A la mierda el eduentertainment y los políticos de promesas incumplidas

Acabo de llevar a mi hija al cole (una de las pocas ventajas y, el principal motivo para haber probado esa deserción temporal del aula) y me he puesto a pensar acerca de la necesidad de ciscarme en determinadas cosas que están sucediendo actualmente en el ámbito educativo. Podría poner la mano como hacen otros, mirar hacia otro lado o, simplemente, ver pasar las cosas desde la barrera. Quizás viviría mejor. Quizás me llevaría más pasta a fin de mes. Quizás podría haber saltado al eduentertainment tan molón que algunos defienden. Lamentablemente, no es mi caso. No puedo hacerlo. Mis genes no me lo permiten. Ni los genes ni mi única inteligencia múltiple. Tampoco la falta de mindfulness efectivo. Nada, va a ser que no puedo. Y, como digo siempre a personas cercanas a mí, ojalá pudiera tener un cristal rosa o, simplemente, poder dormir por las noches después de cometer determinadas mamarrachadas. Ojalá.

Fuente: http://jessicagomezautora.com

Me había autoprometido no escribir estos días pero, entre que recojo el piso y espero a mi hija hasta que salga del cole, tengo algunas horas muertas en los que escribir me distrae. Así pues, vamos a ello.

La verdad es que no sé por dónde empezar. Son tantas las mamarrachadas y lo que está sucediendo últimamente que los temas se me desbordan. Quizás mejor empezar por la Ministra del ramo. La que, hasta ahora, no ha hecho nada más que prometer, ponerse de perfil en el tema de la concertada y la religión o, simplemente, permitir que su becario le escriba tuits en una cuenta de Twitter con tropocientas faltas de ortografía. Tuit ya borrado pero del que existen capturas varias. Ya si queréis nos preguntamos cuánto nos cuestan esos becarios que tienen los políticos de la administración educativa que escriben sus tuits y la necesidad de lo anterior. Coño, que los partidos políticos ya tienen sus cuentas de Twitter y las cuentas de la administración educativa deberían ser llevadas con seriedad. Si un responsable político quiere llevar Twitter que lo lleve él. O ella en este caso.

La verdad es que estos de la ilusión nos han salido de nuevo rana. Qué esperábamos de estos. Hacen menos que Wert. Bueno, seguro que algunos dicen que mejor que no hagan nada vistos los antecedentes. Pues a mí me interesa que hagan más que prometan porque, después de tener guardadas esas noticias de cuando entraron a gobernar en la Comunidad Valenciana una mezcla de dos, uno de los cuales ahora está en los madriles, prometieron veinte centros educativos y, a día de hoy, no hay ni la primera piedra de ninguno de ellos. Por cierto, me dicen que van a licitarlos en breve. Pillines, se acercan elecciones. La época de prometer, poner la primera piedra, hacerse la foto y conseguir votos de los incautos. Las hemerotecas son salvajes si uno se las lee al margen de la ideología política que uno pudiera tener.

Me cambio de Comunidad y, para algunos de país, para hablar de lo que está sucediendo en Cataluña. Una organización, Escola Nova XXI, amparada por la Fundación Jaume Bofill y con contactos varios en la administración educativa, se niegan a publicar los datos que han obtenido de los tres años de investigación en los centros educativos. Datos obtenidos con dinero público y que, por lo visto, ha permitido que fueran revisando los papeles de los centros educativos, organizando Claustros y entrando por todas las aulas. Aquí viene la gran pregunta, ¿sabrán los padres que una organización privada se ha hecho con los datos de sus hijos? ¿Hasta qué punto los docentes deben permitir que tipos sin ningún tipo de relación con la administración les investiguen y dirijan sus prácticas educativas? ¿Por qué esconden esos resultados? Eso para cualquiera es delito y debería haber una investigación judicial que persiguiera quién les ha dejado entrar en los centros educativos, quién les ha dado determinados papeles y quién les ha permitido investigar con los hijos de muchas familias. Sí, si sois una familia afectada, denunciadlos. Y denunciad también quién ha permitido su entrada en el centro en el que estudian vuestros hijos. Me ahorro hablar de la presión que han ejercido sobre los docentes, amenazas veladas y demás porque, sinceramente, no toca. Es lo menos grave de lo que puede acusárseles. Por cierto, ¿hará algo el nuevo Conseller de Ensenyament al que, por cierto, tengo mucho aprecio? Como mínimo, lo suyo sería investigarlo.

Ahora me voy a pasar a la educación holística que vende uno de nuestros gurús educativos de cabecera. Como si no tuviera suficiente con tres mil euros la sesión de palabrería de cuarenta minutos ahora, por lo visto, monta un curso holístico para quinientos docentes (bueno, más bien gilipollas, porque ya me he hartado de hablar bien de quienes acuden a estos sitios). Es lo que tiene creerse dios y que algunos se crean que lo eres. Bueno hasta llegar a los cincuenta mil euros de Ken Robinson por charla guay aún queda un trecho. Ya si eso lo disculpamos porque, al final, es que es tan mono y nos dice cosas tan chachipirulis…

Para chachipirulismo desinteresado el de aquellos grandes profesionales de aula (en este caso, de algunos puedo afirmarlo) que se han dedicado una semana a pontificar a una multinacional, dejar a sus chavales en manos del profe de guardia y pedir, por favor, que Google les haga innovadores. Esto de la innovación reconocida por parte de organizaciones empresariales «sin ánimo de lucro» ya me chirría desde hace tanto que, al final, me pierdo en las disertaciones sobre el tema. Claro que mola ser un googler (se llamará así) más y formar parte de un clan divino pero, ¿qué aporta realmente al aula las estrategias basadas en una herramienta o un modelo de negocio? Ayer se filtraron cientos de miles de cuentas de Google y ni uno de esos docentes innogoogleros han dicho nada en su Twitter. Cosas veredes amigo Sancho.

¿Y de esa campaña de Vodafone para traducir los vídeos de una determinada empresa? ¿Qué de qué? Cómo mola buscar a personas que altruistamente hagan un determinado trabajo para ahorrarse costes. De verdad que es un negocio del copón… me hacen el trabajo y la publicidad de gratis. Además mi logotipo sale por doquier. Y seguro que algún incauto cae en las redes de lo anterior. Hay mucho profesaurio con ganas de medrar. Eso sí, profesaurios 4.0. Los de toda la vida, que aún no he visto nunca, siguen haciendo recitar la lista de los Reyes Godos a sus alumnos.

Si queréis me pongo también a cagarme en todos aquellos que viven solo de publicitar lo que hacen, de dedicar todo su esfuerzo al parné o, simplemente, de ir aumentando su ego hasta explotar como ese bicho de la primera parte de Cazafantasmas. Es que no me digáis si no es vergonzoso el tema porque, a mí, entre lo anterior (sucedidas, en menos de veinticuatro horas, la mayoría de cosas que os menciono) y la manera de justificar por parte de algunos ciertas cosas, me entran unos dolores de barriga que no se soportan ni con una doble ración de Almax. Así que, nada mejor que tirarlo todo patas abajo.

A la mierda el eduentertainment. A la mierda, de paso, aquellos políticos que la cagan en cada decisión que toman o cada promesa incumplida. Aprovechando el dos por uno de hoy.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. Realmente dices lo que muchos hemos pensado y visto en nuestras administraciones educativas, es triste que las buenas personas y buenos/as docentes a veces se rodean de personajes que se tragan todo lo bueno que tenían, la avaricia rompe el saco, pero también creo que, en ocasiones, es necesario pasar por esos lugares y aprender hasta donde nos engañan, hasta donde podemos influir y cuando es hora de volver a las aulas y poner ahí el foco de nuestras actuaciones
    Al final lo importante, es intentar que nuestro alumnado crezca, conozca, piense y disfrute de esos años que realmente son los más importantes de sus vidas y si además conseguimos que sean capaces de convivir y respetarse la cosa ya sería genial!!

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link