El modelo caduco del uso de Moodle para el aprendizaje

A pesar que el título esté restringido a Moodle (por ser el LMS de mayor distribución y uso por parte de los docentes de nuestro país), podríamos haberlo sustituido tranquilamente por Chamillo, Sakai, Claroline o cualquier otro de las decenas de sistemas de gestión del aprendizaje (LMS) que se encuentran a nuestra disposición.

Unos llegan y algunos nos vamos (dejando mucho aprendido y habiendo cometido muchos errores -y algunos aciertos- en su uso). Eso no obsta para no tener en cuenta la gran potencialidad que presentan este tipo de LMS y la gran facilidad de uso para los profanos en mecanismos para la estructuración y distribución de contenidos educativos. Muchos cursos habilitados, muchas Administraciones compartiendo esos cursos encapsulados. En definitiva, muchos docentes que han encontrado el maná en una aplicación que les permite gestionar sus contenidos.

No me gustaría alarmar con la caducidad del modelo de uso de dichos LMS y, es por ello, que he de reconocer que disponen de unas grandes potencialidades, entre las que encontraríamos:

  • Su simplicidad, consistencia y estructuración
  • La integración dentro de sistemas educativos complejos y la facilidad del acceso a los mismos
  • La privacidad y la seguridad
  • Se trata de una herramienta única a gestionar (a diferencia de disponer de múltiples herramientas para incorporarlas en el aprendizaje) con todas las ventajas que ello supone
  • Permite que se integren diferentes módulos (de preguntas tipo test, foros, wikis, etc.)
  • Soporta estructuras complejas de distribución de contenidos (semanales, quincenales, por módulos, por temas, como pseudored social, …), etc.

Por tanto, grandes beneficios de su uso para obtener un sistema de aprendizaje, transmisor y de distribución masiva. Entonces, ¿dónde se halla el problema?

El problema fundamental viene del propio alumno. Alumnos con capacidades diferentes que se uniformizan usando, si se me permite el símil por considerarlo adecuado, algo que no se diferencia mucho de un libro de texto tradicional. Un sistema estructurado, de tal forma que el docente es quien gestiona sus propias aulas virtuales y, donde los alumnos disponen de una lista de material organizado de una determinada manera. En definitiva, poco menos que un libro de texto con un maravilloso CD (actualmente ya se están empezando a sustituir por DVDs) pegado en su contraportada.

Por tanto, otro sistema rígido de aprendizaje. Se intenta uniformizar un aprendizaje con las mismas herramientas analógicas que existían antaño. Algunos dirán, “es que podemos personalizar los temas y hacerlo más atractivo visualmente”. Siguen sin darse cuenta de que lo importante no es el contenido ni el continente (aunque alguno sea más apetecible). Lo importante es la “adaptabilidad”. Un sistema rígido no puede adaptarse. Un sistema rígido va a seguir siendo rígido aunque le añadamos los mayores efectos 2.0 que conozcamos.

Algo falla cuando la alternativa al libro de texto son los pdf, cuando la alternativa a las clases magistrales son PowerPoints (o maravillosos Impress, para aquellos amantes del software libre) llenos de letras y fechas a recordar o, el encapsulamiento de los mismos, de gestión por parte del docente que, no permiten ser adaptables ni escalables a lo largo del desarrollo de la materia.

No digo que no me parezca útil utilizar un entorno como Moodle, pero ello no obsta a que tengamos que complementarlo con otros sistemas que permitan aprendizajes más individualizados. Es un buen elemento de apoyo, pero no es el elemento exclusivo sobre el cual tenemos que basar nuestras clases.

Necesitamos un sistema que nos permita adaptarlo en cada momento, y con mucha facilidad al desarrollo de las clases. No hacen falta quizás tantos elementos tecnológicos y, quizás un sistema mucho más interactivo (que puede incluir o no elementos multimedia -útiles, pero a veces usados como el fin y no como el medio-) y manipulable por el propio docente.

En definitiva, usar Moodle o cualquier otro elemento de aprendizaje de forma masiva en las aulas de nuestro país, despersonalizando la función del docente sigue teniendo graves errores metodológicos detrás. El primero es la innecesaria existencia del propio docente (si los alumnos saben leer y manejarse en el entorno, ¿qué sentido tiene que la Administración contrate docentes?) y, en segundo lugar y mucho más importante, “los conocimientos encapsulados (en cualquier tipo de cápsula o píldora) sin una buena posología de los mismos, no tiene ningún tipo de sentido”. Perder el tiempo usando lo que no se debe para no conseguir lo que se pretende es un grave error. Es decir, que tal como comento en el título, usar los LMS como métodos exclusivos de aprendizaje es un modelo totalmente caduco e ineficaz.

  • http://elearninginthecloud.net Enrique Aliende

    ¿No os parece que Moodle puede ser usado con diferentes enfoques?

    Creo yo que, en este caso, la herramienta por si no es lo que despersonaliza la función del docente, sino la forma en que se emplea.

    Enrique

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      El uso de Moodle bajo diferentes enfoques sería ideal, ¿pero hasta que punto es eficaz una herramienta a la cual tenemos que dedicar mucho tiempo en personalizar -para obtener esos diferentes enfoques- y, la cual después sólo vamos a usar “compartiendo” con otras herramientas? Y, en caso de usarla como método en “exclusiva” de formación, ¿dónde hay un sistema efectivo de evaluación del resultado del uso de dicha herramienta en función del aprendizaje de los alumnos?

      Se trata de una buena opción para complementar la docencia, pero se está cometiendo el error de considerarla “en exclusividad” como la solución para cambiar los libros de texto por algo más 2.0. Y eso no es.

      • Manuel

        Hola:
        Como se comenta más arriba, creo que moodle no tiene nada que ver con un modelo caduco. Es simplemente una herramienta con muchas herramientas.
        El provecho que se haga de esta herramienta dependerá del enfoque que le de el diseñador. En mi caso, he llegado ha diseñar un curso sin un solo texto…
        Saludos
        M

  • http://alexarabat.adimena.net Alex

    Creo que el final del articulo “usar los LMS como métodos exclusivos de aprendizaje es un modelo totalmente caduco e ineficaz.” es un comodin a usar con muchas otras palabras.

    Algun ejemplo:

    “usar las sessiones presenciales como métodos exclusivos de aprendizaje es un modelo totalmente caduco e ineficaz.”

    “usar las cápsulas de vídeo como métodos exclusivos de aprendizaje es un modelo totalmente caduco e ineficaz.”

    En resumen: estoy muy de acuerdo con el artículo pero llego a la conclusión que qualquier metodo de aprendizage exclusivo és un error :)

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      Tienes toda la razón. Cualquier método de enseñanza-aprendizaje usado en exclusividad es un error, pero a la vista de como se están implementando los cursos basados en Moodle (a nivel de formación del profesorado para que pueda implementar un aula virtual para sus clases) se está cometiendo el error de priorizar las características de la herramienta por delante de la metodología utilizada.

      No es Moodle, es la inexistencia de una buena metodología en su uso (ya que más del 90% de los cursos elaborados en Moodle los cuales he visualizado son poco menos que un libro de texto digitalizado).

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://domingomendez.blogspot.com Domingo Méndez

    Querido Jordi, ya se ha dicho, el problema no es la herramienta sino el uso que se haga de ella, el problema no es libro sino la manera de utilizarlo, el problema no es la escuela sino la manera de entenderla. Con moodle, con un libro y en muchas escuelas se pueden hacer maravillas con ilusión, con ganas y un poco de imaginación.

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      Ya sabes Domingo que prefiero la ilusión, las ganas y la imaginación a cualquier herramienta (más o menos cool).

      Intentar usar píldoras “estandarizadas” y “rígidas” como la mayoría de cursos de Moodle en las aulas heterogéneas de nuestro país está abocado a ser un fracaso. Y, si dicha formación en la herramienta se hace sin que el docente tenga claro el “horizonte final” (lo que se pretende usando dicho medio de comunicación) estamos apañados. Y esto no es exclusivo de Moodle.

  • http://eduideas2.blogspot.com/ eduideas

    Para personalizar Moodle en vez de poner un único itinerario basta con sugerir caminos diferentes a cada alumno

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      En teoría lo que comentas es muy bonito. Tan sólo le veo una pequeña pega… ¿de dónde sacamos el tiempo para diseñar y gestionar un aula virtual para 25 alumnos de tal manera que cada uno de ellos disponga de itinerarios alternativos dentro del propio entorno virtual? Y ello extrapolándolo a los grupos que tengamos, lo que puede hacer necesario el diseño e implementación de más de un centenar de itinerarios que, a lo largo del curso y en función del resultado que nos estén dando, nos veamos obligados a modificar.

      No es cuestión de usar Moodle u otra herramienta. Es cuestión de tener claro para qué la vamos a usar y las limitaciones, como las que he expuesto en el artículo, que presenta una de ellas en concreto (tomándome la licencia de considerar los LMS como herramientas).

      • http://eduideas2.blogspot.com/ eduideas

        Se puede crear primero un itinerario básico: si fallas X, pasa a este ejercicio, si no, pasa al siguiente, etc. Luego pon unos cuantos ejercicios como extras voluntarios y un trabajo a escoger entre tres. Ya empiezas a tener itinerarios. Y desde luego, sigamos luchando por la reducción de ratios que no permite personalizarlos a fondo

      • Barullo

        Moodle tiene recursos más que suficientes para adaptar el currrículo a las necesidades de cada alumno (por ejemplo con el recurso lecciones). Además es también suficientemente flexible para adaptarlo al día a día de una clase. Evidentemente esto requiere de tiempo de dedicación que no tenemos. Por eso pienso que las administraciones deben facilitar ese tiempo. En Galicia se convocan licencias de tres meses para desarrollar materiales ce este tipo.

  • http://santiagofbarrero.wordpress.com/ Santiago Barrero

    Comparto en gran medida el contenido de tu post. De hecho es lo mismo que llevo diciendo casi diez años, cuando empezó a gestarse la burbuja del e-learning, de las plataformas y los estándares.

    Inevitablemente, usar una plataforma equivale a “plataformizar” metodologías. Someterse a estándares equivale a estandarizar metodologías. Por esa misma razón siempre me he negado a participar de esas herramientas limitantes. Es la tecnología la que debe adaptarse a la metodología, no al revés, que es lo que ha acabado imponiéndose -era más fácil y barato “enlatar” y reutilizar contenidos, y al final el cliente compraba por comprar, porque tenía presupuesto para ello, aunque casi nadie usara lo que se compraba- hasta el batacazo final.

    El único elemento que no se ha modificado, porque todos los demás: contenidos, soportes y cachivaches tecnológicos más o menos útiles o inútiles, han ido variando desde los tiempos de la “enseñanza por correspondencia” que se anunciaba en los tebeos del Capitán Trueno y El Jabato, pasando por el bluff Aulavía, hasta hoy; pero la metodología no se ha movido un centímetro desde que yo pasaba por delante de la sede de CCC en San Sebastián camino del colegio hace ya muuuchos años. Y como bien dices, no ha habido ni un intento (serio) de adaptar todo el sistema al usuario -a CADA usuario- y sus necesidades. Para llegar a este lamentable destino no hacían falta tanta alforja.

    El estado actual del sector -excepto en el ámbito universitario- ha pagado el justo tributo por someterse a los dictados de los tecnólogos y los ejecutivos de empresas del sector que sólo se preocupaban de las ventas y de tener el cachivache más guay. Bueno, y por ser justos del todo, el tributo por entregar la formación a la voracidad parásita sindical y de las organizaciones empresariales.

  • http://www.guim.net jordi guim

    Encantado con estas reflexiones, que, en general comparto.
    Insisto en el problema de la uniformiazación y la necesidad de la diversidad. Creo que debemos ser conscientes de los riesgos que supone la tecnología basada en modas, mercados y programas generales. tengo pánico a un futuro tecnológicamente uniforme.
    Me dan repeluse los libros de texto y los curriculums globales. Creo que el sistema debe tener mayor confianza en los profesores y tolerarás la diversidad.

  • Pingback: El modelo caduco del uso de Moodle para el aprendizaje | XarxaTIC « Curso-Online.com

  • Pingback: Moodle i Google, encaixen? | El Bloc de la Unitat Tecno-Didàctica