Actividades «al margen» del libro de texto

Esta semana me he vuelto a liar la manta a la cabeza. Ya es habitual que en mis clases no se siga ningún tipo de planificación previa y que, a lo largo del viaje hacia mi centro educativo, vaya pensando en alguna «cosilla» para hacer en el aula. Bueno, a lo largo del viaje y leyendo los medios de comunicación digitales una vez he aterrizado ya en él. No usar libro de texto (ni analógico ni digital) me permite ese gran libertinaje controlado: el poder trabajar al margen de programaciones de terceros (más del 90% de las programaciones que se entregan al inspector para que no se las lea están copiadas de las editoriales) y, especialmente, el no tener que ceñirme a acabar ningún tipo de material. Mucha libertad en el uso y, como no, en el abuso de ideas que poco tienen que ver con una estructura homogénea de enseñanza.

Fuente: http://www.aespa.at
Fuente: http://www.aespa.at

Como dije hace poco en un artículo, es momento de centrarnos en la actualidad. Y la actualidad es la que debería adaptar nuestras actuaciones en el aula. Pues bien, a la vista de las dificultades de hilvanar actividades cooperativas (en mi centro, al igual que en muchos, hay excelentes profesionales pero una falta de proyectos globales importante) tocaba intentar, dentro de mis posibilidades (y procurando no asustar a los docentes que tengo puerta por puerta) montar pequeñas actividades para trabajar temas de actualidad y hacer algunos experimentos.

Los cursos en los que doy clase son segundos y cuartos de ESO en las materias de Tecnología e Informática (lo de primero es una optativa cuyo título aún no me sé a estas horas pero que creo que está relacionada con la Informática). Situados en contexto vamos a hablar de las actividades. En segundos estaba cantado… hablamos de alimentación y, ¿cómo no arriesgarme a introducir una actividad titulada «Agricultura en los países del ébola»? ¿Cómo no hacer que investigarán la ubicación geográfica de los mismos y sus actividades agrarias? ¿Cómo no introducir la posibilidad de que conozcan determinados cultivos que no llegan a España más que en sus productos ya elaborados o envasados? Sorprendidos de la agricultura de esos países (yo incluido porque he aprendido con ellos). Grandes trabajos que han ido plasmando en sus blogs.

En Tecnología de cuarto no me he atrevido a montar nada. Ahora es que estamos con las hipotecas y hablando un poco (por no decir bastante) de la especulación inmobiliaria. Hablando de arquitectos de reconocido prestigio (Foster, Calatrava,…). ¿Por qué no introducir un poco de realidades y corruptelas en el tema? ¿Por qué no hablar de la crisis inmobiliaria? De esa burbuja que ha «jodido» a tantas familias.

En Informática de primero algo más fácil… una infografía. Una infografía acerca de los países con ébola. Una infografía donde se exponga los efectos de la enfermedad. Una infografía que permita conocer determinadas informaciones de algunos países (banderas, población, capital, etc.). ¡Qué mejor que usar la tecnología que para explicar realidades que no aparecen en el libro de texto!

Eso sí, los pobres de cuarto, han hecho una cosa muy extraña. Uno de sus compañeros ha presentado un tutorial que ha elaborado de una herramienta (en este caso Pixlr) y, mientras estaba hablando, le iban haciendo fotos y vídeos con sus teléfonos móviles. Dichos elementos multimedia, posteriormente, han sido subidos a una carpeta de Google Drive y, dentro de unos días, vamos a hacer una edición de ese material. Qué bonito ver flashes, ojos pegados al móvil e, incluso, alguno que entre foto y foto iba enviando algún Whatsapp 🙂

El libro de texto existe. El currículum también pero, su flexibilidad (que, por cierto, es mucha más de la que nos creemos) es la que nos permite hacer muchas cosas al margen de lo que nos marcan las prácticas de siempre. Prácticas que imperan en nuestros centros educativos. Prácticas que hacen que cuando quieres hacer experimentos tengas que vigilar no pasarte del «despropósito» para molestar lo menos posible a los que, por desgracia, dan clase pared con pared contigo.

Me apetecía compartir la experiencia con todos vosotros. Una experiencia que, más allá de ser difícilmente exportable (depende mucho de contextos), me reafirma en mi idea de que podemos trabajar de otra manera.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

9 Comments
  1. Genial, Jordi! Estoy muy de acuerdo en que el currículum permite más margen de actuación del que nos pensamos… Pero claro, si recurrimos al libro de texto… El domingo publico un post al respecto… En fin, un placer leerte! Saludos!

    1. El libro de texto no es nada más que el corte del currículum para adaptarlo a un patrón homogeneo (u homogeneizador). Es por ello que quizás conviene, antes de dedicarnos a que nos expliquen «cuentos», a ver qué podemos hacer con lo que tenemos. Y lo que tenemos es un currículum muy flexible y elástico que la mayoría no saben aprovechar.

      Un saludo de vuelta y, por cierto, ya leído tu excelente y último post 🙂

  2. Aplaudo que haya docentes como tu que se desmarquen del libro de texto y trabajen con la actualidad. Estoy también en el camino de promover actividades e incluso evaluaciones más auténticas, conectadas con el mundo real y claro da trabajo pero vale la pena. En lo único en que no concuerdo contigo es en eso de no planificar e ir pensando en el camino lo que voy a hacer. Planificar ( y no me refiero a la formal ) me permite entre otras cosas, tener mas claro lo que me propongo los para que y desde que lugar realizo mi propuesta para ese grupo de alumnos, . Otra cosa es que esa planificación sea flexible como para poder sumar emergentes, estar abierto también a lo que aparece , lo que interesa.
    Saludos y gracias por tus post que más allá de que con muchos no acuerdo completamente, siempre me hacen pensar .

    1. La improvisación (o más bien adaptación a las necesidades de cada momento) es lo que hace que, a pesar de poder tener más o menos planificado algo, se puedan llevar a cabo actividades alejadas de lo que se tenía en mente. Es por ello que no es malo dejarse llevar por la improvisación. Eso sí, siempre teniendo en mente el objetivo final de lo que pretendemos.

      Gracias a ti por el comentario.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link