Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email 0 0 Flares ×

A propósito del nuevo curso que empieza a poco menos de diez días, me gustaría hablar de un concepto que quizás sea recurrente, como es el tema de la involución educativa. Para aquellos menos doctos con las cuestiones lingüísticas, tan sólo recordar que el proceso de involución es aquel que implica retroceso (y con suerte detención o parada) de un proceso evolutivo. En el caso educativo, aunque muchos esperemos esa gran evolución (matizada por defensores del avefenixmo -aquellos que quieren que la Educación renazca de las cenizas mediante el desballestamiento de todo el sistema educativo actual-) nos encontraremos en un centro no muy diferente del que abandonamos hace unos meses.. unas aulas quizás más llenas (o no), unos ordenadores muy bonitos en sus respectivas cajas (o no), una mano de pintura en las paredes de nuestros viejos o nuevos centros (o no), etc. pero ningún indicio de que se esté produciendo una verdadera evolución del propio sistema.

 Seguimos hablando desde púlpitos y entornos abiertos donde es difícil entrar sin acompañamiento, de cánticos oscuros de magia y hechicería, de sermones, monsergas u homilías…en definitiva, de aire sin renovar y experiencias sin demostrar o validar (fuera de los entornos individuales en los que nos moveremos o se moverán dentro de las aulas).

Involucionar bajo pretextos evolutivos, mediante aumento de potestades sancionadoras de los equipos directivos, uso de PDIs para proyectar las mismas cosas que en una maravillosa pizarra verde o negra de tiza nos escribían nuestros docentes, elaboración de proyectos educativos para conseguir subvenciones, realización de maravillosas reuniones de coordinación cuando somos incapaces de coordinarnos durante un café, etc. es craso y recurrente error. Pero, ¿qué puede hacer una minoría de docentes frente a ello? ¿Evolucionar y arriesgarse a la involución administrativa, o sumarse al maravilloso carro de la comodidad horaria e involución sin responsabilidades?. Depende de las ganas de lucha y del espíritu filibustero que se tenga… con todos los riesgos que ello conlleva.

No es una cuestión banal, no se trata de hacer maravillosos materiales (con o sin TIC), no se trata de propósitos utópicos, no se trata de ser una estrella mediática en diferentes foros… es más fácil que todo ello, es simplemente decidir qué queremos y asumir las consecuencias que implique esa decisión.

Es difícil contrarrestar una involución realizada desde despachos (con apoyo de pseudoorganizaciones que dicen representar a la comunidad educativa) con una evolución a pie de aula, pero esos alumnos que algunos no han conocido nunca (ni ganas tienen) y que muchos queremos conocer se lo merecen.

No me gustaría acabar sin agradecer esta entrada al impulsor de la misma @juandoming, que en uno de sus imprescindibles tuits me ha hecho reflexionar sobre ello.

8 Comments

  1. Pues a pesar de esa involución que a veces,no cuesta percibir en el ambiente, yo empiezo el curso con ilusión, comienzo ciclo y por tanto alumnos/as nuevos.
    ¿Cómo venzo las dificultades o contrariedades? Porque estoy convencida de lo importante que es educar desde y con el corazón.

    Reply
    • Al fin y al cabo, a pesar de todo lo que se pueda extraer del artículo, lo que tendremos serán aulas nuevas (o viejas) de determinado curso o cursos llenas de personas (nuestros alumnos)… y ello será lo realmente importante del nuevo curso.

      Lo demás (burocracia, instrucciones contradictorias, elementos tecnológicos, etc.) siempre será mucho menos importante (aunque reconozco que puede influir en nuestro día a día como docentes). Por tanto, la evolución empieza por uno mismo.

      Reply
  2. Estimado Jordi Martí,que no debemos confundir con Jordi Adell,aunque ambos defienden el mismo ¿”futuro educativo”? de la mano de las TIC.Destacas en todos tus artículos con ¡¡¡valentía!!!,verdades que con seguridad,algún disgusto te habrán ocasionado.Señalas: “¿Evolucionar y arriesgarse a la involución administrativa, o sumarse al maravilloso carro de la comodidad horaria e involución sin responsabilidades?”.

    Desafortunadamente muchos/as se suman al maravilloso carro de la comodidad horaria,la no implicación en proyectos,la no implicación fuera del horario lectivo,la no implicación por razones familiares,la desmotivación por razones económicas(menos sueldo),sociales(no respetados ni por arriba ni por debajo),del entorno próximo(celos profesionales),de los cambios legislativos por doquier,de la falta de compañerismo,de la falta de compromiso administrativo a la hora de apoyar un proyecto en un determinado centro,de la actuación desmotivante de muchos inspectores…..

    Así pues,TODO queda al final resumido en las ganas de lucha y del espíritu filibustero que uno tenga ¿verdad Jordi?.

    Sin embargo,quisiera finalizar manifestando que los apenas 3000/4000 docentes comprometidos con la escuela 2.0 ahora mismo,en España,seguimos teniendo esas ganas de lucha y aún mejor,ese espíritu filibustero.Luego,la ESPERANZA en lograr avances año tras año con las dificultades y riesgos que entrañan (que no son pocos)demuestra la fortaleza y naturaleza de los mismos.

    Probablemente que estemos todos/as conectados a Twitter,facebooK,Google +,Edmodo…genere ese optimismo y en medida aún más importante esa fortaleza que SIEMPRE es colaborativa y compartida.

    See you my friend.:-)

    Reply
    • Muchas gracias por el comentario, aunque me gustaría matizar algunos pequeños detalles:

      - En mi caso no defiendo un futuro educativo de la mano de las TIC, más bien “un futuro educativo” (con las herramientas y recursos que podamos disponer y su uso de la mejor manera posible). Las TIC son grandes herramientas, pero pensar en que la no disposición de esos elementos en nuestro centro nos impida ese “futuro educativo” sería un error… con lo que tengamos, nos apañaremos ;)
      - Mi compromiso no es con la Escuela 2.0 es con los alumnos. La Escuela 2.0 como filosofía la comparto, pero como el plan que se está vendiendo (mediante incorporación de cachivaches de manera errática y con una formación repetitiva de mala calidad) a la comunidad docente… mi respuesta es NO. No quiero esa Escuela 2.0 que me viene impuesta por personas que nunca han pisado un aula.

      En lo demás, comparto la ilusión de esos cientos (e incluso miles) de docentes que creen en una Escuela mejor (aunque sea desde la realidad del día a día).

      See you… y de disgustos, por suerte, los menos.

      Reply
  3. A pesar de que la realidad de mi escuela es muy mejorable, yo tengo “mono” de niños.Quizás sea porque me divierto, pero llegaré en septiembre distinto a como salí, con nuevas ideas a desarrollar, nuevos mundos sobre la educación que he conocido y que desconocía en junio…Lo que puedo hacer, lo hago, y en ello concentro el trabajo (y el ocio); lo que no puedo hacer, no me como más el coco, no se puede hacer.Disfruto haciendo lo que es posible y priorizo como importante.Jordi, me parece que tú también disfrutas y es una suerte, trabajar y además disfrutar…Gracias por premitir expresarme en tu sitio.

    Reply
    • Todas las realidades de centro son mejorables, aunque finalmente lo que nos importa es nuestro trabajo individual (compartido con el disfrute en algunos casos) con nuestros alumnos.
      Destacar una cosa que comentas, que muchas veces se nos olvida:
      Disfrutar haciendo lo posible y priorizarlo como importante

      Tan sólo decirte que vuelvas y te expreses cuando/cuanto quieras Manuel… porque esta es tu casa.

      Reply
  4. Como siempre es un placer leerte.
    Es sin duda una de las grandes aportaciones que nos han hecho las tics, encontrarnos con quien pone voz a los propios pensamientos.
    Siento no ser optimista respecto a la reflexión que haces. El ambiente escolar que vivo día a día, desde hace ya muchos años, me impide serlo.
    Empiezo el curso con ganas y sigo, esperemos que dure, disfrutando en clase, pero el que año tras año las transformaciones(evolución) que soñé en la escuela, se hayan quedado en más aparatos, más colorines, más escaparates…y siga sin haber reflexión seria en los equipos de centro sobre el qué, el cómo y el para qué de nuestro trabajo, no facilita el mirar el futuro de la escuela con demasiado optimismo.
    Es bueno, sin embargo, encontrarnos y seguir. Creo que la cosa lo merece.

    Reply
  5. Si Jordi si, pero mira la parte la buena que la hay, y además echando mano del refranero ya sabes eso que dice que hace más el que quiere que el que puede. Prefiero verlo en positivo porque si me pongo en negativo el panorama es para llorar y aquí no te ofrecen pañuelos, así que p´alante ;-)

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: A propósito del nuevo curso que empieza a poco menos de diez días, me gustaría hablar …
  2. Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión - est - [...] No related posts. XarxaTIC [...]
  3. Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión | A New Society, a new education! | Scoop.it - [...] Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión A …
  4. Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión | Educación a Distancia (EaD) | Scoop.it - [...] Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión A propósito del nuevo curso que …
  5. Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión | Formació per a persones adultes | Scoop.it - [...] Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión [...]
  6. Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión | Educacion, ecologia y TIC | Scoop.it - [...] Involucionar o evolucionar, esa es la cuestión A …
  7. Para reflexionar | CEIP Doctor Gregorio Chil y Naranjo - [...] http://www.xarxatic.com/involucionar-o-evolucionar-esa-es-la-cuestion/ [...]

Deja un comentario

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email 0 0 Flares ×