Adéu

Hacía tiempo, especialmente después de la operación, que me había planteado cerrar el chiringuito y dedicar todo el tiempo en el que leo, hablo o interactúo acerca de cuestiones educativas, a buscarme otro hobby. Quizás haberse juntado la cercanía de mi cuarenta y cuatro aniversario, con la publicación por parte de un personaje de una conversación privada sin permiso en Twitter (de la que no tengo nada que esconderme pero que, al menos para mí, desmonta muchas cosas), hayan hecho que tome esta decisión. Y no, como me dijo mi mujer ayer, no es que me lo tome a la tremenda. Es que, simplemente, es la gota que ha colmado el vaso que, ya estaba demasiado a rebosar.

Fuente: Twitter

Ha sido una década de interactuar con vosotros. Dedicar esfuerzos personales y profesionales a, dentro de mis posibilidades, intentar aportar mi pequeño granito de arena a ciertas cuestiones. He intentado denunciar ciertas actitudes, a ciertos personajes y organizaciones cuyo único objetivo, por desgracia, tiene muy poco de educativo. Pero, sabéis qué, al final, al igual que sucede con la denuncia que debería presentar hoy por revelación de esa conversación privada que ilustra este post, creo que paso. He tomado la decisión de alejarme completamente de todo lo que huela a educación (la parte más sistémica del concepto). Para ello voy, en primer lugar, como ya habéis comprobado si habéis intentado entrar a desactivar la cuenta de Twitter (la he dejado en standby por un año por si me lo repienso), a dejar de escribir en el blog (sin más publicaciones y, a fecha, dieciséis de octubre de este año (cuando caduca el dominio/hosting), proceder a su no renovación.

Por cierto, hoy comunicaré a mis compañeros de Eduhorchata que no cuenten conmigo para la próxima edición (sí, desde aquí hago el spoiler), avisaré a la editorial que ha impreso mi segundo libro que no haga una reimpresión (porque, una vez finalizados los ejemplares que he impreso y que, en breve van a llegar y voy a enviar, no voy a reimprimir más) e intentaré, si aún puedo, desvincularme de muchas otras cosas relacionadas con la educación que estaban a medias. Sí, eso también incluye parar el libro colaborativo (tampoco tiene mucha importancia porque, al final, tampoco ha tenido éxito), el proyecto de diario educativo digital y, el diseño de ciertas cosas que estaba haciendo para una determinada administración (no la mía).

Hay dos cosas que voy a ganar con esta decisión: tiempo y dinero. Lo más importante, lo primero. Además, seamos sinceros, ya cansa recibir siempre las mismas descalificaciones por parte de algunos que son los primeros en descalificar y se quejan, de forma totalmente surrealista, que les cuestiones sus chiringuitos. Y no obviemos tampoco el ahorro porque, al final, son muchos euros los invertidos en este blog (y en otros que también he montado para determinados proyectos), en pagarme viajes para ir a dar determinadas charlas o, simplemente, montar ciertas cosas.

Ahora toca acostumbrarme a no estar pendiente de Twitter y evitar caer en la tentación de seguir escribiendo en el blog. Para lo primero ya he dado el primer paso que es desactivar mi cuenta y desintalármelo del móvil (y TweetDeck del escritorio) y, para lo segundo, lo mejor es que no conteste a ningún comentario del blog. Seguro que, al final, alguien me agradecerá esta decisión porque, posiblemente, encuentre otra afición mucho más enriquecedora para las personas que me rodean, quiero con locura y son más cercanas a mí.

Espero que esta vez sea el adiós definitivo. Ya he amagado en demasiadas ocasiones y esto (la decisión tomada y sus implicaciones personales), es más importante para mí que realizar una portabilidad de compañía de telecomunicaciones. Y yo sé el porqué.

Me llevo muy buen sabor de boca, a pesar de ciertas cuestiones puntuales. Moltes gràcies a tots i totes els que, en algun moment, m’heu fet companyia en aquests anys.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

25 Comments
  1. Hola, Jordi.

    Lamento el incidente con esa conversación filtrada y confío en que tu salida de las redes sea temporal, que a uno se le va a hacer extraño no tener el post de cada mañana y los mensajes del Tuiter.

    Ánimo, compañero.

  2. Una lástima. Frente al poder, lo único que nos queda es decir que «el emperador está desnudo» y este blog lo hacía casi siempre. Estaremos todos más solos. Te pediría que te desenchufaras de las redes sociales, pero al menos siguieras con el blog, pero entiendo que hayas acabado hasta el gorro. Pero como diría cientefico, no oblidemos que la eseñanza no se ace sola ahi que acerla 😉

  3. Et trobaré a faltar. Llegia tot el que publicaves i em donaces esperances per seguir treballant en el món de l’educació. Pensava que potser algun dia algú veuria la llum gràcies a tu. Cuida’t.

  4. Voy a sentirlo. No concibo la educación sin espíritu crítico. Otra vez los mediocres destrozan todo lo que invite a algo tan costoso como pensar y salirse del rebaño sin repetir consignas. Muy triste. Tu marcha es otro mazazo a la verdadera educación de personas, no de robots. Te vamos a echar de menos. Gracias pro todas estas aportaciones tuyas. Un abrazu, compañeru.

  5. Estimado Jordi

    Desearte la mejor de las suertes en tu vida personal y profesional.

    Aunque en ocasiones hemos discrepado, siempre he entendido que lo hacías desde una visión sincera acorde a tus valores sin ánimo de molestar u ofender directamente a nadie y sobre todo en tu «libreta o moleskine» particular en la que nos dejabas mirar, participar y compartir.

    Agradezco tu sinceridad y espíritu crítico, confío que con el tiempo vuelvas a «coger el bolígrafo» y retomes las hojas que quedan por escribir en esta libreta tuya.

    Un saludo y mucho ánimo.

    PD Al inútil o inútiles que se pretendían divertir o divertirse a tu costa envíalos directamente a… cuánta gentuza.

  6. Senc molt que deixes d’escriure. Les teues crítiques sempre han segut motiu de debat en les tertúlies d’alguns dels docents de la meua escola, be a l’hora d’esplai o dinant. Crec que perdem tots. Espere que no siga per a molt llarg i tornes a carregar-nos les piles enfront a eixa colla de comunicadors, mitjans de comunicació i altra fauna que viuen tan sols per lucrar-se be econòmicament o be per poder encara de no tindre ni la més remota idea del que passa en el món de l’educació. Jo personalment, et trobaré a faltar. Gràcies per tot el que hem aprés de tú, sobre tot a dir les coses ben claretes i si algo no poden dir de tú és la gran sinceritat amb tú mateix. Gràcies company, i salut, molta salut i como no molta orxata fresqueta per l’estiu calurós.

  7. Gracias por todo lo que has compartido. Personalmente me has hecho reflexionar y darle una vuelta a mis certezas educativas. Respeto tu decisión pero me da una pena tremenda.

  8. Buenas Jordi. Lo que acabo de leer me ha dejado tocado. Entiendo tu decisión para buscar ese tiempo que los acontecimientos de la vida te hace valorar de otra manera. Personalmente me entristece esta decisión. Sabes que tenemos pendientes una paella en tu tierra y unas migas en Albacete. Espero en algún momento conocerte en persona. Un abrazo muy fuerte

  9. Aprendo con cada una de tus aportaciones aunque en ocasiones no comparto algunos de sus planteamientos, Espero que reconsideres tu decisión y pueda seguir disfrutando de tu saber tan necesario en tiempos como los que vivimos. Un saludo y hasta pronto, espero.

  10. Jordi, sabes que se te echará de menos (y hoy te entiendo especialmente, porque a veces también me canso del nivel que demuestran algunas interacciones). Cuando quieras volver avisa y hacemos un #blimagen de reencuentro. Un abrazo.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link