Una aproximación crítica a las inteligencias múltiples

146 Flares Twitter 48 Facebook 87 Google+ 10 LinkedIn 1 Email -- 146 Flares ×

En estos últimos tiempos muchos centros educativos, especialmente de gestión privada, están apostando por aplicar en sus centros la Teoría de las inteligencias múltiples, postulada por Howard Gardner. Una teoría que se basa en que la inteligencia, más allá de ser delimitada a los ámbitos lingüístico y lógico-matemático, tiene otras vertientes que van a venir determinadas genéticamente (algo que Gardner matiza con posterioridad por las críticas recibidas antes ese determinismo).

Gardner define todas las manifestaciones personales (casos de éxito profesional) como casos en los que se ha manifestado algún tipo de inteligencia. Inteligencias que, según él, pasan de ser un binomio hasta convertirse en ocho tipos distintos:

Inteligencia lógica – matemática, considerada como la que utilizamos para resolver problemas de lógica y matemáticas. Es la inteligencia que tienen los científicos. Se corresponde con el modo de pensamiento del hemisferio lógico y con lo que nuestra cultura ha considerado siempre como una de las dos inteligencias existentes.

Inteligencia lingüística, la que tienen los escritores, los poetas, los buenos redactores. Utiliza ambos hemisferios. La segunda de las inteligencias consideradas en el modo clásico.

Inteligencia espacial, que consiste en formar un modelo mental del mundo en tres dimensiones.

Inteligencia musical, como la inteligencia relacionada con las melodías, la creación musical, etc.

Inteligencia corporal – kinestésica, o la capacidad de usar el propio cuerpo para realizar actividades o resolver problemas.

Inteligencia intrapersonal, como la que nos permite entendernos a nosotros mismos. concreta.

Inteligencia interpersonal, como la que nos permite entender a los demás.

Inteligencia naturalista, como la que utilizamos cuando observamos y estudiamos la naturaleza.

inteligencias_multiples_mapaconc_miniCuando uno se plantea entrar más a fondo en la teoría planteada se encuentran algunas cuestiones que, a mi entender, no quedan demasiado claras y que me generan muchas dudas. Unas dudas que ya se plantean en otros países (donde hace más tiempo que están experimentando con esta teoría en algunos centros educativos) y que nadie, por lo que se ve, se ha propuesto trasladar a nuestro país. Un país donde poner “que tu centro educativo va a trabajar con inteligencias múltiples” está a la orden del día. Un país donde nadie se atreve a criticar algunos puntos que hacen que dicha teoría pueda no ser tan maravillosa como se plantea. Unos puntos como los siguientes:

  • Las ideas de Gardner se basan más en la intuición que en los resultados de investigaciones empíricas (Aiken, Lewis R.)
  • Las ocho (a veces consideradas como siete) formas de inteligencia que propone Gardner no tienen la misma importancia y valor.  ¿Debe considerarse a alguien mentalmente limitado, al igual que uno que no haya desarrollado habilidades lingüísticas, si no tiene sentido del ritmo? (Sternberg, R.)
  • La teoría de Gardner no representa ningún planteamiento novedoso. Lo único que hace es cambiar el concepto “habilidades” (o talentos) que ya se habían formulado por el concepto “inteligencia”. Las habilidades, ya formuladas por otros autores (Thurstone, L.L.) en 1938 pasan a venderse bajo otro vocabulario. ¿Por qué es ahora cuando algo que se propuso hace más de setenta años se pone de actualidad? ¿Qué intereses hay tras ello?
  • La teoría de Gardner no es legítima porque no hay tests específicos para medir las inteligencias que propone.
  • La teoría de Gardner es incompatible con el factor g (o habilidades generales). Se supone que la inteligencia está compuesta por una habilidad general que subyace en todas las funciones intelectuales (Spearman, C.) y, por ello, es incompatible con las inteligencias que se plantean
  • La teoría de Gardner es incompatible con las elecciones personales o los efectos ambientales sobre la inteligencia. Gardner sí que determina genéticamente las inteligencias; lo que no hace es considerar los efectos ambientales (de entorno) sobre la misma. Determinismo que obliga a que alguien sea como es porque genéticamente es así. Algo que impide dar valor al libre albedrío y a las elecciones personales
  • La teoría de Gardner expande la definición de inteligencia más allá de lo que podría ser considerado como útil. Es muy cómodo plantear respuestas a cualquier pregunta. El margen que permiten esas inteligencias es tan grande que permiten justificarlo prácticamente todo (de forma más o menos ficticia).

Algunas críticas que no están llegando a los docentes que trabajan en centros donde se aplica dicha teoría ni a los padres que llevan a sus hijos ahí. Quizás no todo es tan bonito como parece y convendría, antes de embarcarse en algo (o etiquetarse como centro “x”) analizar a fondo la teoría y sus críticas.

Como no se trata de una investigación propiamente dicha y tan sólo un artículo de un blog no he considerado necesario referenciar a los autores críticos como se debiera (es muy fácil encontrarlos en la red) pero si queréis un poco más de bibliografía/webgrafía sobre el tema os recomiendo las siguientes lecturas (fuente):

[box] Akpunar, Bürhan & Dogan, Yunus (2011, June). Deciphering the theory of multiple intelligences: An Islamic perspective [Special Issue]. International Journal of Business and Social Science, 2(11), 224-231.

Armstrong, Thomas (2009). Multiple Intelligences in the Classroom, 3rd Edition

Bouchard, Thomas, J. Jr. (1984, July 20). Review of Frames of Mind: The theory of multiple intelligences. American Journal of Orthopsychiatry, 54, 506-508.

Brody, Nathan (1992). Intelligence. 2nd ed. New York: Academic Press.

Carroll, John, B. (1993). Human cognitive abilities: A survey of factor-analytic studies. New York: Cambridge University Press.

Carson, Andrew (2008, March 16). Why has [HEG's] [MIT] had so little impact on vocational psychology?

Klein, Perry (1997, Autumn). Multiplying the problems of intelligence by eight: A critique of Gardner’s theory. Canadian Journal of Education, 22(4), 377-394.

Matthews, Donna (1988, December). Gardner’s multiple intelligence theory: An evaluation of relevant research literature and a consideration of its application to gifted education. Roeper Review, 11(2), 100-104.

Smith, Mark K. (2002, 2008). Howard Gardner and multiple intelligences. [Online exclusive].

Smolucha, F. (1993, October). [Review of Multiple Intelligences: The Theory in Practice]. Choice, 31(2), 368.

Sternberg, Robert Jeffrey (1983, Winter). How much Gall is too much gall? [Review of Frames of Mind: The theory of multiple intelligences].

Traub, James (1998, October 26.) Multiple intelligence disorder: Howard Gardner’s campaign against logic. The New Republic, pp. 20-23.

Waterhouse, Lynn (2006). Inadequate evidence for multiple intelligences, Mozart effect, and emotional intelligence theories. Educational Psychologist, 41(4), 247–255.

Willingham, Daniel T. (2004,Summer). Reframing the Mind: Howard Gardner and the theory of multiple intelligences, Education Next, 4(3), 19-24. Throughout, Willingham critiques Gardner’s Theory of Multiple Intelligences. [/box]

Trackbacks

  1. […] En estos últimos tiempos muchos centros educativos, especialmente de gestión privada, están apostando por aplicar en sus centros la Teoría de las inteligencias múltiples, postulada por Howard Gardner. Una teoría que se basa en que la inteligencia, más allá de ser delimitada a los ámbitos lingüístico y lógico-matemático, tiene otras vertientes que van a venir determinadas genéticamente (algo que Gardner matiza con posterioridad por las críticas recibidas antes ese determinismo).  […]

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: En estos últimos tiempos muchos centros educativos, especialmente de gestión privada, están apostando por aplicar en sus centros la Teoría de las inteligencias múltiples, postulada por Howard Gardner. Una teoría que se …

Deja un comentario