La mayoría de los docentes suspenderían la Selectividad

oposiciones_a_maestrosEn el día de ayer una de las noticias más comentadas por los docentes fue la que publicó El País sobre el ¿nivel? de los maestros que se presentaron a oposiciones en la Comunidad de Madrid. Una prueba de conocimientos que, un porcentaje demasiado alto de aspirantes, falló estrepitosamente. Unos errores que, a pesar de ser graves, se entremezclan por diferentes motivos políticos (poner en el mismo saco no saber las provincias por las que pasa un determinado río y el cambio de unidades es algo que demuestra mucha intencionalidad). Unos errores que van a impedir a muchos aspirantes poder acceder a su plaza docente. Unos errores que, quizás yendo por todas las aulas de nuestro país, nos encontraríamos que son habituales entre sus maestros, ya funcionarios.

¿Es realmente grave ese bajo nivel de cultura general para impartir clase en determinadas etapas? ¿Qué es lo que demuestra realmente esta prueba? ¿Quién es el culpable de que una parte tan importante de maestros presente este déficit de conocimientos de cultura básica? ¿Dónde quedan las Facultades de Magisterio? ¿Dónde queda la sociedad? ¿Dónde queda la cultura del país? ¿Dónde queda el sistema educativo? ¿Dónde queda la realidad política? Muchas causas y culpables que se van a ir de rositas porque, no lo olvidemos… la culpa no es sólo de los opositores.

Me gustaría que algún día en nuestro país se planteara una situación… hacer pasar a todo el profesorado de Secundaria por la Selectividad. Me gustaría saber los resultados. Bueno, puedo intuirlos. Estoy convencido de que mucho profesorado de Secundaria de nuestro país suspendería. Estoy seguro también que, habría más de uno y de dos que suspenderían la materia que imparten en Bachillerato. Por tanto, algo falla. No creo que falle sólo el modelo de examen. Creo que lo que falla es el modelo educativo. Un modelo educativo basado en datos. Unos datos que se olvidan. Unas operaciones matemáticas (y, ojo, no estoy refiriéndome a las operaciones básicas) que jamás van a ser necesarias utilizar. ¿Alguien ha usado los logaritmos neperianos para algo? ¿Y las matrices?. Unos conocimientos que, difícilmente, van a ser necesarios recordar. No sólo pasa en matemáticas. También en las otras materias. En biología la cantidad de huesos de nuestro organismo, la denominación de los músculos, nombre de algunos tipos de rocas, etc. ¿Es realmente imprescindible lo anterior? Podría seguir hablando de las otras materias pero me he acordado conforme iba escribiendo de las anteriores. Conocimientos inútiles que, una vez superada la prueba de filtro (léase Selectividad) pasan a algún oscuro lugar de nuestro cerebro. Bueno, en algunos casos, hay personas que tienen la suerte de conseguirlos eliminar. Algo realmente se está haciendo mal en el sistema.

Quizás deba plantearse un cambio de modelo educativo. Basado en conocimientos necesarios e imprescindibles, aderezados por dotar al alumnado de las herramientas para estimular su espíritu crítico y la búsqueda de información. Dotar de capacidad de autoaprendizaje en función de la demanda. Permitir que el alumno, más allá de cuestiones que van a olvidar, aprenda dónde y cómo usar lo que necesite en cada momento.

Finalmente, no me gustaría finalizar el artículo sin extrapolar lo anterior a otros colectivos. ¿Alguien se cree que la mayoría de médicos aprobarían el examen de Biología de Selectividad? ¿Alguien se cree que la mayoría de economistas aprobarían el examen de Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales? ¿Alguien se cree que la mayoría de ingenieros aprobarían Tecnología Industrial? ¿Alguien se lo cree realmente? Eso sí, de los políticos, especialmente de los nombrados para cargos educativos, prefiero no comentar sus habilidades para ello.

Comments

  1. says

    De nada sirven los datos y la información por sí solos, sin sentido, fuera de contexto. Sin embargo, algo que es tan evidente parece que se olvida en las escuelas. Aprender Historia consiste en la exposición, retención y repetición de una sucesión de fechas, nombres y acontecimientos; aprender Física en la memorización de las fórmulas necesarias para resolver problemas sobre situaciones ideales en las que un cuerpo se desliza por un plano inclinado; aprender Matemáticas en la ejecución de cálculos aplicando algoritmos que no se entienden, y así sucesivamente.
    Cuando eran poco más que niños, si es que llegaron a ir a la escuela, nuestros abuelos intentaron escribir la fórmula del hipoclorito de sodio, del sulfito de bario o del carbonato ferroso; nuestros padres y nosotros también, al igual que nuestros hijos. Nunca supimos cómo eran, donde estaban, qué color o que sabor tenían, ni para qué servían, ni por qué esa fórmula era así y no de otra manera. Pocos sistemas son tan conservadores, tan capaces de repetirse a sí mismos, de perpetuarse, como lo es la escuela.
    http://www.otraspoliticas.com/educacion/especialistas

  2. Rafonix says

    Entiendo como examen no sólo el día que uno se presenta a resolver las cuestiones, sino todo el proceso que lleva a ese examen. Si mañana me pidieran resolver una prueba de selectividad de todas las asignaturas, seguro que obtendría peor nota que cualquier alumno que se presente ese año, Si me dijeran tienes un año para preparar la prueba, estoy seguro de que pocos alumnos obtendrían mejor nota.
    La información que han dado acerca de las pruebas para maestros en la comunidad de Madrid, no sé si aclaran si los opositores tenían claro que esas cuestiones entraban dentro del temario.
    Por otra parte, incidiendo en el tema de magisterio, siempre me he preguntado cómo es posible que las “especialidades” que pueden cursar en la carrera sean: “inglés”, “Educación Física”, “Infantil”, “Música”, “Pedagogía Terapéutica” y “Primaria” ( Sería esta especialidad la adecuada para impartir las “asignaturas importantes”, mates, lengua, conocimiento del medio). Creo que sería necesaria una mayor especialización en las materias importantes, como de hecho se hacía antes.

  3. says

    Quizás haya que analizar más detenidamente los datos que dan en el País (que es vergonzoso que se preste a estas estupideces sensacionalistas) y, sobre todo, los que encubren. Por suerte, para no tener que hacerlo uno mismo ya lo ha hecho un compañero de Matemáticas:
    Manipula que algo queda

  4. florentino says

    Yo soy docente, número tres de mis oposiciones (libres y nacionales) Sobresaliente final de carrera y con un currículo más que digno. De los cuatro ejercicios obligatoros de selectividad aprobaría el de mi asignatura y probablemente el de idioma. En el resto haría el más espantoso de los ridículos….No creo que fuera el único.

    Me llama la atención que los titulares se refieran a los docentes. Ya que dudo que ningún notario, ingeniero de telecomunicación, dirigente de banca, azobispo, bioquímico, o rector de Universidad pudiera hacer un papel mucho más digno en la PAU (ya no se llama selectividad, recuerdo).Si alguien tiene dudas las pruebas está colgadas en la página web de las Consejerías de Educación.

    Por cierto, yo tampoco pasaría el bachillerato, y aunque me duela reconocerlo ni la ESO….posiblemente los padres que tengan chcos en este nivel y que hayan visto los exámenes que superan sus hijos puedan decir algo al repecto, pues a ver qué españolito, de entre los colectivos citados es capaz a la vez de resolver una ecuación trigonométrica, bregar con una oración subordinada adjetiva, clasificar los invertebrados, escribir más de cinco líneas sobre el reinado de Isabel segunda. explicar la diferencia entre una sonata y una sinfonía, decir qué tiene que ver la dignidad humana con el libre albedrío (no no es de Filosofía, es de EPC), pues todo ello son contenidos de la ESO junto con el “reported speech” y las medidas del campo de balonmano con las correspondientes reglas de juego de este deporte…..y a pesar de ello tenemos una gran onsideración laboral y personal y nos permitimos pontificar sobre lo divino y lo humano

    Y es que los chicos de ahora son de un inculto que marean no como nosotros.

    ·Esto me lleva a preguntarme qué falla si el objeto a medir o el instrumento d medida…
    Un saludo

Deja un comentario