello. Entre ellas, las experiencias colaborativas, como este intercambio de ideas o la posibilidad de acceder a tópicos de interés en otras regiones o medio fuera de nuestras rutas habituales. Los que somos hablantes del español compartimos mucho y a la vez, es mucho más lo que nos hace diferentes. Estas son vías que abren nuevos vasos comunicantes entre nuestras realidades semejantes y diferentes a la vez. Saludos

        Reply
  5. Jordi:

    acuerdo con Alfonso con respecto a la apreciación de tu visión simplificada del asunto. Ya que una de las “nuevas” competencias que tenemos que desarrollar como docentes y para con nuestros alumnos es la selección de contenidos en entornos de hiperinformación. El uso de esa información corresponde a otra etapa, no en al “content cuartor”. Lo que se hace con el contenido corresponde a la tarea de aprendizaje, y no a la información propiamente dicha.

    El “curador de contenidos” selecciona con respecto a un área temática siempre pensando a los usuarios que les interesaría ese tema, pero el que selecciona lo seleccionado y trabaja con el material después es que elige ese contenido.

    Esto es como la tarea de un bibliotecario digital, dentro de un espacio temático, repito, es el usuario (docente, en este caso) quien elige la información que le interesa. El content curator la ofrece y después la última valoración es realizada por otro.

    Pero de todas maneras en twitter, y en las redes sociales en general, la curadoría de contenidos exige que elijamos no tanto los contenidos sino los nodos de una red que nos ofrecen ese contenido. Y esto le simplifica la tarea al docente de alguna manera. Pero la curadoría es mueve en flujos constantes de información y no en las inmóviles estanterías de una biblioteca tradicional.

    Ya no son los RSS y los blogs, sino ciertas personas o twitteros que no solo filtran contenidos, sino apreciaciones personales sobre los mismos. Esa es una opción por la cual el tema se complejiza y no solamente es ofrecer contenidos a mansalva, sino su análisis y apreciación por otros. Y bienvenidas las visiones personales, ¿los docentes siempre eligen contenidos en forma objetiva?. Me gustaría que hubiese más debate en la web de lo que hay, por eso me gustó este post.

    Y como una especie de cierre, para mó lo importante en las redes sociales no es qué contenidos buscar, sino a quién seguir, a esos “filtradores” que tienen una valoración en lo que comparten. Eso me nutre muchísimo en mi dieta cognitiva digital.

    Muy interesane el post

    Un abrazo

    Fernando Gabriel Gutiérrez
    @fggutierrez

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. El curador de contenidos educativos | Contar con TIC | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos [...]
  2. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: En estos últimos tiempos están apareciendo en ámbitos educativos muchos docentes que están ejerciendo de “curadores …
  3. El curador de contenidos educativos | Educación a Distancia (EaD) | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos En estos últimos …
  4. El curador de contenidos educativos | Educación y TIC | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos En estos últimos …
  5. El curador de contenidos educativos | AprendizajeVirtual | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos En estos últimos …
  6. Aprendizaje Virtual by jamardu - Pearltrees - [...] Además, ¿alguien se cree a día de hoy que pueden existir docentes que lean un promedio de 30 artículos …
  7. El curador de contenidos educativos | Information Technology Learn IT - Teach IT | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos En estos últimos …
  8. El curador de contenidos educativos | Bibliotecas Escolares Argentinas | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos [...]
  9. El curador de contenidos educativos | Museos y nuevas tecnologías | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos [...]
  10. El curador de contenidos educativos | Educació 2.0 | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos En estos últimos …
  11. El curador de contenidos educativos | desdeelpasillo | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos En estos últimos …
  12. El curador de contenidos educativos | XarxaTIC | Curar contenidos | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos | XarxaTIC Además, …
  13. El curador de contenidos educativos | Educacion, ecologia y TIC | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos En estos últimos …
  14. El curador de contenidos educativos | Biblioteques escolars | Scoop.it - [...] El curador de contenidos educativos En estos últimos …

Deja un comentario

154 Flares Twitter 77 Facebook 40 Google+ 24 LinkedIn 13 Email -- 154 Flares ×