Tecnodependencia educativa

54 Flares Twitter 13 Facebook 35 Google+ 5 LinkedIn 1 Email -- 54 Flares ×

tecnodependencia_educativaAulas digitalizadas, materiales mediados por equipos informáticos y conexión a internet. La gran triada tecnoeducativa del siglo XXI. Tecnología de la que depende en exclusividad la mayor parte de la enseñanza que se está impartiendo en la mayoría de centros educativos. Tecnología que obliga a disponer de planes B que demasiados se niegan a preparar.

¿Es necesario que la Educación dependa de que la tecnología funcione bien en el aula? ¿Es tan imprescindible que se usen libros digitales y/o se hagan experiencias online? ¿Es tan beneficioso dejar en manos del entramado tecnológico cuyo uso depende en demasiadas ocasiones de la ley de Murphy? ¿Es tan malo que internet no funcione como debiera y obligue a enseñar con otro tipo de herramientas?

La mayoría de docentes, aunque no lo sepan y sigan haciendo lo mismo de siempre, han hecho necesidad que el equipamiento tecnológico funciones de forma correcta. Son numerosos los docentes que buscan al responsable de “arreglos técnicos” cualquier hora porque no les funciona el proyector, la wifi les va a saltos o, incluso, son incapaces de abrir sus equipos informáticos. Es, incluso curioso, como la mayoría de las actividades que antes se realizaban en cartulinas o en el taller están pasando a ser simuladas con programas informáticos o mediante aplicaciones que permiten hacer pósters multimedia. Creo que se está perdiendo el norte. Creo que usar la tecnología como herramienta imprescindible hace que nos perdamos gran parte de los colores que supone establecer aprendizajes analógicos. Aprendizajes tan simples como el cortar y pegar. Algo, curiosamente, que se contrapone con el uso habitual de los aparatos. Aparatos cuyo súmum del despropósito hace que en algunas clases de dibujo se use nada más que un equipo informático para, supuestamente, aumentar la creatividad.

Nos estamos volviendo unos tecnodependientes de cuidado. Tecnodependientes limitados por cuestiones técnicas de resolución demasiado lenta o problemas habituales. Tecnodependientes que preferimos “no ensuciarnos” antes que hacerlo. Tecnodependientes que estamos desterrando de nuestras aulas el aprender haciendo cosas maravillosas que no necesitan la tecnología para nada.

¿Tan malo es coger unos colores y un trozo de papel para ponerse a pintar? ¿Tan malo es, en lugar de usar el simulador eléctrico más habitual, ponerse manos a la obra y que conecten los chavales el circuito (incluso que sea a base de chinchetas y clips)? ¿Tan malo es que el alumno se ensucie? ¿Tan malo es que el alumno escriba a mano o experimente con las mismas?

Debo de haber visto la luz (o quizás me estoy haciendo mayor) porque cada vez soy más crítico con todo lo que signifique monoteismos educativos. Algo que hace mala la tecnología (como antaño hizo mala su infrautilización). No son las herramientas; es la capacidad de incentivar a los chavales mediante la experimentación (con o sin elementos tecnológicos). No olvidemos que no es lo mismo hacer pan que comerlo. El gusto es diferente, pero el proceso que ha llevado a la obtención del mismo de forma autónoma (más o menos dirigida) hace que uno de ellos sea mucho más satisfactorio de llevarse a la boca.

Comments

  1. EDGARDO says

    Sin duda la tecnología mal utilizada mata a la creatividad. Un docente que no proyecte su clase con Power point, se siente sabastecido de energía y se llena de angustia porque los equipos no funciona, en tal sentido se terminó la clase.
    El alumno tiene que experimentar, tocar, oler, escuchar, ver los fenómenos que se producen y tratar de explicarlos. Muchos materiales llamados tradicionales han dado buenos resultados, porque abandonarlos y todo hacerlos desde la nube-internet.
    El profesor tiene que reflexionar cual es rol y el de las tecnología.

Trackbacks

  1. […] Aulas digitalizadas, materiales mediados por equipos informáticos y conexión a internet. La gran triada tecnoeducativa del siglo XXI. Tecnología de la que depende en exclusividad la mayor parte de la enseñanza que se está impartiendo en la mayoría de centros educativos. Tecnología que obliga a disponer de planes B que demasiados se niegan a preparar.  […]

Deja un comentario