Trabajar por ámbitos en la ESO

En los últimos tiempos son algunas las Administraciones educativas que están proponiendo, dentro de sus planes de reestructuración y mejora de eficiencia educativa (o sea, recortes), la posibilidad de trabajar por ámbitos en la ESO. La propuesta se está centrando fundamentalmente en primero y segundo de ESO, pero se prevé incorporar dicha posibilidad hasta el curso previo al cuarto de ESO propedéutico que quiere aprobar el Ministerio a mediados de junio.

¿Trabajar por ámbitos? ¿Qué implica ese tipo de trabajo? Pues, según las propias Administraciones, reducir el número de docentes que intervienen en los primeros cursos de la ESO para realizar una tarea educativa más efectiva. En definitiva, intentar establecer un mayor punto de referencia educativo centrado en menos profesionales y con una relación más adecuada con un grupo con el que entrarían muchas más horas.

¿Es defendible ese nuevo modelo que se plantea? Sí. Cualquier modelo que implique una racionalización de la relación docente-estudiante siempre va a ser positivo. Por tanto, ¿qué dudas nos puede plantear dicha propuesta? ¿Cuál es crítica fundamental a dicho sistema que, desde estas líneas, voy a intentar exponer de una forma más o menos coherente?

El problema fundamental nos viene dado por el modelo TPACK, un modelo que nos viene determinado por el siguiente gráfico. Un modelo que basa la excelencia docente en la capacidad del docente de dominar competencias tecnológicas, metodológicas y de contenidos de la materia a impartir.

¿Cómo afecta dicho modelo a la docencia más generalista y por ámbitos? Tiene afección fundamentalmente en el sentido de conocimiento de la disciplina. ¿Es creíble, que un docente de etapa secundaria, se desenvuelva con corrección en todas las materias que englobaría dicho ámbito? ¿Es capaz una sola persona de aunar conocimientos de todo el ámbito sociolingüístico? ¿Y del científico-matemático?

Todos los que nos movemos en los centros vemos que hay perfiles docentes, psicopedagogos o profesorado de pedagogía terapéutica, que es capaz de asumir todos los ámbitos de un grupo reducido de alumnos (siempre dirigidos por los Departamentos pertinentes). ¿Es ello extrapolable a aulas donde se hallan alumnos que no tienen las limitaciones ni necesitan las adaptaciones curriculares de esos alumnos que son tratados por esos perfiles docentes?

Muchos hemos impartido materias afines a las que opositamos. Hay muchos docentes que estamos trabajando por ámbitos. Pero eso sí, siempre por cuestión de trabajar en “grupos o proyectos especiales” o por necesidades de cubrir horarios que no vienen dotados por docentes especialistas en la materia.

En el último adjetivo entra otra duda. ¿Debemos de eliminar los especialistas para incorporar a partir de ahora en nuestros centros educativos docentes generalistas, que sepan un poco de todo pero que no tengan ningún conocimiento avanzado en nada? Una de las grandes mejoras que se realizaron en EGB en mi época fue la de ir incorporando paulatinamente maestros cada vez más especializados en sus materias. Maestros que cada vez reducían más sus ámbitos de actuación y, con ello, se consiguió que cada vez fueran más hábiles en la docencia. Ahora, vuelta atrás. Volver al formato del docente de las antiguas escuelas unitarias, donde un maestro era capaz de dar docencia a grupos de diferentes edades y niveles de todas las materias posibles. Una lectura de libros Álvarez diaria y aprendizaje puramente memorístico. Alguno se salía del guión.

Sería bueno trabajar por ámbitos si se encontrara docentes especialistas en todo y, a su vez, capaces de impartir cualquier materia con metodologías adecuadas en grupos “normales”. En las aulas actuales de secundaria considero que trabajar por ámbitos es un error. Sería mucho más lógico trabajar por objetivos comunes. Con los docentes de las diferentes materias que diseñaran un sistema de aprendizaje y una metodología para que la misma fuera coordinada entre los diferentes Departamentos. Un sistema que, si no viene impuesto desde arriba, en pocos centros de secundaria es factible de llevar a término.

Pasar del docente especialista al docente generalista en cursos, donde los alumnos ya tienen otras necesidades más instruccionales aparte de las puramente educativas, me genera muchísimas dudas. Muchas dudas que no obstan para que esté completamente de acuerdo con la postura de la Administración cuando aboga por la necesidad de reducir el número de docentes que intervienen en dichos grupos. Una postura que se puede compatibilizar con la reducción de materias de una manera organizada, al margen de presiones, para hacer un horario más racional a los alumnos de secundaria.

Actualización

En un comunicado emitido por la Conselleria d’Educació de la Comunidad Valenciana, y reproducido por numerosos medios de comunicación se informa de que, a partir del curso que viene, en los centros de la Comunidad se va a trabajar por ámbitos en primero y segundo de ESO. La opción elegida por la Conselleria es la de hacer tres grandes bloques (o ámbitos) que serán dados por el mismo docente, bajo la excusa de mejorar el fracaso escolar e impedir que el alumno en esos primeros cursos tenga tantos docentes.

Dichas agrupaciones que considera son las siguientes:

  • Lengua Castellana, Lengua Valenciana, Ciencias Sociales (en las vertientes de geografía e historia), Educación para la Ciudadanía (o la que la sustituya) y los talleres lingüísticos que se ofrecen como optativas en esos cursos
  • Matemáticas, Ciencias naturales y Tecnología

El resto de asignaturas (Lenguas extranjeras, Educación Física, Música, Educación Visual y Plástica) no se agruparán y, por tanto, los alumnos disfrutarán de profesorado especialista en las mismas.

Según la opinión de quien escribe y siguiendo el hilo argumental del artículo al cual se ha incorporado esta actualización, un completo despropósito. Un despropósito que dará lugar a que a alumnado que cursa asignaturas como las que se agrupan pueda darles clase un docente que, desde su etapa de bachillerato no ha vuelto a tocar ninguna de esas materias. No creo que este sea el camino. Un camino que se basa en la habilitación masiva del profesorado para que el mismo pueda quedarse en su propio centro, que incluso se va a extender a la totalidad de los centros de secundaria de la Comunidad.

Otra más para la saca. Otra más a la cual van a seguir muchísimos otros inventos del TBO porque no se atreven a realizar una reforma en profundidad del sistema educativo. Una reforma que pasa por racionalizar el excesivo número de materias y horario lectivo de los alumnos en la ESO. Algo que no se aborda habilitando masivamente a los docentes que ya están en el aula. Algo que no se soluciona con que se aplique la tan manida frase de “para todo vales y para nada aprovechas”. Algo que se habría de mejorar de una manera más inteligente y asesorada la Administración por los que saben de esas cosillas. Algo que se tendría que preguntar a los docentes y al resto de miembros de la comunidad educativa. A esos grandes olvidados de todos los kafkianos despropósitos educativos.

  • Pingback: Bitacoras.com

  • @fontemiro

    El trabajo por ámbitos es ya una realidad en los cursos de diversificación(cuestionable , pero realidad) En cualquier caso es necesario reducir el nº de materias y racionalizar el trabajo del alumno.Las materias no son en muchos casos compartimentos estancos y repetimos conceptos en varias asignaturas. El contexto histórico válido para literatura, arte, incluso para entender ciertos avances científicos en determinados momentos de la historia se repite hasta en 3 materias y lo que resulta más curioso en diferentes momentos del curso o incluso en diferentes cursos.Nunca entenderé la razón de empezar con la Edad Media en historia , mientras que en literatura se está empezando con el XX en el mismo nivel educativo.Como tampoco puedo entender que se reitere año tras año los mismos contenidos con escasas ampliaciones.A veces mis cursos me recuerdan al día de la marmota ; aún a pesar de ser una objetora convencida de las programaciones y otros instrumentos de tortura educativa.

  • Pingback: Trabajar por ámbitos en la ESO | Espacio de Jorge Soto

  • http://eduideas2.blogspot.com/ eduideas

    Trabajar por ámbitos es bueno siempre que no suponga rebajar el nivel porque el docente no controla lpo bastante la materia y siempre que no sea simplemente sumar dos o más materias con el mismo currículum pero sin especialistas y con menos horas, sino una auténtica integración