Abolir la Filosofía

Resulta lógico que en una sociedad gestionada por intereses económicos se deba plantear la abolición de la Filosofía como materia. También, como no, es imprescindible cargarse el Latín, el Griego, la Música y todo lo que implique distracción frente a las necesidades más imperiosas de nuestra industria. Se hace imprescindible que el nivel cultural de nuestros alumnos sea cada vez más ínfimo y pueda ser fácilmente moldeado por unas necesidades «productivas». Total, ¿qué hacemos desperdiciando recursos en estudios que sólo sirven para aumentar las listas del paro? ¿Qué sentido tiene la cultura cuando lo importante son los números? ¿Qué sentido tiene la lectura cuando lo único que interesa es que sepan poner un voto dentro de una urna sin cuestionarse las connotaciones de ese acto?

Fuente: http://www.indh.cl
Fuente: http://www.indh.cl

Sí, estoy con la gran empresa. Tengo claro que para dar cuestiones inútiles no hemos creado los centros educativos. Que las fábricas de trabajadores no pueden regirse por las expectativas e intereses de los alumnos. Que lo de estudiar Filosofía es una pérdida absoluta de tiempo porque, ¿qué sentido tiene estudiar planteamientos filosóficos cuando lo que interesa es superar una prueba tipo test? ¿Qué sentido tiene saber interpretar un texto o deducir lo que nos plantean determinados autores? Porque, siendo sinceros, ¿a quién le importan, entre otros, un montón de griegos que tenían mucho tiempo y que, incluso en algunas ocasiones, se dedicaban a vivir en un triste tonel? Que para algo hay los minipisos y las órdenes de desahucio. Que para algo existen leyes que protegen a bancos y permiten echar a esos impresentables octogenarios que lo único que hacen es ocupar un piso teniendo una deuda de unos pocos cientos de euros. Dónde vamos a parar.

La cultura sólo la promueve la chusma. Y, lamentablemente, sigue habiendo demasiada chusma en los centros educativos dedicada a la docencia porque, sólo hace falta ver el currículum. Qué perdida de tiempo en mantener a unos profesionales que no aportan nada cuantificable. Qué desatino para la administración no permitir gasear a todos esos amantes de la cultura y distractores del personal con disertaciones que sólo sirven para hacerles pensar y reflexionar. Que para apretar un botón no hace falta pensar mucho. Que si los alumnos adquieren hábitos de pensamiento crítico se desmonta el chiringuito. Que el chiringuito está muy bien para algunos y no es cuestión de cargárselo.

No soy sólo partidario de abolir la Filosofía. Soy un gran defensor de la reinstauración de la guillotina para todos aquellos que se atrevan a pensar y a cuestionarse las órdenes recibidas. Que para eso tenemos un horario escolar de esclavos. Que para eso diseñamos los centros educativos para que, cada vez más, se parezcan a esas cárceles que ya estamos tardando en privatizar.

Vade retro Filosofía. Ven a mí espíritu de la multinacional y de la producción industrial.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

9 Comments

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link