Plan piloto de uso de tabletas en la Comunidad Valenciana

anotatabletas1En el día de ayer se comunicó oficialmente la puesta en marcha de un plan piloto para implementar tabletas en la Comunidad Valenciana para el curso 2013-2014. Un plan piloto destinado a los alumnos de quinto de primaria. Un plan piloto que incluye todos los puntos a tener en cuenta para fracasar, con seguridad prácticamente absoluta, en su implementación. Unos puntos que, por despropósito educativo, merecen ser analizados con un cierto detenimiento.

Así que, si me lo permitís, analizaré grosso modo el comunicado mediante el cual se anunciaba dicho plan.

La conselleria de Educación, Cultura y Deporte pondrá en marcha el próximo curso 2013-14 un programa experimental para el fomento del uso de libros de texto en dispositivos electrónicos tabletas en los centros educativos públicos y concertados de la Comunitat Valenciana.

Causa sorpresa (por no decir otra cosa) ver en qué va a consistir dicho plan de uso de tabletas. Uno se plantea la posibilidad de ver novedades metodológicas o cualquier otro tipo de “experimentos educativos” pero, lo que nunca puede pasar por la cabeza es leer el destino que van a dar a dichas tabletas… las van a utilizar para fomentar el uso de libros de texto. Es decir que, tal como se plantea, se van a digitalizar los libros de texto actuales para colgarlos en pdf y que el alumno, en lugar de tener que ir pasando las hojas, vaya con su “dedito” (el plan va destinado a quinto de primaria), sin necesidad de mojarlo, pasándolo a lo largo de la pantalla táctil para ir pasando las hojas del maravilloso pdf que hayan escaneado y vendido como “gran adelanto educativo” las editoriales.

El párrafo anterior no son sólo imaginaciones de quien escribe, ya que en el siguiente párrafo la Conselleria lo ratifica.

El pilotaje que se pondrá en marcha el próximo curso constituye una experiencia que permitirá evaluar la incorporación en el proceso de enseñanza y aprendizaje del libro de texto digital, así como su influencia en la mejora de la calidad educativa y en el éxito escolar del alumnado de quinto de Primaria.

Se va a evaluar la mejora de la calidad educativa que presenta el uso del pdf enriquecido (o no). ¿Por qué no se plantea previamente leer la literatura de las diferentes experiencias que se han llevado a cabo con tabletas, en diferentes países y entornos, antes de usar a los alumnos de quinto de primaria de la Comunidad Valenciana como conejillos de indias?

El uso de las tabletas prevé además un inmenso campo de posibilidades para motivar al alumnado, así como para facilitar el seguimiento del rendimiento escolar por parte del profesorado e, incluso, de los padres y madres.

Tengo una duda… ¿qué posibilidades aportan las tabletas si se ha comentado que las mismas sólo van a servir para fomentar el uso de libros de texto? ¿Qué sentido tiene ese uso cuando, en un párrafo posterior, se habla de la necesidad de usar las mismas en entornos sin conectividad?

El principal objetivo de la aplicación del programa será posibilitar el ahorro económico entre las familias, dado que el coste que suponga la adquisición de la tableta será menor que el de la compra de los libros tradicionales. En concreto se estima que aproximadamente una familia podría ahorrar más de 100 euros por hijo en la compra de los libros de texto.

Ahorra resulta que el principal objetivo del programa no era mejorar el aprendizaje. Era posibilitar el ahorro económico de las familias ya que “el coste que supone la adquisición de la tableta será menor que el de la compra de los libros tradiciones”. Por favor, ¿no hay nadie que haya revisado el mercado de las tabletas capacitivas de 10 pulgadas (menos sería un despropósito)? ¿No hay nadie que se haya dado cuenta que las tabletas que pueden satisfacer las necesidades de dichos alumnos (a niveles de hardware) cuestan algo más de 250 euros? ¿Nadie suma al coste de las tabletas el coste de los libros digitales? Unos libros que, por muy económicos que sean, no van a dejar de sumar unos 50 euros al precio de la tableta anterior. ¿Realmente gastarse 300 euros en un plan, realizado a voz de pronto y con una formulación tan nefasta, es más barato que los libros de texto de ese año? Seamos sinceros… nadie garantiza que el plan se extienda a cursos siguientes. Nadie garantiza que el, presumible, fiasco haya hecho tirar 300 euros a las familias (suponiendo que no tengan mellizos o gemelos en el centro) a la basura.

Además, la tableta contempla ventajas adicionales como la permanente actualización de los contenidos, la inmediatez o el acceso a la información en distintos idiomas de materiales educativos como libros de texto, enciclopedias, agenda, calculadora o traductores.

Sigamos con las ventajas de la tableta. Una que se menciona, es la permanente actualización de los contenidos (¿serán las editoriales tan “buenas” para ir suministrando contenidos actualizados semanalmente?). Otra que también resulta curiosa es el acceso a información en distintos idiomas de materiales educativos como libros de texto, enciclopedias, agenda, calculadora o traductores. Es decir, novedades que no puedes hacer con el smartphone más sencillito. Novedades que no se han podido realizar hasta ahora. Ahora va a resultar que lo que se lleva haciendo durante más de una década (usar la wikipedia, la calculadora -la de toda la vida es más cómoda-, usar el traductor de Google, etc.) es una novedad.

Eso sí, si hay docentes capacitados para crear su propio material lo podrán incorporar a las tabletas.

El libro de texto digital en soporte tableta se utilizará en todas las asignaturas incorporando los contenidos de las editoriales colaboradoras o bien con los contenidos educativos elaborados por los profesores del propio centro.

Por otro lado, el profesorado que no viene utilizando libro de texto para impartir su asignatura, podrá también participar en el proyecto, teniendo a su disposición los beneficios que las tabletas le ofrecen e incorporando a las mismas sus propios materiales.

Se quiera o no se quiera se tiene que usar un modelo educativo transmisivo. Tanto si usas materiales externos (de editoriales, ya que no se plantea el uso de materiales libres que se encuentren disponibles en la red) o contenidos educativos propios tienes que usar la tableta como medio. O tableta o tableta ya que se dice textualmente que “el soporte tableta se usará en todas las asignaturas”. ¿Dónde queda la libertad del docente de usar sus materiales en la plataforma que crea más conveniente? ¿Dónde queda la posibilidad de que el docente se plantee hacer algo diferente si el corsé que supondrá el uso de tabletas aprieta aún más que el actual?

Otra duda que me sugiere el redactado anterior es que no tengo muy claro qué beneficios aportan las tabletas a alguien que crea sus materiales. Si un docente cuelga sus materiales en la red le es indiferente el dispositivo de acceso a los mismos mientras se disponga de conectividad. Y, si hablamos de crear apps específicas para la materia… ¿qué alguien me diga cuántos docentes, no sólo de la Comunidad Valenciana, están preparados para crear ese tipo de aplicaciones?

Finalmente viene la “trampa”. La realidad que se esconde detrás de este plan. Una realidad, como siempre, relacionada con determinadas empresas. Unas empresas que van a gestionar la plataforma online y vender sus productos. Unas empresas que van a tener la estrategia de márqueting a coste cero. Una estrategia de márqueting de la que se va a encargar la propia Conselleria.

La Conselleria ofrecerá un catálogo de materiales educativos de las distintas editoriales a través de una plataforma online que podrá a disposición de los centros educativos. Asimismo, la Conselleria ofrecerá al profesorado implicado en el programa y a las familias, a través de los Centros de Formación, Innovación y Recursos Educativos de la Comunitat Valenciana, una formación específica para el correcto desarrollo del programa en el mes de septiembre, antes del inicio del curso.

Hasta el momento, las editoriales colaboradoras en el programa, sin perjuicio de cualquier otra que pueda implicarse posteriormente, son Grupo Anaya, Algaida y Bruño, Bromera, Cambridge, Casals, Digital Text, Edebé, Everest, La Galera, McMillan, Oceano, Oxford U.P, Santillana, Serbal, SGEL, SM y Teide.

Las tabletas que se utilicen deberán tener autonomía suficiente para abarcar toda la jornada lectiva, y capacidad de almacenamiento suficiente para contener todos los libros de texto digitales.

No me gustaría finalizar el artículo sin remarcar que la culpa de que se implente dicho plan no va a depender de Conselleria. Va a depender de la aprobación del mismo por parte del Consejo Escolar. Por tanto, los culpables de que se lleve a cabo dicho “experimento” con los alumnos de quinto de primaria de su centro, van a ser los equipos directivos que lo propongan, los Claustros que ratifiquen llevarlo al Consejo Escolar y, finalmente, el Consejo Escolar (formado por el equipo directivo, maestros, padres y alumnos amén del infiltrado del consistorio de turno) que lo valide con su aprobación.

  • http://gravatar.com/luisfe8 elpelota75

    Les tablets per un costat i les editorials per altre trobe que seria el més positiu; si sóc professor de cinqué l’any que ve, pense treure-li profit a les tablets i no adquirir ningun tipus de material educatiu relacionat amb editorials… L’altra qüestió és si realment conselleria permetrà aquest fet… Si és així, el primer que haurà de fer es augmentar la connectivitat en el centre i ampliar la nefasta velocitat de la línia de dades… Excel·lent article com sempre Jordi… Una abraçada

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      El problema fonamental no és el sistema d’estructuració o disposició dels continguts. La qüestió fonamental és que es pretèn introduir uns elements tecnològics (les tauletes) sense cap tipus de pilotatge previ i recaient tot el cost damunt de les espatlles dels pares. Un pla estúpid, mal dissenyat i amb interessos molt foscos. A més, la Conselleria juga molt bé les seves cartes, perquè obliga a que els centres educativos, sota diferents arguments sense cap tipus de valor pedagògic, escullin anar pel camí que els hi marca. L’únic que et puc dir és que m’agradaria que les votacions fossin negatives i cap centre de primària es presti al joc. En cas de prestar-s’hi demostraria la manca de professionalitat dels seus docents i la “qualitat” de la seva AMPA.

      Els CEIPs no s’ho haurien ni de plantejar però, a l’igual que va succeir amb el contracte programa, tinc molt clar els principis de molts professionals. Uns principis que no tenen res a veure amb la qualitat educativa i sí molt amb l’escaparatisme i la individualitat.

  • Juan

    Hola Jordi:

    Antes de nada decirte que mi centro ha sido parte del Plan Piloto que la Junta de Andalucía puso en marcha para la experimentación de los libros en formato digital. Con la experiencia de dos años de prueba ya puedo decir que la cosa va a ir de un fracaso total a la desesperación más absoluta por parte de alumnado y docentes. En Andalucía el proyecto piloto se ha dejado morir, entre otras cosas porque con los recortes ya no hay apenas ordenadores en las aulas y menos que van a haber.

    Mi experiencia con los famosos libros digitales no ha podido ser más negativa. Vaya por delante que para las editoriales la cosa es un negocio, por lo tanto no venden los libros, los alquilan y los ceden por curso escolar, saliendo a unos 30 € por alumno/año. Pero los libros son bastante penosos; hay editoriales que se han limitado a enriquecer los PDF de sus libros (que los ceden en un pendrive con un año de caducidad) y otras que han creado unas plataformas de acceso a los mismos a través de una obligatoria conexión a internet. En este último caso hay enormes problemas de conectividad y de compatibilidad de los libros con los distintos sistemas operativos y resoluciones de pantalla de los ordenadores que se usen. Para ponerte un ejemplo, nuestra editorial (una de las que citas) fue incapaz de resolver una adecuada adaptación de su plataforma a los miniportátiles de que disponían los alumnos en Andalucía debido a su resolución de pantalla (1024×600). Hicimos de conejillos de indias en montones de facetas: problemas de conectividad de la plataforma, libros incompletos, problemas de acceso y seguridad…

    Y todo ello para disponer de materiales que puedes encontrar de libre acceso en la red y que tú te programas mucho mejor su uso y adaptación a tu alumnado.

    Si tuvimos todos esos problemas con ordenadores similares para todo el alumnado andaluz, no me quiero imaginar lo que será cuando cada alumno lleve un tablet de su padre y de su madre. Por otra parte, las tablets son mucho más frágiles que los ordenadores, sus sistemas no tienen muchas posibilidades que sí tienen los ordenadores y escribir en ellas es bastante incómodo.

    De todas formas, como bien dices, se trata de un negocio, no estamos hablando de Educación.

    Saludos

    Juan

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      Hola Juan,

      Conozco algo del plan piloto que llevó (está llevando) a cabo la Junta de Andalucía con libros en formato digital. En Cataluña, también hay un plan similar que, este último año en ausencia de subvenciones para los aparatos (o sea, ausencia de subvenciones para determinadas empresas y amigos) muchos centros se han visto obligados a repercutir el coste total del netbook sobre las ya maltrechas economías de los padres. Un plan que, después de casi un curso, te puedo decir que es un auténtico fracaso (las dos editoriales seleccionadas dan pena y los netbooks sirven, a la mayoría de docentes que se pervierten en el uso malévolo de esos contenidos en formato pdf con algún efecto de imagen o vídeo, para usos de desconexión de alumnos conflictivos –léase enchúfese y no me dé problemas-).

      Los conejillos de indias hemos sido muchos y, por lo que he oído hoy mientras almorzaba (el director y un compañero hablando de la posibilidad de cambiar los netbooks por tablets) el timo a los padres va a continuar, como mínimo, el curso que viene. Eso sí, un timo en pantalla táctil.

      Podríamos contar todos los que hemos intentado luchar contra el despropósito situaciones similares pero, lo triste, es que en las votaciones para continuar con esos planes inútiles y plagados de errores, la mayoría del profesorado vota a favor de continuar el engaño. Eso sí que es algo que me preocupa. Me preocupa y me entristece (más aún cuando los resultados se observan día tras día).

      Un buen negocio, con grandes vendedores que hacen el trabajo de algunas empresas (medios de comunicación, docentes y padres –que se creen las maravillas de lo inútil porque no lo conocen de primera mano-) que lo único que quieren es hacer negocio. En la introducción de tecnología educativa lo que menos ha importado por ahora es una mejora de la calidad educativa. Eso sí, queda muy bien la PDI cogiendo polvo ya que le da un color característico lleno de matices cromáticos.

      Muchas gracias por tu comentario.

  • http://gravatar.com/ventanianos Jorge Izuquierdo

    Si ya es mala la llamada “brecha digital” peor todavía es la aberración digital, pues es aberrante el uso que están dando a la tecnología en este país. Todo para que las editoriales sigan viviendo del cuento del papel.

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      Me gusta el concepto de “aberración digital”. Un concepto que clarifica lo que está sucediendo en las aulas de nuestro país desde el desembarco en cantidades industriales de parafernalia tecnológica sin haber realizado el previo cambio metodológico (necesario mucho antes de ese desembarco).

  • boss

    “las van a utilizar para fomentar el uso de libros de texto.” Sobran palabras.

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      A veces no sobran. Faltan, y muchas.

  • http://orientaguia.wordpress.com Claudio

    En la Región de Murcia y para el próximo año se va a implantar un programa similar: utilización de libros digitales sea en tablets o cualquier otro dispositivo.

    En cuanto a la formación del profesorado no se requiere un perfil ni experiencia concreta (primera estocada), eso sí, antes de comenzar habrá que realizar un curso de 10 horas de pizarra digital (que me digan que tiene que ver con los libros digitales) y otro de 10 horas de alguna herramienta o plataforma (creo que de moodle, por lo que servirá básicamente para saber cómo se acceder y poder crear el usuario y contraseña).

    En lo que no estoy del todo de acuerdo es en la responsabilidad de los Consejos Escolares y Claustros. Cuando anuncian un programa de este tipo te lo pintan todo muy bien: formación para el centro, recursos, conectividad,… e incluso te recuerdan las ventajas para padres y alumnos (motivación, liberación de peso, coste económico,…). Evidentemente, los datos de otras experiencias, proyectos,… lo tienen la Consejería. El centro no puede realizar una valoración global previa de la marcha del programa. Tampoco sabemos exactamente cómo va a ser el proyecto (hablo de los detalles), con lo cual, al final, o te apuntas algo a ciegas (lo reconozco) o pasa el tren y ya no tienes más opción (como ha ocurrido con otros programas).

    Evidentemente, sabemos que esto es el futuro, y uno no quiere perder los pocos trenes que pasen. Veremos donde llegan.

    Como siempre, gracias por tu reflexión.

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      La última noticia de la región de Murcia que leí hace bien poco hacía referencia al Universo Idea. Una maravilla según los directores que la habían usado en su centro. Es realmente curiosa la incapacidad de leer más allá de esos titulares y lo que se escondía detrás de esas afirmaciones de las cabezas mediáticas visibles. Algo que, por suerte, se ha desvelado después de hablar con algún docente implicado en esa prueba temporal y puntual cuya palabra más agradable hacia ese Universo ha sido… “bueno…”.

      Lo de las 10 horas de formación (o las pocas que se proponen en la Comunidad Valenciana en septiembre) para usar esos dispositivos es demencial. Nadie puede conocer un dispositivo con esa cantidad de formación (por buena calidad que tenga –podría discutirlo, pero compro pulpo como animal de compañía-).

      En referencia a sumarse a un proyecto “experimental” o dejar pasar el tren tengo muy claro siempre el sentido de mi voto. Los alumnos, como personas y parte fundamental del sistema, no se merecen que, por dejar pasar un tren, nos sumemos a proyectos de cuestionable viabilidad y resultados impredecibles (bueno, tan impredecibles no los son ya que empieza a haber suficiente literatura sobre el tema en otros países –curiosamente, los que mejores resultados sacan en las pruebas internacionales, son los que menos dispositivos tienen en el aula-). Lo de la tecnología educativa nos ha vendido algo que, tal como se ha vendido, ni necesitábamos ni aporta ninguna mejora significativa al aprendizaje de nuestros alumnos (salvo contadas excepciones, por “cabezonería” e “implicación hasta la extenuación” del docente que se ha planteado que eso “o funciona o funciona”).

      No me gustan los brindis al sol en algo tan delicado como la Educación y, si alguna cosa reconozco es cuando me quieren tomar el pelo, engañar a los padres y perjudicar a los alumnos. Este es el caso de los proyectos que se han vendido en nuestro país (o en algunas CC.AA.) relacionados con la tecnología. Suena decepción pero es simplemente una contrastación de lo que llevo unos años observando y leyendo.

      Gracias a ti por tu comentario.

  • http://www.inquietanzas.blogspot.com.es Elena Alfaro

    Jordi, te enlazo en la entrada de Inquietanzas. Tal y como yo lo veo esto es una muestra de cómo se defienden los lobbys. Era de esperar , señales tuvimos :(

    Buena entrada.
    Elena Alfaro

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      He leído con atención el artículo que publicas. Va prácticamente en la misma línea del artículo en el que estás comentando. Una visión realista de una situación, en su momento utópica y muy bonita (¡qué maravilloso que va a ser lo de las TIC! ¡qué mejora educativa!¡qué…!).

      Las señales hace tiempo que, con la crisis, están dejando de serlo para convertirse en realidades. Unas realidades que se ha de ser muy estúpido o ingenuo (bueno, creo que la ingenuidad ya pasa de la ralla) para no ver. Unas realidades que demuestran lo que se esconde tras la tecnificación (iba a poner militarización, ¿en qué debería estar pensando?) de las aulas. Unas aulas dotadas cada vez de más aparatos y menos sentido común. Un sentido común que parece que se vaya perdiendo conforme va pasando el tiempo. Un sentido común demasiado necesario e inexistente.

      Como un día le comenté a alguien a quien aprecio mucho… “del mercado vendrán, con colores dorados nos iluminarán y, a la ciénaga, nos empujarán”.

  • http://Apuntesmareaverde.org.es Miguel

    El proyecto de los libros de texto gratuitos con licencia Creative Commons ya está en marcha en la comunidad de Madrid.

    El curso pasado se editaron cuatro libros de la ESO, que se están usando en algunos centros. Más información en apuntesmareaverde.org.es

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      Conocía el proyecto. Debo reconocer que se trata de un buen planteamiento. Un planteamiento que debería ser el propio Ministerio o las Comunidades Autónomas quienes lo llevaran a cabo. Unas entidades más interesadas en beneficiar a “algunos” antes del ahorro que supondría este tipo de materiales. Un ahorro, sin disminuir la calidad (al tratarse de manuales avalados por la Administración), que permitiría que los padres fueran más desahogados en septiembre. Una cuesta que cada vez se hace más empinada para la mayoría de familias con hijos en edad escolar.

      • http://algoincomprensible.wordpress.com Paco Núñez-Romero

        Y si hay iniciativas buenas, de calidad, que permiten ahorrar dinero a las familias, modernizar el aprendizaje y cambiar las metodologías docentes, ¿dónde está el problema? La tecnología en sí no es mala, sino la forma en la que la uses. Si el libro de texto digital de la editorial no te gusta, crea el tuyo propio. Que ya tienes una web y te da igual el dispositivo con el que se acceda, pues no entiendo cuál es entonces el problema. Que el problema es que la Administración me obligue a utilizar determinada tecnología, pues úsala como mejor creas, que para eso se supone que los profesores somos especialistas en educación, para adaptar los medios a los fines de la mejor manera posible. De verdad, que yo no le veo tantos problemas al asunto…

        • http://www.xarxatic.com xarxatic

          Introducir tabletas, sin ninguna planificación (por mucho que se llame plan piloto), dentro de las aulas no te garantiza una mejora metodológica. Confundir elementos tecnológicos con mejora es algo que todos los estudios e investigaciones se están encargando de desmontar. Usar material prediseñado de consumo (no olvidemos que las tabletas, a diferencia de otro tipo de tecnología educativa, están diseñadas fundamentalmente para consumo de contenidos) es algo que no está permitiendo una mejora educativa real (más allá de “individualismos” concretos.

          En referencia a la posibilidad de que sea el docente quien cree sus propios contenidos es desconocer las capacidades del mismo. No es fácil crear contenidos y, mucho menos, que los mismos sean de calidad. Es por ello que se van a usar mayoritariamente encapsulados vendidos por determinadas editoriales y, después de ver la mayoría de los que están pululando por los centros educativos que conozco… qué nos cojan confesados.

          Es un problema serio desde el momento que se vende mediáticamente como lo que no es. Lo de las TIC como se han vendido desde la Escuela 2.0 ha un auténtico bluff. Un bluff que convendría analizar y cuestionar.

          Finalmente no me gustaría comentar que, después de haber hecho muchos números, aún no consigo ver ese gran beneficio económico en el uso de tabletas. Por cierto, un beneficio económico (que en caso que existiera) jamás debería primar sobre la calidad educativa.

          • Paco Núñez

            Absolutamente de acuerdo contigo: sin planificación concreta, el uso de las TIC no produce beneficios. Estamos en junio, tenemos 2 meses para planificar, porque la planificación depende de los centros, no de la Administración, pues pongámonos manos a la obra, ¿no?

            Y sobre que no es fácil crear contenidos propios… Ya, pero quién dijo que está profesión era sencilla? Por cierto, que hay por ahí muy buenos ejemplos de uso de tabletas para crear contenidos, no sólo para consumir (lo digo por cómo pueden usar las tabletas los alumnos).

            Creo que estoy bastante de acuerdo contigo en los planteamientos, sólo que yo creo que sí nos ponemos manos a la obra, todos los problemas que subrayas son solucionables.

            Saludos y enhorabuena por el blog

  • Pingback: Plan piloto de uso de tabletas en la Comunidad Valenciana | APRENDIENDO CONECTAD@S

  • http://www.facebook.com/miguelangel.arroyocique Miguel Ángel Arroyo Cique

    Pues yo creo que lo que está mal y muy mal es el planteamiento que se le quiere dar al proyecto, pero no la idea de introducir las tabletas en el aula. Creo que si a los maestros nos dejaran utilizar nuestro material que nos creáramos nosotros mismos y/o utilizar otro material libre de la red, así como utilizar aplicaciones muy interesantes que ya hay para el ámbito educativo la introducción de las tabletas supondría un avance notable. Ahora bien, para ello hace falta empezar por formar al personal, y con formar me refiero a formar y no a dar un curso de 10 ridículas horas, que yo tengo compañeros que aún no saben utilizar la pizarra digital, y eso que estas llevan ya conviviendo con nosotros unos 4 o 5 años y que se han hecho multitud de cursos para su manejo, como va a pretender la Conselleria que en 10 horas aprendan a usar una tablet? Ellos sabrán.
    Yo además de maestro soy desarrollador de aplicaciones, y veo en este un mundo nuevo por descubrir con infinidades de posibilidades, los maestros también podemos adelantarnos a lo que haga Conselleria, desde hace tiempo se sabe que las tabletas va a ser el futuro, pues por nuestra propia cuenta se puede investigar, aprender, empezar a programar contenido de tablets para que cuando nos llegue el momento no nos pille descuidados, esa también es nuestra labor!!

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      Estoy completamente de acuerdo con lo que planteas. Empezar por abajo. Empezar por ver el uso y planificar a todos los niveles (empezando por estirar de las orejas al docente para que empiece a moverse en esto de la tecnología educativa) antes de realizar una experiencia similar.

      Pero, debes reconocer que, a día de hoy y conociendo como están las cosas en las aulas de la Comunidad Valenciana (extrapolable a otras) hay otras cosas que hacer antes que seguir poniendo aparatitos y venderlos como la solución a todos los problemas. No sumarse a un carro de dudosas consecuencias es lo más acertado. Sumarse porque sí (o con la falsa excusa de no dejar pasar el tren) es como subirse a uno sin maquinista y con las vías que finalizan en un barranco.

  • http://elbauldelailusion.com altruista

    Estoy de acuerdo con el comentario anterior. Introducir tablets u otro dispositivo electrónico en al aula es un avance positivo. El hecho de hacerlo bajo unas premisas de utilización de un libro de texto digital concreto (que habrá que ver cómo es) es lo que a mí, personalmente, me frena. Actualmente, nuestro centro ha adquirido un soporte digital de la editorial planeta que va muy en la línea actual de digitalización de los contenidos. Pasan de escanear el libro digital, si no que crean sus propios contenidos a partir del currículo. Vídeos, animaciones, posibilidades de personalización, en constante revisión, abierto a todos… Dispositivo electrónico más cambio metodológico. Creo que ese es el camino.

    • http://www.xarxatic.com xarxatic

      No estoy de acuerdo. Introducir la tecnología en el aula (después de ya llevar unos años en algunas Comunidades con el plan Escuela 2.0 -bajo diferentes denominaciones-) no ha provocado una mejora educativa. No hay nadie que se atreva a decirlo. Más bien al contrario… si preguntas (incluso a los chavales) te comentarán que la mejora educativa tan maravillosa que se iba a dar no se ha dado.

      Después de ver el fiasco del proyecto anterior, ponerse a abrazar el uso de tabletas es algo para analizar. No se puede mirar desde la perspectiva de alguien que sí que va a sacar el jugo a las mismas por ser competente digitalmente. Se tiene que mirar de forma global y plantearse lo que ha pasado antes de tomar una decisión que va a afectar el futuro de los chavales. Y eso, muy pocos, se ponen a pensarlo.

      En mi centro después de ver el despropósito (dicho en voz alta por todos los docentes y gran parte de los alumnos -a excepción de los que se pasan las horas jugando-) del modelo 1 a 1 se insistirá el año que viene en pedir a los padres que sigan comprando portátiles a los alumnos. Eso sí… todo vendido como lo bien que va un auténtico desastre que pocos, por vergüenza u otros motivos, se atreven a denunciar en voz alta.

  • Pingback: + dispositivos | Pearltrees