Actualizando el currículum

Revisando el currículum de ciertos gurús del eduentertainment o de obras derivadas, creo que toca, después de mucho tiempo sin hacerlo, actualizar mi currículum con cuestiones que, por lo visto, son capitales a la hora de poder ofrecer mis servicios. En la actualidad aún no necesito realizar esa oferta pero, visto lo visto, quién sabe en un futuro los gastos imprevistos que pueden llegar a surgirme…

Fuente: Desconocida

En primer lugar voy a obviar cualquier tipo de titulación oficial. No tiene ningún sentido hablar de una ingeniería ni de un máster oficial. Bueno, relacionado con la profesión, creo que puedo usar la ingeniería para poder taxonomizarme como “experto en intervención pedagógica en contextos campestres” con el plus de “diseñador de planes estratégicos de aprendizaje para grupos complejos“. Lo de una ingeniería agrónoma para algo ha de servir en mi nueva profesión.

El máster-timo de la UOC, en algo relacionado con la Educación y las TIC, podría allanarme el camino para ser “observador del espacio Bolonia con mención en el desarrollo de planes educativos universitarios” o “evaluador de aprendizajes mediados por instituciones universitarias“. Quizás pueda autodefinirme también como “evangelizador y gestor del mindfulness como estrategia para aprobar estudios de postgrado“.

Retrocediendo a mi juventud, en mis veranos recogiendo fruta, añadiría el tema de la “formación en la selección de estrategias de recogida de datos“. Supongo que lo de ir revisando el calibre de la fruta, para ver si había alcanzado el estado de recolección, vale para otorgarme lo anterior.

Haber sido de los primeros en el uso de las PDI y Moodle, creo que me da para poner “pionero en interactividad y gestión a distancia de espacios educativos“. Es un poco arriesgado poner “creador de Moodle” pero, ¿cómo lo veis?

Lo de tener y criar una hija me da para ser un “experto en el desarrollo evolutivo de alumnos” y en “gamificación“. Si añado a lo anterior el trabajo que tengo que hacer, lo de “experto en gestión y resolución de conflictos” viene incorporado al pack. Añado “negociación en contextos difíciles” y un “coaching en habilidades de habla y movilidad“.

No nos olvidemos que salir a tomar el café al bar me convierte automáticamente en “conocedor de los principios de la neuroeducación y problemas de dicción“. Es que lo de ver a algunos que se pasan con el alcohol, aparte de esos problemas de dicción, me da para decir que soy un “experto en adicciones“.

Lo de “diseñador gráfico“, “experto en creación y gestión de webs“, “productor de vídeos” (he subido un par de vídeos a YouTube y uso el móvil, a veces, para grabar), “creador de materiales educativos” (alguna vez he subido materiales a un blog), “experto en ABP” por ser capaz de seguir los pasos entre poner la tarjeta para comprar gasolina, abrir el depósito, poner la manguera, apretar, sacarla, cerrar el depósito y subir al coche y, otras cosillas que ya vienen de serie para los que me conocéis un poco.

Podría incorporar, porque queda muy bien en todos los currículums, “nivel alto de inglés, francés, alemán e italiano“. Todo lo anterior aderezado con “escritor de manuales pedagógicos” y “gestor de empatía mediante la modelación de las emociones“.

Creo que me ha quedado un currículum bastante aceptable. Y eso que, para el caso que me ocupa (el de obtener bolos a tutiplén como el César, el Fer, el Carlos, la Mar o el David), no me he metido a hablar de mis amplios conocimientos de horchata, degustación de paellas o debates improductivos en pocos caracteres. Eso para otro blog. Aquí solo las gestas educativas a nivel de currículum.

Me he saltado haber recibido premios en mi etapa como alumno, ser constante en los deberes y, poseedor de una fotogenia envidiable. Nunca es bueno decirlo todo en el currículum de uno ;)
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
9 Compartir
Compartir9
Twittear
+1
Compartir