Los problemas reales de la Educación actual

77 Flares Twitter 48 Facebook 23 Google+ 6 LinkedIn 0 Email -- 77 Flares ×

Estos últimos días son muchos los docentes, y otros miembros de la comunidad educativa, que están hablando sobre las últimas declaraciones de nuestro inefable Ministro de Educación (y cosas varias). Unas declaraciones en las que hablaba de la necesidad de “españolizar a los niños catalanes” mediante la posibilidad firmar conciertos con colegios privados con dinero público para que den educación en castellano en las comunidades donde no se puede estudiar en la lengua común. En la vorágine del auge “nacionalista”, estas declaraciones han servido para que muchas personas relacionadas con el colectivo docente en esas autonomías (especialmente en la balear, catalana y valenciana) hayan hecho determinadas actuaciones en sus centros y aulas para demostrarle al señor Ministro que ellos apuestan por la “catalanización”. Que el castellano no es algo más que un residuo de antaño que tiene que ser reformulado en una supuesta Cataluña independiente. Reformulado en el sistema educativo del futuro Estado catalán.

No me puedo creer el nivel tan bajo en el que se ha caído a la hora de defender determinados puntos que afectan a las futuras generaciones. Unas generaciones que están siendo manipuladas (y lo estoy diciendo con todas sus letras) por parte de la propia mediatización de un problema que, a algunos (ya no tengo tan claro ser de la mayoría), nos importa más bien poco (y si lo hace es para consumo e ideología propia -no para abocar en nuestras aulas-). Que lo vemos como una estrategia de derivar los problemas reales del sistema educativo hacia parámetros que tienen más de sentimental que de imperiosa necesidad de mejora. Una estrategia a la cual se están sumando algunas multinacionales para hacer más leña con determinados tipos de adoctrinamientos (el vídeo a continuación -en catalán- no tiene desperdicio).

¿Por qué no hablamos de los problemas reales y nos dedicamos a hablar de aspectos que tienen que mantenerse al margen del sistema educativo? Ya sé que el sistema educativo tiene que estar entroncado con la sociedad que le rodea pero, ¿hasta qué punto es lógico con la que está cayendo centrarnos en una campaña mediática, hábilmente orquestada por diferentes personajes, para que no hablemos de cosas más serias? ¿Es realmente necesario hablar de españolizaciones y catalanizaciones de un modelo educativo que tiene problemas más acuciantes? ¿Es coherente que los mismos que ahora están en contra de la españolización y a favor de la inmersión lingüística (léase los principales cargos de los partidos más nacionalistas e independentistas) lleven a sus hijos a centros educativos donde esa inmersión no se da?

Dejemos el tema y pasemos a cuestiones realmente importantes. Importante como es que hasta los diez días de baja de un docente no envíen un sustituto. Importante la existencia de grupos de más de 35 alumnos. Importante también el aumento de tasas académicas en diferentes etapas. Importante la futura Ley Orgánica (otra más en muy pocos años). Importantes demasiadas cosas.

Algunas cosas realmente importantes que tienen poco a ver con sentimientos, siempre comprensibles. Realidades que, más allá de banderitas o demagogias varias, son las que están marcando el devenir del curso. Un curso muy complicado por las dificultades que se nos ofrecen. Un curso muy complicado por la gran cantidad de esfuerzo que se dedica a hablar de cosas “poco importantes” en detrimento de acciones para arreglar lo esencial.

Reconozco que es muy bonito hablar de sentimientos, emociones, banderitas, bailes regionales y castillitos visualmente muy coquetos pero, en el día a día de un aula, lo que se necesita es otras cosas. Dejar de perder el tiempo en anacronismos serviles, hábilmente planificados, en los que más de uno ha caído con las cuatro patas, y dedicarnos a reclamar y a cuestionar lo que está fallando en el sistema educativo.

Un sistema que falla por muchos sitios. Donde se tienen que abocar, pero sobre todo racionalizar, muchos recursos que, como siempre, va a estar en manos de los sentimientos. De la necesidad de ser su Escuela. La Escuela de la comunidad educativa de varios orígenes e ideología. Una comunidad educativa globalizada y, por ello, rica en matices. Da igual ser una Escuela catalana, valenciana, española, bereber, etc. ¿Por qué hay necesidad de buscar enfrentamientos donde no los ha habido nunca? ¿Por qué parece que sea hoy en día tan necesario demostrar que uno es diferente de sus vecinos?

Los chavales no se merecen esto. Ni por un lado ni por el otro. Sobran la profusión de banderitas representativas. Sobran nacionalismos y falta demasiado sentido común. Un sentido común nublado por noticias de importancia nula pero que sirven para esconder las realidades de nuestros alumnos. Las realidades de las situaciones económicas duras. Las realidades de que siempre van vestidos igual. Las realidades de que algunos sólo se alimentan en el comedor escolar. La realidad de una gran parte de la sociedad que lo está pasando realmente mal.

Cuánto mayor es la desesperación, más se nubla el sentido común. Y en ese contexto, los mismos siempre sacan tajada.

6 Comments

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo en que hay problemas infinitamente más importantes en la educación y que en estos últimas semanas se están escondiendo tras cortinas de humo, de forma deliberada.
    Hay alumnos desatendidos por falta de personal y a los que se les está negando la igualdad de oportunidades,cuestión que debería ser su piedra angular.
    Pero, ¿no crees que la inmersión lingüística debería ser un tema ya normalizado?.Como tú dices, ¿por qué buscar enfrentamientos? Es un poco cansado tener que estar justificando porqué en Cataluña se aprende en catalán. Y cuando se pone en duda, ¿no se puede tener derecho al pataleo?
    Es repugnante que los políticos que defienden la inmersión lingüística sigan educando a los suyos en escuelas elitistas, como lo hacen igualmente aquellos que están en contra de la inmersión.
    Dicho esto, lo del vídeo es vergonzoso y también,por suerte, insólito.
    Gracias por leerme.
    Un abrazo

    Reply
  2. Desde fuera de Cataluña, la verdad es que tampoco es un problema real, pero que gran tema para tapar la realidad, no solo educativa sino de todo el contexto social, la verdad es que es se puede aprovechar desde los dos nacionalismos. Lo cierto es que la sociedad es muy fácil de manipular y así nos va. Desde la escuela se pueden crear tendencias políticas de futuro, podemos crear buenos ciudadanos, responsables, juiciosos y que sean capaces de tener SU PROPIA OPINIÓN o podemos hacer lo que se ve en el video que es lamentable, pero bueno allá cada uno con su conciencia, por cierto me ha impresionado la motivación económica que tienen estos niños/as a la hora de plantear su postura. De nuestra responsilidad como maestros depende el fomentar el espíritu crítico en nuestros alumnos, es inmenso el poder que tenemos en nuestras manos, y sin un uso responsable se puede convertir en una bomba de relojería

    Reply
  3. No se puede desligar la educación de la sociedad en la que está inmersa; no se puede separar de su historia, su economía y su política, ni se puede aislar de sus costumbres, sus oficios, sus artes, sus creencias y sus valores. Es el resultado de todos ellos y, a la vez, la que los transmite, los perpetúa y los genera.

    Y lo mismo sucede con la escuela, que es un producto social; una institución regentada por educadores, por personas que se consideran con la autoridad, la preparación o la licencia necesarias para educar. Una organización que tiene como objetivo instruir y formar; es decir, transmitir conocimientos y destrezas y, también, modelar al que se educa, inculcándole los valores, creencias y códigos de conducta de cada comunidad.

    Al universalizar la escolarización, a medida que las sucesivas generaciones han pasado obligatoriamente por la escuela, hemos llegado a pensar que la educación es el resultado de un proceso institucional dirigido por los educadores. Así, aunque muchos coinciden en la necesidad de cambiar la escuela muy pocos se plantean la posibilidad de erradicarla, de sustituirla por otra cosa.

    http://www.otraspoliticas.com/educacion/desmontar-la-escuela

    Reply
  4. Otro tema que debería ocuparnos es el papel de la concertada en la educacióno … ¿pueden hacer lo que hacen con el dinero público?

    Reply

Deja un comentario

77 Flares Twitter 48 Facebook 23 Google+ 6 LinkedIn 0 Email -- 77 Flares ×