¿Por qué el e-learning no funciona?

Puede parecer un titular interesado. De aquellos que parece que se han escrito para provocar reacción. De aquellos parecidos a los que anuncian defunciones masivas de los blogs, desapariciones de Facebook a corto plazo u otro tipo de noticias igual de sensacionalistas (y sin ninguna base) como las anteriores. No es así. Al menos esa no es su intención.

Simplemente se trata de comprobar, mediante una excelente infografía publicada en Learforward, como la mayoría de cursos de e-learning no reúnen la principal característica para ser un curso exitoso. Aquella que habla de la necesidad de que para cada hora de aprendizaje efectivo se destinen cerca de 200 horas para la creación de ese contenido. Unas horas que además habrán de ser creadas por diferentes profesionales. Cada uno con su faceta y con un control exhaustivo del producto final.

What Does It Take To Create Effective e-Learning - Infographic
Es curioso observar que en la realidad casi (siendo muy optimista) ninguno de los cursos de e-learning que se ofertan por las diferentes administraciones educativas o empresas privadas se ciñen a lo anterior. Ni en la distribución de tareas entre diferentes perfiles (ya que, curiosamente, el material acostumbra a ser realizado de forma individual) ni en las horas necesarias para obtener ese aprendizaje eficaz que se mencionaba al principio.

¿Dónde están los perfiles a la hora de diseñar un curso de e-learning? ¿Dónde están el director del proyecto, el diseñador instruccional, el diseñador multimedia, el desarrollador y quien finalmente valide dicho curso? Simplemente, no existen. Lo más habitual es alguien que desarrolle todo el proceso. Alguien que gestiona desde el diseño hasta la implementación del curso. Como mucho aparece algún informático para solucionar problemas técnicos puntuales. Más allá de eso…

Si partimos de un diseño e implementación de mala calidad, ¿cómo conseguiremos que el e-learning sea igual de válido que la enseñanza presencial? ¿Cómo conseguiremos crear aprendizajes de calidad cuando los mismos se basan en materiales que dejan, en la mayoría de casos, mucho que desear? ¿Cómo podremos hablar de un e-learning eficaz?

Queda mucho por hacer para que el e-learning no se convierta en una moda pasajera más y en una alternativa viable de futuro. Algo que pasa por reformular completamente sus orígenes y empezar a crear materiales en condiciones adaptados a las necesidades de los alumnos. Materiales y cursos a los que se ha de dedicar mucho tiempo. Mucho más tiempo del que ahora se dedica a unos materiales que, en la actualidad y de forma general, son bastante deficientes.

Comments

  1. says

    Producir un curso a distancia tiene una metodología instruccional propia, independientemente del medio de instrucción, sea éste impreso o electrónico. Ahora bien, estando de acuerdo con quien escribe el artículo respecto a la paroducción, me gustaría tener información referida a la base concreta para la aseveración: “como la mayoría de cursos de e-learning no reúnen la principal característica para ser un curso exitoso”. Es decir: ¿hubo una investigación donde se recabó data durante un lapso definido?, ¿dónde se encuentra esa data y los resultados de su procesamiento?
    Así mismo, es nerceario aclarar que e-learning no puede ser comparado con la educación presencial sino con otra forma de educación a distancia, donde solo varía el medio de instrucción.
    En la educacioón presencial hay de todo como en Botica, cursos muy b ien diseñados y otros no tan buenos y hasta algunos realmente deficientes, de esto hay mucha información basada en investigaciones publicadas en trevistas del sector.

    • says

      El gran problema de los cursos de e-learning que me lleva a afirmar esa frase que cuestionas es la proliferación de los mismos; la mayoría bajo ningún tipo de control de calidad del producto final por parte de ningún organismo que se encargue de su validación u homologación. La afirmación por tanto es coherente con lo anterior. Con el exceso de cursos de formación que no reúnen ni tan sólo los requisitos básicos en su generación (porque de su impartición es algo que no creo que sea relevante cuando el post habla sólo de su diseño, elaboración y control de calidad final) ni disponen de ningún mecanismo de validación final a posteriori de su impartición.

      No es cierto que no sea comparable con la educación presencial, ya que se le considera una alternativa a la misma. Una alternativa que, muchas veces se ve sustituida por b-learning (a caballo entre la presencialidad y la virtualidad). Aparte de variar el medio (en este caso la distribución del material y de los cursos) lo que varía en gran medida es su impartición. No tiene nada que ver impartir un curso presencial con uno virtual. Si se imparte de la misma manera estamos abocados a un fracaso.

      Cursos buenos y malos hay en presencialidad y virtualidad pero ello no obsta para que, en el caso de enseñanzas completamente virtuales, sea muy importante establecer algún mecanismo de validación coherente para que esa difusión masiva de cursos que “en muchos casos dejan bastante que desear” se pueda controlar.

      Finalmente, sólo informarte que si quieres buscar artículos científicos donde hablan de los problemas del e-learning y porcentajes de los mismos que son exitosos (comparativamente con enseñanzas presenciales) hay muchísima información en la red. Tanta o más que la que habla de la calidad de las enseñanzas presenciales.

  2. Mikel says

    La enseñanza es una cosa y el aprendizaje es otra. Parece obvio, pero hay mucha gente que cree que si le enseñan mucho y bien aprenderá mucho. No es cierto. Si el estudiante no hace el esfuerzo de aprender por sí mismo, no importa la calidad del medio que se emplee. Uno puede tener el mejor profesor de piano del mundo, pero si no estudia todos los días 8 o 10 horas, nunca será buen pianista. Y también ocurre al revés, con un mal profesor se puede aprender mucho si se estudia uno las materias y emplea otros recursos.

    • says

      Completamente de acuerdo con lo que planteas. Con la importancia de quien recibe la formación. Con su disposición a aprender. Con el esfuerzo que dedique. Pero tampoco conviene olvidar que, si un curso está mal diseñado e implementado (con una docencia cuestionable -y no me ciño sólo al tema del e-learning-) es mucho más difícil, por muchas ganas que le ponga el alumno, que el mismo pueda sacar un aprovechamiento a nivel de aprendizaje.

  3. says

    El año pasado trabajé de técnica en una administración educativa, había hecho un máster en e-learning e intenté posicionarme a favor de que se hiciesen grupos de trabajo para planificar y desarrollar las actividades a distancia… lo mandé a la mierda porque no me gusta darme cabezazos contra los muros.. los cursos de las administraciones educativas los realiza una/dos personas más o menos expertas en los contenidos del curso, que posteriormente suelen impartir el curso sin ningún tipo de formación en metodología e-learning y a correr… no digo que en ocasiones muchos participantes de estos cursos no saquen mucho, pero desde luego no se diseñan los cursos ni si tutorizan como se debería.

  4. Herson says

    La realidad no es tan catastrófica como comenta ese enunciado… El e-learning no funciona… Dejemos claro desde un inicio: ¿Qué indicadores son los que debemos considerar para emitir un enunciado de ese tamaño? CONOCER, organismo público encargado de normar competencias laborales presenta una NTCL para el diseño de cursos en diferentes modalidades… Ya hablamos de un organismo Evaluador. Ahora depende del modelo de producción por implementar puedes elegir desde Boutique hasta Células de Producción Multimedia e Hipermeria… Sin embargo todo esto es cosa administrativa, pedagógica y normativa. La única realidad es que la educación es para todos los que quieres y pueden, y sólo cumpliendo las dos condiciones. Estoy de acuerdo que todos debemos tener acceso a recursos educativos pero el aprendizaje sólo se dá en quien quiere y en quien puede… No más.
    Ya sea en un sistema presencial o en b-m-e-t (y todo lo que inventen) learning el estudiante aprenderá si quiere y puede. Aprender es una condición del ser humano y de casi todos los organismos. Aprendemos a pesar de la escuela y de todas las instituciones educativas.
    El fracaso está en querer hacer la educación OBLIGATORIA para todos, tenemos grandes músicos, bailarines, deportistas y genios metidos en instituciones que dicen qué deben aprender y cómo deben hacerlo, cuando a ellos les interesa otra cosa… Ahí es donde está el fracaso de todo lo learning… Los invito a leer un poco sobre el pensamiento divergente.
    Finalmente, trabajo en educación a distancia en línea generando modelos de instrucción telemática y lo que la experiencia me ha dicho es que los modelos de las instituciones educativas y sistemas económicos van a cambiar… Ahora hablamos de certificación de competencias y para eso Necesitamos Teoría Curricular de Redes… Haz lo quieras, estudia lo que quieras, prepárate y certifícate en lo que quieras… Por que si lo haces: serás lo mejor en eso que quisiste.
    Saludos y me en antaría leer sus apreciaciones.

Trackbacks

  1. […] ¿Por qué el e-learning no funciona? jQuery(document).ready(function() { var postView = jQuery("#post_3020893174 .postView"); jQuery(" .image .thisistherealimage", postView).slimScroll({ height: '700' }); }); From http://www.xarxatic.com – Today, 9:12 AM Puede parecer un titular interesado. De aquellos que parece que se han escrito para provocar reacción. Via Fernando Yanes […]

Deja un comentario