10 razones por las que la Educación no va a mejorar en 2014

10razonesLos finales de año dan para dos tipos de situaciones personales: aquellos que piden un deseo y creen que lo que vendrá será mejor que lo que ha pasado y aquellos, muy criticados, que sólo ven las pegas a un futuro que se avecina bastante peor que lo que está sucediendo. Lamentablemente, si somos medianamente objetivos hemos de concluir que para el 2014 (al menos en el ámbito educativo) las perspectivas no son nada halagüeñas. No hay visos de mejora y, por mucho que conjuremos el mal de ojo echado sobre el sistema educativo desde hace muchos años, la realidad es mejor afrontarla que esconderla bajo una tupida alfombra.

En este artículo voy a intentar exponer las causas por las que creo que este 2014 nos va a deparar muy pocas sorpresas agradables en el ámbito educativo. Sorpresas que, en caso de existir, van a estar siempre supeditadas a un desastre global. ¿Cuáles son esos puntos que me hacen temer y afirmar que la Educación no va a mejorar en 2014?

1. Una ley educativa redactada al margen de los actores del sistema. No tiene mucho sentido aprobar un articulado legislativo, que va a ser de aplicación a partir del curso 2014-2015, con la oposición de gran parte de la comunidad educativa. Tampoco tiene demasiado sentido que, una vez aprobada, sea toda la oposición quien plantee volver a hacer otro redactado una vez desalojen a los que mandan de sus sillas y los envíen a algún cargo dentro de las compañías eléctricas o sanitarias.

2. Las TIC. Sí, las TIC son un gran hándicap para la mejora educativa. Unas TIC que lo único que han servido en la mayoría de casos ha sido para reproducir las prácticas de siempre en la mayoría de sus usuarios no tiene visos de mejorar nada. Además, para este nuevo año se calcula que la formación docente, a nivel de partida presupuestaria, va a quedar reducida a migajas. Unas migajas que, como siempre sucede, se van a repartir los cuatro de siempre.

3. El Ministro y los/las Consejeros/Consejeras de Educación de las diferentes Comunidades Autónomas. No puede haber ningún atisbo de mejora educativa cuando los que dirigen la Educación en las distintas partes de nuestro territorio lo único que hacen es poner a sus amigos a asesorarles. Es curioso observar la gran cantidad de asesores no docentes que hay en las Consejerías educativas relacionados mediante amistades o parentesco con esos cargos políticos.

4. Los MOOC. Los MOOC (cursos abiertos, masivos y online) son otro de los lastres de la mejora del sistema. Aquí todos hacen sus cursos y los distribuyen por la red. Eso sí, casi siempre en una plataforma cerrada (léase Moodle) o de una forma poco personalizable. El fast food educativo encarnado por los MOOC que van a difundirse aún más este próximo año no creo que sirva para mejorar nada. Bueno, en los casos que los certificados los expida alguna Universidad/Centro educativo será una forma de mejorar la financiación de esos centros.

5. Los libros de texto. Los libros de texto, en cualquiera de sus formatos, usados por más del 90% de los docentes (en uno u otro encapsulado porque no olvidemos que un Moodle donde sólo se cuelga la teoría es exactamente lo mismo) en sus clases es un elemento de desprofesionalización docente muy habitual. No hay visos de cambio tampoco en este sentido más allá de contadas excepciones.

6. Los dispositivos electrónicos. Centrar el discurso de mejora educativa, como está sucediendo los últimos años, en el tipo de dispositivo electrónico que tienen que usar nuestros alumnos es algo que tampoco sirve para esperar unos resultados mejores.

7. Las pruebas PISA y los exámenes estandarizados. Cada vez las administraciones educativas están apostando más por enseñar para superar unas determinadas pruebas. Una mentalidad que también se está difundiendo en algunos centros de nuestro país. La Educación y el pasar tests tiene muy poco que ver.

8. El recorte salarial de los docentes y el empeoramiento de sus condiciones laborales. Este próximo año no hay expectativas de recuperación salarial ni de mejora de las condiciones laborales. Es por ello que, un colectivo tan tocado como el docente, tiene difícil mejorar su estado de ánimo. Con unos docentes bajos de moral poco se puede hacer para mejorar el sistema educativo.

9. Las empresas privadas que están desembarcando en el sistema educativo y a las cuales se permite expedir titulaciones homologadas (oficiales). Desde el momento que se permite que determinados grupos editoriales, tecnológicos o religiosos estén detrás de la expedición de títulos (sea por la compra o creación de centros educativos) hay pocas esperanzas de revalorizar esos papeles. Unos papeles que, teniendo dinero, todos pueden comprar (y, este año, con la profusión de nuevos centros educativos/chiringuitos que van a montar algunas de esas multinacionales… perspectivas nada halagüeñas).

10. El bilingüismo. Se está demostrando que la introducción de más horas de lengua extranjera (sea para dar alguna asignatura en inglés o aumentar horas del idioma) está siendo un auténtico desastre. Los resultados de esos centros, más allá del filtro socioeconómico de alumnado que tienen, están cayendo en picado. Y, la administración, en lugar de frenar el experimento, cada vez lo está instalando en más centros. Difundir una mala experiencia da lugar a resultados previsibles (poco buenos, por cierto).

Son sólo diez razones, a las cuales podríamos añadir muchas más, que hacen albergar pocas esperanzas de mejora educativa para este año que empieza en breve. Unas esperanzas que, por bonitas que sean en estas fechas, no deben subjetivarnos una realidad de futuro cada vez más negra. Una realidad que, más allá que el sistema se derrumbara completamente, tiene unas expectativas muy negativas. Ojalá me equivoque.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

16 Comments
    1. Creo que el optimismo educativo se sobrevalora. A veces ser optimista entronca con realidades y dificulta, en demasiadas ocasiones, mantener una perspectiva objetiva sobre lo que nos espera. A pesar de ello… ojalá todo sea un simple nubarrón que se escampe pronto.

  1. y a pesar de todo el 30% del alumnado sale:
    a) muy preparado
    b) regulín-regulán
    c) unamierdapinchá en un palo

    y de todos esos colectivos unos «triunfan en la vida» y otros «se ahostian una y otra vez»

    Feliz Solsticio!

    1. A pesar de las escuelas, a pesar del sistema educativo, a pesar de la administración, a pesar de… El problema es que los que salen preparados saldrían igual de bien con cualquier sistema (por nefasto que fuera) y los del grupo c, más allá de apreciaciones educativas, seguirían siendo los mismos. Lo grave es dejar a ese grupo b a la dula. Un grupo demasiado numeroso del que muchos se «ahostian una y otra vez». Y para ese grupo no veo solución a corto ni medio plazo.

      Feliz climatología.

  2. Estimado compañero, llevo tiempo leyendo tus opiniones y no pueda evitar decir que tu línea de pensamiento es terriblemente pesimista, oscura y destructiva. En pocas palabras, ves siempre el vaso medio vacío o directamente vacío . En este último artículo ya pràcticamente te cargas todo , absolutamente todo. No dejas ni una rendija a la esperanza, ni un apunte positivo. El sabor de boca que dejas incita a quemarlo todo, dejar el sistema arrasado y volver a construirlo todo de nuevo, seguramente para que aparezcan nuevos errores. Se que no tienes soluciones y solo pones el dedo en la llaga a ver si sangra y algun político o profesor dormido se da cuenta. No obstante creo que tus 10 razones podrían ser también diez soluciones si lo miras en perspectiva positiva. Gracias por tu esfuerzo diario , gracias por tus errores y gracias por tus aciertos. Buenas fiestas compañero!

    1. Creo que tienes razón en la línea argumental que comentas que sigo. Una línea pesimista, oscura y destructiva. El problema fundamental es que el «verlo todo de color de rosa», y más cuando se habla sobre temas educativos, es harto complicado. Reconozco que puede ser contraproducente hablar en clave objetiva en un entorno plagado de grises pero creo que, hablar de colores resplandecientes en una realidad de tonos tan oscuros, no lo veo muy adecuado.

      Hay soluciones. Claro que las hay. El problema fundamental es que, históricamente, no ha habido nunca nadie «con poder» que se postulara a favor de las mismas. Y, ten en cuenta, que unas tristes líneas en un blog pseudoeducativo como este, poco van a servir para poner dedos en llagas o despertar al adormecido. Ni sirve ni es (ni ha sido nunca) su intención.

      Escribir como terapia, como exposición de motivos, como manera de contar preocupaciones nunca ha pretendido ir más allá de lo anterior. Para lo demás, como siempre, el optimismo que siempre podemos encontrar en muchos blogs de la blogosfera educativa. Para lo demás, y no siempre, este oscuro rincón de los pensamientos de un docente desconcertado.

      Felices Fiestas.

    1. Quizás combinaría lo anterior con la falta de una carrera profesional docente en condiciones pero, hasta llegar a lo anterior, hay mucho que barrer y lavar en un sistema educativo con demasiados problemas.

  3. Si continuamos enumerando podrían aparecer unas cuantas razones más…ejemplos los maestros se van para sus casas sin pensión y entran a laborar como docentes profesionales de cualquier cosa q quieran dar clases, por favor… cómo si dar clases fuese cortar y pegar, los estudiantes no saben escribir tesis de grado…quitémosla!. En fin seguiremos los que creemos en esto haciendo lo posible y lo imposible, pero con esperanzas y buenas vibras si??? Xq nuestros niños/as, adolescentes y jóvenes lo merecen. Así somos los MAESTROS, siempre acompañándolos y siempre positivos a pesar de las adversidades

  4. Estando de acuerdo al 100% en 9 de los 10 motivos, lo de los MOOC me genera mis dudas: ¿Qué opinas de los MOOC’s basados en el conectivismo?
    No me gustan los MOOC’s basados en tareas y contenidos (me baso en una clasificación tuya ;D) ya que me parecen una traslación a la red de la clase magistral.
    Pero todo lo que fuera crear una red de conocimiento…me cuesta no verlo en positivo.

    Un saludo y Felices Fiestas.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link