Redes sociales en la ESO

Fuente: Alberto Reyes en clasesdeperiodismo.com

Fuente: Alberto Reyes en clasesdeperiodismo.com

Podría haberme dedicado a hacer un estudio sesudo sobre el uso de redes sociales en la ESO. Podría haberme dedicado a pasar encuestas individualizadas y, en la redacción de la investigación, poner gran cantidad de palabras ininteligibles adjuntando una gran cantidad de bibliografía que ni tan sólo ojearía el lector más aficionado a ese tipo de investigaciones. En vez de ello, me he dedicado a hacer un cuestionario a mano alzada. A realizar un análisis grosso modo en mi centro con los chavales de la ESO. Unas preguntas que, realizadas en voz alta, me permiten dar algunos resultados que el sentido común (aunque a algunos no les guste oírlo) ya me avisaba que obtendría.

No es ninguna novedad encontrarme con la totalidad de alumnos a partir de segundo de ESO (con más de trece años) que tienen cuenta en Facebook. Tampoco me extraña que las cuentas se hayan creado con fechas de nacimiento falsificadas. Algunas tienen cerca de dos años. Por tanto, creadas en el intervalo que va del traslado de Primaria a Secundaria. Nada que sea descabellado. Una situación que, por habitual, no debe de llevar a alarmismos innecesarios. Algo que la prensa, cada vez más amarilla, se encarga de destacar en grandes titulares para asustar a la mayoría de padres con conocimientos tecnológicos limitados.

Tampoco me causa sorpresa que los chavales se conecten en muchas clases a las mismas. Los filtros que pone la Administración educativa son totalmente ineficaces. Para aquellos que los diseñan y los implementan sólo una palabra… Ultrasurf. Un programita que permite saltarse todos los bloqueos. Un programita que se han descargado la mayoría de los alumnos y que se usa de forma bastante habitual. Un programita que, lo único que demuestra, es lo inútil que es poner puertas al campo. Lo inútil de las prohibiciones tecnológicas. Lo lamentable e ineficaz que es cualquier tipo de bloqueo. Los chavales siempre van a tener mecanismos para saltárselo.

Por tanto ya tenemos dos premisas a tener en cuenta:

  • Los chavales tienen cuentas en las redes sociales (y las usan)
  • Los chavales conocen como saltarse todos los filtros que pueda poner en sus conexiones la Administración educativa de turno

Si lo anterior es cierto… ¿qué debemos hacer como Administración y como docentes? ¿Qué sentido tiene cerrar los ojos a la realidad y empeñarnos en no querer ver lo que realmente sucede en nuestras aulas?

La solución es simple. Educar en el uso de esas herramientas. Potenciar las buenas prácticas. Formar al docente para que no tenga miedo de enfrentarse con esta realidad.

La realidad, alejada de las soluciones eficaces. Aumento de prohibiciones. Aumento de recelos. Castigos ejemplares para el alumno que sea descubierto conectado a alguna red social en el aula. Yendo por un camino que, la experiencia, ha demostrado que es erróneo.

Un alegato en voz alta para permitir en lugar de prohibir, para educar en vez de penalizar, para abrir el aula a la realidad tecnológica que se halla dentro y fuera de la misma.

  • http://gravatar.com/batiscafo1 batiscafo1

    Sin lugar a dudas, y hoy tengo claustro al respecto… para mí introducir las redes sociales en la educación no es que sea preceptivo, o lo hacemos o lo hacemos.. creo que no hay más opciones (que por cierto, a mí me encanta usarlas en clase)

  • http://gravatar.com/ovcbosio ovcbosio
  • Margarita Tortosa

    Soy encargada de las actividades extraescolares de mi centro, he creado una cuenta en twitter y poco a poco los alumnos la siguen, y además se agregan a mi cuenta personal de tuenti sin ningún pudor (soy respetuosa, no hago ningún tipo de comentarios en sus perfiles), de vez en cuando publico eventos relacionados con el centro, subo fotos de visitas, convoco a los alumnos del viaje de estudios,,, y su poder de difusión es mucho mayor que por medios convencionales, tutorías, carteles….incluso mayor que el correo electrónico. “Si Mahoma no va a la montaña la montaña irá a Mahoma”…Un saludo

  • Pingback: Redes sociais | Pearltrees

  • Uno

    Hay un filtro completamente eficaz: quitarles los ordenadores y que aprendan algo en lugar de perder el tiempo. Hemos perdido el norte: el objetivo no es que los niños se entretengan y tengan mucho material, sino que aprendan. Antes, con mucho menos presupuesto, cuarenta alumnos por clase y, desde luego, sin ordenadores, terminábamos la EGB con unos conocimientos a años luz de los que tienen al terminar hoy la LOGSE (equivalente no a 8º de EGB sino a 2º de BUP). Hace veinticinco años el alumno promedio de 3º de ESO hubiera sido considerados en 5º o 6º de EGB carne de clase de educación especial. Pero bueno, tenemos la generación más preparada de la historia (eufemismo para la generación con más títulos regalados de la historia), y que salieran educados, o al menos alfabetizados, sería un terrible paso atrás.

  • http://www.facebook.com/ana.vinals.3 anavinals

    Actualmente estoy realizando mi tesis doctoral en torno a la temática del ocio digital de jóvenes vascos, esto es, estoy investigando como es el ocio digital de los jóvenes, que hacen en su tiempo de ocio en relación con las TIC, cómo las utilizan y que aprenden. Mi objetivo final se centra en impulsar una educación en ocio digital que va muy en la onda de lo que comentas en tu post. Hace falta educar en TIC y medios sociales. Es fundamental que los jóvenes sepan aprovechar las oportunidades que giran alrededor de las TIC e Internet, y para ello, hace falta unos docentes involucrados, activos y con interés en adaptarse a las necesidades educativas de los nativos interactivos.

    Muy buen post!!! ;-)

    • http://orientadoraformacion.wordpress.com Veronica Ruiz

      Buen post. La verdad es que no es demasiado lógico poner puertas al campo y es algo que llevamos haciendo demasiado tiempo. Estoy de acuerdo en que hay que educar a los alumnos en el USO DE HERRAMIENTAS. Eso es lo que es internet y las redes sociales. Lo de quitar los ordenadores sería como habernos quitado los libros, las bibliotecas o las libretas cuando algunos estudiábamos. A todas esas herramientas cada uno les dábamos un uso, si era el correcto aprendías, si los utilizabas para otras cosas, no.

      Creo que hay muchas iniciativas muy positivas entorno a las redes sociales y al uso de Internet en la educación y eso es lo que deberíamos fomentar. Nosotros en laeso.es ayudamos a nuestros alumnos en la utilización de internet para que puedan sacar el graduado en eso que en su momento abandonaron. Todo vale, desde twitter hasta facebook, pasando por los videos de YouTube para que el aprendizaje resulte más sencillo y se reduzcan los tiempos de comunicación y asimilación de conceptos.

      El problema, como casi siempre, es obviar esas herramientas y no enfocarlas al aprendizaje. Creo que hay que integrar el uso de las redes sociales en la formación, lo que nos llevará a verlas como un útil más, una parte de nuestra vida como quedar con nuestros amigos.

      Internet está aquí para quedarse y el no utilizarla sería como negar que los libros son fundamentales para la formación. Debemos guiar y apoyar, no limitar las posibilidades de aprendizaje.

      Besos,
      Verónica

  • Pingback: Redes sociales en la ESO

  • Pingback: Navegante inquieto 01-13 | Adrián Perales