Tipos de MOOCs

57 Flares Twitter 34 Facebook 10 Google+ 11 LinkedIn 2 Email -- 57 Flares ×

En un primer momento he dudado titular a esta entrada “Taxonomía de los MOOC” pero, debido a la inexistencia de relaciones entre los diferentes modelos (o tipos) que se exponen en el artículo original, he optado por un título más propio. El de los tipos de MOOCs que nos podemos encontrar disponibles en la red.

Antes de empezar la enumeración de dicha clasificación conviene centrar de nuevo la pregunta inicial. ¿De qué estamos hablando cuando hablamos de MOOCs? Estamos hablando simplemente de cursos online abiertos, masivos, participativos y distributivos.

Una vez tenemos centrado el concepto vamos a intentar reproducir y adaptar (con algunas aportaciones propias) la clasificación sobre MOOCs que nos expone Lisa M. Lane, fundadora del programa para el aprendizaje online MiraCosta, en su blog.

Una tipología basada en las diferentes experiencias que se están realizando por parte de diferentes educadores y centros educativos (normalmente de etapas superiores). Una tipología que tiene mucho que ver con la base sobre la cual se estructuran los mismos. Una base que va desde el aprendizaje distribuido en red, pasando por el basado en tareas hasta el más habitual en ámbitos reglados… el basado en contenidos.

Eso sí, sin olvidar que todos los MOOCs, en mayor o menor medida, tienen incorporados los tres elementos (redes, tareas y contenidos).

Sin más vamos a hablar de esas tipologías y de sus referencias más importantes.

Basados en el aprendizaje distribuido en red

Estos son los primeros MOOCs. Los originales. Aquellos que se impartieron en un primer momento por George Siemens y Stephen Downes. Aquellos que también están siendo llevados a cabo por Alec Couros y Dave Cormier. Basados totalmente en la teoría conectivista y en su modelo de aprendizaje. Una teoría que actualmente se está cuestionando, pero que sirve para establecer un punto de partida del aprendizaje distribuido mediante nodos. Unos nodos que van aportando contenidos ya que el conocimiento se construye de forma global. Un modelo que se basa en personas y no en instituciones. Un modelo donde la evaluación tradicional se hace muy difícil y el aprendizaje fundamentalmente se centra en la adquisición de habilidades por las conversaciones que se generan. Estaríamos hablando de este modelo como una red social de aprendizaje.

Basados en tareas

Son MOOCs que hacen hincapié en las habilidades de los alumnos en la resolución de determinados tipos de trabajo. El aprendizaje se halla distribuido y en diferentes formatos pero hay un cierto número de tareas que es obligatorio hacer para poder seguir avanzando. Unas tareas que tienen la posibilidad de resolverse por muchas vías pero, cuyo carácter obligatorio hace que sea imposible pasar a nuevos aprendizajes hasta haber adquirido las habilidades previas. La comunidad se hace secundaria y su uso fundamental es para comentar y resolver dudas puntuales. Lo realmente importante es el avance del estudiante mediante diferentes trabajos (o proyectos). Este tipo de MOOCs suelen ser una mezcla de instrucción y constructivismo. El gran ejemplo de este tipo de MOOCs se llevó a cabo por Jim Groom en un curso certificable sobre narrativa digital (ds106).

Basados en contenidos

Son de los que últimamente se está hablando más a nivel educativo. Los de mayores matrículas en cuanto al número de alumnos matriculados (cientos de miles en el curso abierto de Standfod sobre Inteligencia Artifical). Normalmente son llevados a cabo por profesores universitarios (de Universidades muy conocidas), presentan una serie de pruebas automatizadas y poseen una gran difusión mediática. Están basados en la adquisición de contenidos y se basan en un modelo de evaluación muy parecido a las clases tradicionales (con unas pruebas más estandarizadas y concretas). No hemos de olvidar que este tipo de MOOCs son los que se postulan, por sus perspectivas comerciales y facilidad de llegar a una gran cantidad de alumnos, como los que van a ir sustituyendo progresivamente a las Universidades tradicionales. El gran problema de este tipo de MOOCs es su masificación y el tratamiento del alumno de forma masiva (sin ningún tipo de individualización). Un modelo que se parece en demasía a los modelos de las Universidades a distancia pero con especificidades propias (en cuanto a número de alumnos y aprendizajes abiertos en masa). Aparte de los cursos de las Universidades más conocidas, dos de los cuales se acostumbra a hablar en este tipo de MOOCs son los de Coursera y Udacity.

Tres modelos con características claramente diferenciadas que están dando mucho que hablar en el ámbito educativo (por las potencialidades y los cambios de paradigma que conllevan).

Comments

  1. says

    Me parece que la aseveración sobre los MOOC basados en contenidos que ‘El gran problema de este tipo de MOOCs es su masificación y el tratamiento del alumno de forma masiva (sin ningún tipo de individualización)’ sugiere que el tratamiento individual de alguien es una habilidad de las personas y no de las herramientas tecnológicas. Sin embargo, no es necesariamente el caso.

    Tomemos un ejemplo simple. Un tratamiento masificado implicaría la aplicación del mismo examen a todos y reportar a cada estudiante su calificación; pero ¿qué hay de los examenes adaptivos, que ajustan las preguntas siguientes dependiendo de las respuestas previas? ¿Qué de la retroalimentación automatizada basada en la respuesta dada y el número de intentos? ¿Se pueden considerar estos tratamientos masificados o se trata más bien de tratamientos individualizados?

Trackbacks

Deja un comentario