Los MOOCs. Empieza el negocio

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email 0 0 Flares ×

logocertificadocourseraEste último año ha sido el del auge de los MOOC (Massive Online Open Courses). Unos cursos, inicialmente promovidos por determinados docentes o expertos educativos, que finalmente han recibido el empujón final gracias a determinadas entidades que facilitaban la plataforma para que dicha docencia virtual pudiera llevarse a cabo (entre ellas, las más conocidas han sido Coursera y Udacity).

 Un modelo que se basaba en el altruismo docente y, en el cual, los docentes involucrados en los mismos no recibían ningún tipo de compensación económica. Ahora la baraja se ha roto. El primero en romper la misma ha sido Coursera quien, según su blog, pasará a ofrecer certificados propios para quienes superen determinados estudios. Unos certificados de coste reducido (de 30 a 100 dólares) sin ningún tipo de reconocimiento académico por parte de las Universidades de origen (las de los docentes que ofertan el curso). Unos certificados defendidos por parte de las autoridades educativas de esas Universidades bajo el siguiente discurso:

“Cuando comenzamos a ofrecer nuestros cursos en Coursera, encaminados a ampliar el alcance de las fortalezas intelectuales de nuestra Universidad más allá de nuestros propios salones, a un aula global, ahora, esperamos que estas credenciales, aunque no contribuirán directamente para obtener un título, otorgan a los estudiantes de todo el mundo, de todas las edades, culturas y recursos la oportunidad de tener una credencial legítima por su trabajo con el fin de avanzar en su carrera o para satisfacción personal” (Peter Lange, director de los planes académicos de la Universidad de Duke)

Por tanto, ya vemos que las Universidades, frente a un fenómeno que posiblemente les pudiera llegar en un futuro a quitar parte de su pastel (no olvidemos que la mayoría de ellas se rigen por cuestiones económicas -no académicas-) se intentan adaptar a la sangría de estudiantes que dichos cursos pudieran provocarles. Por ello esta decisión de Coursera. Una decisión que, no tengo ninguna duda, va a ser próximamente tomada por otras plataformas y Universidades (que, curiosamente, se hallan detrás de las plataformas gratuitas anteriores).

Comments

Trackbacks

  1. [...] En la práctica esta iniciativa supone abrir la educación superior a cualquier persona, sin necesidad de una matrícula universitaria. Una pregunta que cabe hacerse sobre esta propuesta es ¿por qué se ofrecen contenidos gratuitos que hasta ahora costaban dinero? Al ser gratis, ¿va a dejar de ser un negocio la Educación Superior (muchas universidades privadas ofrecen MOOC’s)? La respuesta es que los beneficios se obtendrán de la certificación, no de los contenidos. Es decir, si queremos que nos acrediten la formación obtenida entonces tendremos que pagar. Os dejo aquí tenéis una reflexión interesante sobre esta cuestión. [...]

Deja un comentario