Taxonomía de Bloom para la era digital. Concepto y herramientas

270 Flares Twitter 97 Facebook 140 Google+ 3 LinkedIn 30 Email -- 270 Flares ×

La taxonomía cognitiva de Bloom, para aquellos que no lo sepáis, clasifica las operaciones cognitivas en seis niveles de complejidad crecientes (recordar, entender, aplicar, analizar, evaluar y crear). Esta teoría permite conocer y desarrollar diferentes procesos educativos para llegar a lo más alto de la pirámide (crear). Con la taxonomía podemos saber las capacidades adquiridas por nuestros alumnos (por ejemplo, para que un alumno sea capaz de aplicar conceptos, ha de poseer las habilidades inferiores: recordar y entender).

Con las TIC, se han dado algunos efectos sobre esa taxonomía, que ha obligado a introducirlas como vemos en el siguiente gráfico, tomado de Eduteka (ver documento íntegro), realizado en base a la traducción del material que Andrew Churches tiene colgado en su wiki, la adaptación de la taxonomía original a la era digital (en nuestro caso, al uso de las TIC de forma masiva en el aula).

Por tanto, sigue basándose en seis niveles, aunque en los mismos se incorporan los hechos digitales que, se incorporan dentro de los anteriores como subniveles.

A pesar que en el gráfico superior quede bien definidas las habilidades digitales que nos permitirán completar cada uno de los niveles, puede ser conveniente el conocer qué herramientas nos permiten realizar esas tareas. Para ello, nada mejor que colgaros la pirámide de Bloom de Samantha Penney, donde aparecen algunas herramientas para usar en cada uno de los seis niveles taxonómicos.

Por tanto, algunas ideas y herramientas (que complementan a las de Google de las que hablé en un artículo anterior) para que sea más fácil que nuestros alumnos lleguen a la parte más alta de la pirámide y, de esta manera, sean capaces de “crear” en condiciones.

No me gustaría dejar de mencionar el error que supondría intentar llegar con nuestros alumnos al proceso de “creación” sin haber asimilado todos los niveles previos. Ello ocurre, lamentablemente con demasiada frecuencia, pero el efecto de tener una mala base, puede hacer que la propia pirámide se desmorone (con efectos auténticamente desastrosos para el proceso de aprendizaje cognitivo de nuestros alumnos). Por tanto, poco a poco, y sin obnubilarnos en que hagan grandes trabajos cara a la galería y, dedicando tiempo a que asuman los diferentes peldaños, y pasen en condiciones de nivel a nivel.


Comments

  1. says

    Ni soy científico ni soy muy organizado. Supongo que por eso me cuesta mucho aceptar taxonomías, pirámides, clasificaciones de herramientas e “itinerarios” formativos.

    Creo que se puede crear en cualquier momento y lugar del proceso, y con cualquier herramienta, y “aplicar” o “comprender” pueden estar tan altos en la pirámide como “crear”. Y a esa taxonomía le falta algo fundamental, de orden muy superior para mí y que no es automático ni “animal”: saber ver, escuchar, tocar, oler, saborear, algo que nos hace más humanos: sentir.

Trackbacks

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La taxonomía cognitiva de Bloom, para aquellos que no lo sepáis, clasifica las operaciones cognitivas en seis niveles de complejidad crecientes (recordar, entender, aplicar, analizar, evaluar y crear). Esta teoría permite ……

  2. [...] Taxonomía de Bloom para la era digital. Concepto y herramientas 31 enero, 2012By adminVia Scoop.it – EduMálaga TIC La taxonomía cognitiva de Bloom, para aquellos que no lo sepáis, clasifica las operaciones cognitivas en seis niveles de complejidad crecientes (recordar, (Taxonomía de Bloom para la era digital.Concepto y herramientas | XarxaTICVia http://www.xarxatic.com [...]

Deja un comentario