Moodle ha muerto

tumba_1Moodle ha muerto. En pocas ocasiones me atrevo a exponer algo de forma tan clara y contundente. Moodle nos ha dejado. El modelo que pretende seguir manteniendo el uso de una plataforma rígida, simple receptáculo de conocimientos, de aspecto feo y curva de aprendizaje no demasiado sencilla murió al nacer. Un nacimiento avalado por miles de participantes en un proyecto libre que pretendía ofrecer un entorno de aprendizaje gratuito, impulsado hace más de una década, ha sido eliminado de las necesidades más perentorias del mundo educativo.

Moodle ha sido el fiel reflejo de lo peor en la formación del profesorado. Cientos de miles de horas, a nivel estatal y en las diferentes autonomías, basados en la herramienta. Cientos de cursos empezados, utilizados y, en más de un 99% de los entornos virtuales creados como trabajo final de los mismos abandonados al poco de nacer. Estadísticas sobre su uso falsificadas para satisfacer a la administración y muchos formadores que, a día de hoy, siguen viviendo del cuento formando en una herramienta que ha perdido todo su sentido en la era de las redes sociales y de los blogs (unos espacios que algunos mataron y que siguen con más vigencia que nunca).

Con Moodle debería llegar el fin de una etapa. La etapa de centrarse más en la herramienta que en lo que podemos hacer con ella. La etapa de priorizar la herramienta por delante del aprendizaje. La etapa de intentar llenar las necesidades con algo que no las cubría en su momento.

Me acuerdo del primer curso que impartí a mis compañeros sobre la herramienta. Hace de ello casi diez años. Desde entonces he ido trasteando con las diferentes versiones que se han ido sucediendo. Algo, por cierto, nada satisfactorio. Versiones que, a pesar que algunos fanáticos de la herramienta se empecinen en defenderla a capa y espada, sigue adoleciendo de fallos importantes (su parte social deja mucho que desear).

No es cuestión de llorar. Se trata de una simple herramienta. Lo que deberíamos hacer es reflexionar. Ver que es lo que ha fallado en su introducción. Analizar la cantidad de dinero tirado en enseñar a funcionar una herramienta que, con la evolución de la tecnología, sabíamos que en poco tiempo iba a quedar superada por otras. Cambiar el modelo formativo que necesitan nuestros docentes.

Moodle ha muerto. Me reitero. Lo que, lamentablemente, no ha muerto es las ganas de algunos de seguir viviendo de ello y de las administraciones en seguir potenciando la herramienta. Esto no es 2.0, esto es un auténtico despropósito. Aprender de los errores es positivo, intentar minimizarlos bajo capas de supuesta necesidad algo deleznable.

Moodle, descansa en paz.

Comments

  1. Jaime Ruiz says

    Moodle no solo no ha muerto, sino que en las nuevas versiones está mejorando visiblemente. Además su estabilidad de funcionamiento es ejemplar en un software open source. Lo que está casi muerto es el nivel del profesorado que intenta utilizar esta herramienta sin implicarse lo más mínimo en su entrenamiento: un pésimo conductor no llega a destino ni con un Ferrari. Menos 2.0 como si mencionarlo fuera la panacea y más implicación en el proceso de enseñanza aprendizaje con moodle o con la herramienta que cada uno prefiera.

  2. malenarobe says

    Conocía Moodle de la universidad y cuando lo he vuelto a utilizar hace como un año y medio para un pequeño proyecto, me ha parecido eso, que está muerto.

    Voy a probar schoology, pero ¿me podrías recomendar alguna otra herramienta? Idealmente, busco uno que permita preparar curso pero también tener un pequeño módulo para profesores (con materiales, guías etc).

    ¡Muchas gracias!

    • Jordi says

      Hay muchas herramientas disponibles para lo que planteas. Incluso, existiría la posibilidad de montar, mediante Google Apps (algunas de sus aplicaciones disponibles), de gestionar los permisos en un blog o site. Para algo más complejo (o un entorno virtual más dirigido), quizás valdría la pena probar Chamilo pero, a la postre, de lo que va a depender el éxito del curso es que la herramienta sea atractiva, fácil de usar y permita centrarse en el contenido del mismo y en las estrategias de enseñanza-aprendizaje.

      A propósito… imprescindible una herramienta que posea buena capacidad de feedback (en eso las redes sociales -incluyo en las mismas Edmodo y Schoology- tienen una potencialidad muy grande).

  3. Laura says

    Moodle se ha vuelto cada vez más complejo y dificil de aprender a manejar. Las últimas versiones son cada vez más lentas y consumen más recursos. Yo he sido siempre muy partidaria de Moodle y he trabajado con él desde sus inicios, pero ahora ya no me gusta tanto.
    Cuando alguien me pregunta por una plataforma de código libre, sencilla de utilizar e intuitiva, recomiendo Chamilo (http://www.chamilo.org).

    • Jordi says

      A mí me gusta más Chamilo que Moodle pero jamás cometería el error, después de la experiencia de Moodle, de sustituir una herramienta con otra. Quizás lo que debería plantearse es un nuevo modelo de formación docente, basado en la distribución de varias herramientas de curva de aprendizaje sencilla y enfocado más al uso de aula (que a las potencialidades de las mismas).

      Hablar de Moodle, Chamilo, e incluso alguna red social como solución a los problemas de aprendizaje es seguir cometiendo errores. Errores que deberían habernos hecho escarmentar (aunque algunos aún no lo hacen). Es por ello que el artículo va en un doble sentido: Moodle y para qué usar una herramienta educativa.

      • SelenitaZul says

        Hola buen día Jordi.
        Leyendo el artículo y los comentarios, al fin encuentro algo que sustenta lo que trataste de decir.
        Pues no es la herramienta la que ha muerto o debe morir o la que haga rígido un proceso, es la dinámica, es comose usa. Por tanto Estoy de acuerdo cuando dices ” Quizás lo que debería plantearse es un nuevo modelo de formación
        docente, basado en la distribución de varias herramientas de curva de
        aprendizaje sencilla y enfocado más al uso de aula (que a las
        potencialidades de las mismas).”
        Es que no es que Moodle sea rígido, es que así se ha usado, y si no hubiera dido moodle sino otra herramienta, igual estaríamos ahora diciendo de ésta que ya debía finiquitar.

        Lo que se requiere es que se usen recursos que permitan una dinámica social, didáctica y pedagógica para procesos de aprendizaje.

        Por tanto se requiere de docentes que sean creativos, innovadores y ariesgados en el uso de recursos web (2.0, 3.0). Docentes con alta creatividad para el diseño de actividades de aprendizaje que estimulen el aprendizaje independiente de la herramienta.

        Ahí, te propondría que veas en moodle un uso creativo de espacios para la interactividad sincrónica y asincrónica, donde los participantes pueden interactuar de forma similar a como se hace en redes sociales, allí mismo se puede enlazar y hacer chat, y webconference; allí mismo se puede asignar un perfil de noteditingteacher a los participantes para que tengan más posibilidades; allí se puede usar entonces para que los participantes organicen a su gusto un portafolio o repositorio de sus cosillas, o lo pueden usar como recurso para content curation.
        En fin. Que lo que me parece no es tanto que se le de por muerto, es su uso rígido el que se debe revaluar para dejar en claro que el estilo de su uso, requiere sacudirse.
        Feliz día para todos.

  4. Andres Arcos says

    Moodle realmente ha muerto, su idea de una nueva forma de educación sigue viva, pero como plataforma para aprendizaje y evaluación 360 ya no es ideal. Creo que entre más simple la herramienta, más simple será aprender; y esto es precisamente es lo que ha pasado con Moodle: Se volvió complejo de aprender, las actividades son muchísimas, pero si hacemos unas métricas sobre su uso, veremos que estadísticamente su uso se basa más a foro, cargar actividades y calificación. A veces resulta mucho mejor Crear un grupo en facebook (tengo 3 grupos de estudio) y trabajar desde ahí. En este momento es mejor ir a donde están los estudiantes, facebook, instagram, twitter y utilizarlas integralmente.

    Si moodle quiere sobrevivir al e-learning, no sólo debe transformar su plataforma, sino su filosofía.

    Les recomiendo Course Builder, muy útil para crear MOOC

    Saludos desde Colombia

    • Jordi says

      Totalmente de acuerdo con lo que comentas. Moodle tuvo su importancia en su momento (empezaba la revolución tecnológica en las aulas). Lamentablemente, la evolución de la tecnología (especialmente la usada en las aulas) no va en el camino rígido que planteaba Moodle. Es por ello que debemos adaptarnos a los nuevos tiempos y, sin cometer los errores que hicimos cuando le dimos tanto pábulo a Moodle, usar lo que creamos conveniente en cada momento. Hay herramientas que en menos de una hora controlas, ¿tiene sentido usar algo que implica destinar demasiado esfuerzo al estudio de la misma?

      La filosofía del aprendizaje jamás se ha de basar en herramientas. Las mismas sólo deben ayudar a hacerlo más fácil e interactivo.

  5. Paz Barceló says

    Se están utilizando cada vez más plataformas más sencillas para el usuario que funcionan como las redes sociales utlizadas habitualmente. Yammer es una de ellas. A cambio, Moodle es software libre. Posiblemente estemos en una transición a otros modelos que faciliten la interactividad de manera más plausible.

    • Jordi says

      La herramienta se ha de invisibilizar. Buscar herramientas más “sociales” de curva de aprendizaje sencilla se hace imprescindible. Aunque, si lo que hacemos es sustituir Moodle por otra herramienta, lo importante es no cometer los mismos errores que hicimos antaño (en formación y gestión de la misma).

      No hay herramienta educativa, hay necesidad a satisfacer. Cualquier herramienta que implique destinar más tiempo a la misma que al proceso de enseñanza-aprendizaje debería ser desterrada de cualquier mochila digital.

      • Paz Barceló says

        Exacatamente, eso quería decir cuando hablaba de Yammer como un ejemplo. Aunque se utiliza para formación en empresas y organizaciones puede que acabe en uso escolar, o no. Pero se está sustituyendo precisamente porque imita el funcionamiento de los grupos de Facebook. Es más social y de funcionamiento más sencillo. Moodle tiene un formato que recuerda a herramientas del 2000, más que a las actuales.

  6. sidihabibi says

    Puede que sea útil para la enseñanza a distancia, pero a mí moodle nunca me ha parecido la solución a ningún problema en la enseñanza presencial. Uno de los problemas es, como bien dices, lo cutre que es en utilidades sociales. La cosa mejora bastante al integrarlo con Mahara, pero la integración es muy chunga de hacer.
    Rodrigo

    • Jordi says

      Ya rompes, como dices, uno de los principios que han de regir la elección de cualquier herramienta educativa: la facilidad de uso. Si tan difícil es gestionar una plataforma, cuyos resultados tampoco se demuestran relevantes, quizás llega el momento de buscar alternativas.

      Moodle tuvo su momento de gloria, ahora toca dejar de mirar hacia atrás e ir hacia un verdadero cambio educativo.

  7. Carlos Bravo says

    No quiero ser absoluto, si una herramienta muere o no, es por su empleo. Moodle sigue vivo, los que los empleamos somos los que lo dejamos morir. El pasado año escribí tres trabajos para la Red CUED sobre este tema, tal vez puedan ser interesantes, además del debate generado.
    http://blogcued.blogspot.com/2012/06/moodle-en-un-lado-y-las-redes-sociales.html
    http://blogcued.blogspot.com/2012/06/moodle-de-un-lado-y-las-redes-sociales.html
    Gracias

    • Jordi says

      Moodle sigue vivo porque sigue habiendo docentes que lo usan. Los libros de texto siguen vivos porque hay docentes que los hacen imprescindibles. Los deberes siguen existiendo porque hay docentes que mandan. Los aprendizajes no cambian porque muchos siguen manteniendo los mismos esquemas que antaño. Nada cambia si no se quiere cambiar y, para ello, Moodle es una herramienta que permite seguir manteniendo un modelo, para algunos, caduco.

      Dicho lo anterior también tengo claro que un docente se ha de sentir cómodo con la herramienta (o herramientas) que use ya que la herramienta siempre va a ser un medio, nunca el fin en si misma.

      Muchas gracias por los enlaces aportados. De gran interés para este debate que se ha generado.

      • Carlos Bravo says

        En este punto de la muerte de las plataformas, no solo Moodle, nos topamos con un problema complejo: los profesores no tienen el tiempo suficiente para explorar otras plataformas, aunque sean sencillas como se comenta.
        Concuerdo plenamente que enseñar Moodle es complejo, lo experimenté en muchos cursos que impartí sobre la plataforma, y al final te queda la insatisfacción por ver que los profesores solo emplean un por ciento bajo de sus herramientas. Lo que sí disfruté en estos cursos es ver que las habilidades que se crean pueden ser útiles para otras plataformas, por ello los cursos que comento, no solo se dirigían a Moodle, sino a su empleo didáctico.

  8. Bechy says

    Estoy de acuerdo con Jordi , y celebro q moodle muera, no pasa de ser una escuela con muros virtuales. Una herramienta que para administrarla tengas que hacer un curso, y luego explicarle de manera desgastante a tus alumnos como utilizarla es algo improcedente. A eso súmale que no es agradable a la vista.
    Además, ya es hora de compartir experiencias y conocimientos, si tienes un proyecto con tus estudiantes y te está dando resultados… ¿no es mejor que pueda servirle a otros estudiantes? ¿no es mejor que otros profesores puedan inspirarse con tu idea, tomar y aportarle? si prefieres el conocimiento enclaustrado pues ni siquiera utilices la web… quédate con los muros de cemento y los libros de papel.

    • Jordi says

      Éste es uno de los problemas del entorno. La dificultad de abrir los aprendizajes al exterior y mantener bajo una fortaleza digital (peor que la física de los centros educativos) el conocimiento. Otro motivo para optar por herramientas más colaborativas y abiertas.

  9. dgarridom says

    bueno, puedo estar de acuerdo en que tenemos que girar desde la gestión de la formación hacia el refuerzo de un verdadero aprendizaje.

    puedo estar de acuerdo en que moodle, quizá sea algo “durilla” en cuanto a interfaz,

    pero con todo mi respecto, me parece que algunas de las afirmaciones que haces en este post tan interesante, no favorecen en nada al mundo de la formación… profesores que viven del cuento?, entornos no utilizados?…. bueno, creo que no refleja con exactitud la realidad del sector de la formación ni mundo educativo…

    aún así, insisto, sí comparto la idea de aprendizaje vs gestión de formación

    Larga vida a Moodle !!

    • Jordi says

      El problema de Moodle tiene dos vertientes… por un lado el “monstruo” en que se ha convertido la herramienta (cada vez más pesada y menos intuitiva) y, por otro lado, el sistema de formación que se ha desarrollado para ella (una formación, exclusivamente, enfocada sobre la herramienta y no sobre lo que se puede hacer con ella en el aula).

      Las dos preguntas que me planteo hacen referencia a algunos casos que he observado: docentes cuyo leit motiv es dar cursos, sin tener conocimiento sobre la herramienta y basados en materiales de terceros (no es una excepción ya que, precisamente, la excepción es encontrarte con excelentes profesionales que conozcan a fondo la misma -que los hay-) y la proliferación de entornos no utilizados (el otro día tuve la oportunidad de ver la gestión del entorno de una CC.AA. y me sorprendió la falta de uso de los mismos -se puede controlar, desde el servidor, qué tipo de uso se está dando de la misma-). Por tanto, puedo hablar con cierto conocimiento de causa sobre el tema (y no sobre sensaciones).

      Una herramienta es lo que es y cuando ha dejado de tener valor (o han aparecido algunas que, de forma más fácil, permiten una mejor gestión del aula) no debe darnos pena cambiar. Como dicen, a rey muerto, rey puesto.

  10. Omar Miratía says

    Estimadoscolegas

    Saludos cordiales

    Nunca he comprendido el empeño de algunos colegas en tratar de influir en otros para que desechen o utilicen sistemas LMS como Moodle u otras herramientas de la Web 2.0, simplemente porque les gustan o no les gustan.

    En el año 2009-2011, se inició en el ámbito internacional una fuerte campaña de desprestigio del LMS Moodle, cuando su creador Martín Dougiamas junto a su organización moodle.orge, anunciaron el lanzamiento de la versión 2.0. Recuerdo
    haber leído pequeños artículos y aportes en algunos Blog que decían cosas como las siguientes: “La muerte de Moodle” [http://aprenderelfuturo.blogspot.com/2009/08/la-muerte-de-moodle.htmll, “No sólo se puede vivir sin Moodle, es que se vive mejor sin él ” [http://www.xarxatic.com/no-solo-se-puede-vivir-sin-moodle-es-que-se-vive-mejor-sin-el/], “La muerte de los Entornos Virtuales de Aprendizaje” [http://e-aprendizaje.es/2010/03/11/la-muerte-de-los-entornos-virtuales-de-aprendizaje/], entre otros, de los cuales surgían opiniones normales, algunos a favor, otros en contra.

    Cuando leí los comentarios anteriores y aprovechando que fui invitado como conferencista nacional en la “VII Expedición Eduweb 2011”, junto a un gran amigo, escribí un artículo para presentarlo como la conferencia, titulado “Moodle y su Integración con la Web 2.0 como apoyo a la Educación Superior” (Universitaria), en el entendido de que debemos sumar o aportar herramientas, no “matar” o “eliminar”, en el entendido de que “divide y vencerás”. Les comparto la conferencia y las presentaciones que utilice:

    1) Conferencia: http://issuu.com/omiratia/docs/moodle_integracion_web_2_0_educ_supe_ff1.

    2) Presentación 1: http://www.slideshare.net/omiratia/conferencia-vii-eduweb06072011omiratiaf1.

    Presentación 2: http://www.slideshare.net/omiratia/pantallas-moodle-y-su-integracin-con-la-web-20-como-apoyo-a-la-educacin-superior.

    Comparto algunos de los comentarios u observaciones de ustedes, en relación a la poca estética de la interfaz, así como el aumento en consumo de recursos, pero me identifico más con Jaime, en relación a las nuevas versiones. He estudiado la 2.5 y no solo es más intuitiva y completa, sino que además, es compatible con las redes sociales, los portafolios como Mahara y muchas herramientas Web 2.0.

    El problema no es del LMS: Moodle, Dokeos, Chamilo…, sino del poco conocimiento sobre éstas herramienta que tienen algunos docentes que utilizan las mismas, lo cual, como señala Carlos, los lleva a emplear solo un pequeño porcentaje de las herramientas con la que cuenta, en el caso de Moodle sus recursos, actividades y bloques, que como dice Andrés, “… se basa más a foro, cargar actividades y calificación”, entre otras, pero el problema no es de Moodle, sino de nosotros los educadores.

    Estoy de acuerdo con Jordi en que no se trata de “… sustituir una herramienta con otra.”, sino como afirmo en la conferencia, la importancia que tiene para el docente “apropiarse de las TIC”, las Redes Sociales, la Web 2.0, los sistemas o entornos personales de aprendizaje SPA/PLE, los sistemas LMS como Moodle, convencido de que las mismas, no son lo principal en el proceso de enseñanza y de aprendizaje, sino un medio más para apoyarlo.

    En éste orden de ideas, el “apropie” de las TIC”, significa les pierda el miedo, para conocerlas lo suficiente sin necesidad de llegar a ser un experto tecnólogo, anteponiendo siempre la pedagogía a la tecnología, y así, en su planificación, pueda decidir con propiedad, por aquello que nunca me cansaré de repetir y que me decía uno de mis profesores de Algebra del Pedagógico, de nombre Saturnino Fermín Reyes, “las cinco hermosas señoritas que me enseñaron
    cuanto se: qué, cómo, cuándo, dónde y por qué”.

    Es decir, qué tecnología usar (medio), ¿cómo utilizarla? (estrategia), ¿cuándo utilizarla? (tiempo-espacio), ¿dónde utilizarla? (contenido) y ¿por qué utilizarla? (objetivo o competencia). Todo lo cual tienen que ver con el buen diseño instruccional, que desde mi punto de vista, constituye más del 50% del éxito de un curso en cualquier modalidad educativa: presencial, mixta (blended), a distancia o virtual (e-laerning), el resto corresponde al estudiante (40%), cuando realmente cumple su rol de estudiar-antes, para ir al aula de clase [la cual debe ser vista como un ambiente sistémico de aprendizaje], con los conocimientos previos que le permitan alcanzar o desarrollar las competencia y construir su propio
    aprendizaje, con el apoyo del docente (10%), quien debe ser un experto en el contenido que imparte, y que además, deja de ser un dador de clase o pasador de programa, para convertirse en un verdadero guía, moderador, tutor o facilitador
    del proceso de enseñanza y de aprendizaje.

    Lo importante no es la plataforma o sistema LMS, CMS [Moodle, Dokeos, Chamilo…], sino el buen ”Diseño Instruccional” (objetivos, Contenidos, estrategias, medios, entre otros)”, la labor del Tutor y el rol activo del estudiante, así como la forma de integración con las redes sociales y la Web 2.0.

    Para concluir, tengo más de 10 años formando docentes en Moodle, pero no les enseño Moodle, sino que diseño estrategias que le permitan al docente aprender Moodle usando Moodle, así se logra un mayor uso, conocimiento y aplicación de los recursos, actividades y bloques de la misma, dado que los docentes llegan mediante sus vivencias, a conocer el potencial de la misma y saben hasta dónde pueden llegar con ésta.

    PD. Jordi, que me perdonen los árboles, estoy de acuerdo con los avances tecnológicos y los e-book, pero no hay nada más sabroso que tener un buen libro en la mano y disfrutar el placer de su lectura.

    Mis disculpas por lo extenso, pero estos temas me apasionan.

    Un e-abrazo y éxitos…!!!

    Omar Miratía
    [email protected]-UCV
    Caracas-Venezuela
    [email protected]

  11. popo says

    que no sepas como usarlo y aprovecharlo no quiere decir que este muerto

    Moodle es una excelente herramienta que como toda herramienta es el medio mas no el fin.

    Si eres un buen pedagogo puedes hacer una buena clase con una tiza y una pizarra.

  12. popo says

    ..leyendo tu perfil veo que escribes “formación en Ingeniería Agrónoma. Formación aunque nunca actuación… ya que antes de ponerme a ejercer como ello me dediqué a la docencia. Eso sí, estudios complementados por numerosos cursos sobre nuevas tecnologías, idiomas y similares. ¿Es lógico considerar que también soy máster de Educación y nuevas tecnologías por la UOC que me he sacado este año? En definitiva, papeleo con muchas horas detrás, pero de utilidad más que cuestionable.

    Docente de profesión pero no de vocación, al igual que la mayoría de docentes de secundaria y muchos”…….

  13. salem says

    no se como estudiante o como profesor, Pero como desarrollador moodle, es desde la base un sistema que quiere reinventar un rueda cudadrada, junto con una documentacion horrible, y una comunidad minuscula.

Trackbacks

Deja un comentario