¿Varapalo a las principales reivindicaciones docentes?

A lo largo de los últimos años, muchos docentes, entre los que me incluyo, hemos estado haciendo diferentes reivindicaciones para aumentar la calidad de la Educación que recibían nuestros alumnos. Eran precisamente, una distribución horaria más racional y una disminución del ratio de alumnos, dos de las grandes peticiones que hacíamos continuamente a la Administración.

A día de hoy, con la publicación del Informe español de los indicadores de la OCDE 2010 en el ámbito educativo, nos encontramos con que la realidad nos hace tener que buscar otros culpables del deficiente sistema educativo que presenta nuestro país.

Los datos que nos han ofrecido hoy, y que hacen referencia entre otras cosas, a los ratios y a las retribuciones docentes (que expondré a continuación), nos hacen replantearnos «qué es lo que falla en nuestro sistema educativo«, una pregunta a la que es imprescindible hallar la respuesta en un corto período de tiempo, ya que la sociedad misma lo está exigiendo de manera reiterada.

En referencia a los ratios, uno de los principales caballos de batalla de la lucha docente, nos encontramos con la siguiente realidad:

Un ratio alumnos/profesor de los más bajos de Europa, siendo en infantil y primaria de 13,1 y en ESO de 10,3, bajando hasta unos 8,7 alumnos en CFGM y bachilleratos. Por tanto, no existe un defecto de profesores, ya que somos el país, después de Portugal con el menor ratio de alumnos versus profesores. Aquí sería cuestión de realizar un análisis profundo, ya que parece ser que ratios bajas no mejoran el nivel educativo, ya que ni el sistema educativo de España, ni el de Portugal están para echar cohetes.

La segunda cuestión que también se reclama, por activa y pasiva, es un aumento de las horas lectivas de determinadas materias, para así poder potenciar su conocimiento. Es el caso de las reclamaciones realizadas en los ámbitos matemáticos y lingüísticos, cosa que también parece ser que no sea motivo de mejora de rendimiento, ya que según los datos que se presentan en el estudio, el número de horas que hacen los alumnos es superior a los de la media de la UE, especialmente si los comparamos con los datos de Finlandia (el referente educativos nos guste o no), la diferencia aún es más amplia. En cuanto a las horas de los ámbitos anteriores, nos encontramos que estamos sobre la media.

Por tanto, al acabar de leer el informe, y haciendo hincapié en informes que se están publicando sobre la calidad de nuestro sistema educativo, ha llegado el momento de hacer un análisis en profundidad, que explique los resultados tan bajos que obtenemos en ellos. ¿Qué opináis sobre estos datos? ¿Qué os parecen estos resultados?

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

6 Comments
  1. Hace unos años después de presentar la corrección de un examen de 1º de BUP en el qual debió suspender algo así como la mitad de la clase (o sea que la mitad debió aprobar 🙂 me vino una alumna diciendo con una sonrisa irónica: «Jordi como lo ves?, creo que te lo has de mirar ò_ó».

    Yo le respondí: «El resultado del siguiente examen va ser igual o peor que el de éste. Si tu crees que la culpa es mía y yo sigo creyendo que la culpa es tuya no creo que ocurra nada que consiga mejorarlo…»

    Cordialmente 😉

  2. La ratio alumno/profesor es una medida falsa. No conozco la realidad portuguesa pero sí la española y, aquí, el número de alumnos por aula ha aumentado. Sin embargo, como a la vez ha aumentado el número de asignaturas que reciben los alumnos, cada una impartida por un profesor diferente, la ratio disminuye, pese a que cada vez hay más alumnos en las clases y éstas están cada vez más masificadas.

    Y eso si consideramos que los profesores están, realmente, presentes. Porque en Andalucía las bajas del profesorado no son cubiertas, salvo cuando son de larga duración y, como pronto, a partir del décimo quinto día.

  3. Las estadísticas son así: Si tienes la cabeza en el horno y los pies en el congelador, la temperatura media corporal sale en 37ºC. Perfecto!
    Suma todo el alumnado y divide entre el número de profes y de ahí esos resultados.
    Habría que tener en cuenta que hay muchas optativas con muy pocos alumnos y alumnas, de modo que hay materias con 30 chicos y chicas en clase y otras con 4 o 5. Las estadísticas, por tanto, salen buenas, pero la realidad es diferente: la mayoría del horario escolar se realiza con ratios muy elevadas.

  4. La única forma real de medir la ratio es la de contar número de alumnos reales en cada grupo (dato que la Administración tiene, porque lo pide clase por clase y centro por centro). Así, el indicador correcto no debería ser alumnos/profesor sino media de alumnos por aula, y entonces estaría más cerca de los 26-28 reales (claro que las escuelas rurales con 12 alumnos mejorarían también el indicadir).
    En todo caso, la ratio indicada es mentira.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link