Algunas cosillas que conviene recordar sobre el uso de las TIC

En el día de ayer tuve una conversación muy interesante con un compañero de fatigas de otro Departamento. Estuvimos hablando acerca del uso de las TIC, de la comodidad que suponía para él no usarlas y, que eso creía que no le hacía ni mejor ni peor docente. Eso lo tengo claro y siempre lo he dicho: usar las TIC no es sinónimo de ser buen docente. E iré más lejos, en ocasiones usar las TIC de forma indiscriminada como hacen algunos genera perjuicios en el aprendizaje de los alumnos. Las TIC, tanto a nivel herramientas como de metodologías que pueden sustentarse en su uso, ni deben ser de uso obligatorio ni plantearse una cotidianidad en el mismo. Tan lesivo es el uso de un libro de texto recitado y tratado como biblia educativa como la modernez del uso de un iPad. Y no, no me vale decir que el iPad tiene acceso a multitud de actividades motivadoras porque, si uno lee libros de texto también tienen actividades que pueden realizarse de forma más dinámica y creativa con los chavales.

Fuente: Facebook

Otro detalle acerca del uso de las TIC es que jamás debemos usarlas para hacer más de lo mismo. Menos aún si su uso no aporta ninguna novedad o mejora. Lo de cuando su uso comporta que una actividad tarde el cuádruple de tiempo en realizarse que usando otras herramientas ya es de traca. Un ejemplo rápido… la realización de esquemas o mapas conceptuales que tan de moda está en algunos centros. La verdad es que un esquema realizado a mano es más rápido de hacer que uno en alguna de esos cientos de herramientas que permiten hacerlo con el ordenador o la tableta. Y el uso de colores permite dotarlo de la misma creatividad que supone el usar la herramienta online más moderna. Así pues, ¿por qué no nos planteamos la relación tiempo-aprendizaje? Esto de usar las TIC para complicar algo sencillo es de traca. Y sucede en no pocas ocasiones.

El sentido común también nos debería exigir prescindir del uso de las TIC antes de los aprendizajes de las habilidades básicas de nuestros alumnos. Tengo muy claro que hay miles de apps para aprender a leer e, incluso algunas permiten con uno de esos lápices tan maravillosos escribir encima de las tabletas pero, ¿aportan algún beneficio extra a hacerlo de forma más «tradicional»? Es que ya cuando he visto algún centro que usa los cuadernos Rubio en formato digital ya no sabes si reír o llorar. Menos aún cuando lo venden en su web como algo que va más allá del aprendizaje tradicional. Ya, es lo que tiene la conversión de la educación en mercado. No olvidemos que vender una app o una herramienta online (sea por dinero o por la cesión de datos personales de docentes y/o alumnos) siempre es muy rentable económicamente.

Tampoco tendríamos que plantearnos ese uso como habitual cuando la infraestructura del centro no sea la adecuada. Además, salvo algunas cosas que uno no puede hacer a mano, ¿qué sentido tiene el pretender siempre el uso de internet para realizar determinadas actividades? Reconozco que me gusta más, por ejemplo, usar la versión online de Scratch que la local que viene instalada en nuestro sistema operativo (Lliurex) pero, ¿aporta alguna mejora hacerlo más allá de cuelgues, reducción del tiempo dedicado a realizar las prácticas por problemas de conectividad o, simplemente, pérdida de datos? Tengo mis dudas.

La preparación también es otra de las claves. No todo el mundo está suficientemente preparado para usar las TIC. Y no me estoy refiriendo solo a la formación en la herramienta (que puede existir). Me refiero a dotar de sentido metodológico a la misma. Usar las TIC por el simple hecho de usarlas o por obligación no tiene ningún sentido. Creo que algunos que trabajáis en determinados centros en los que os dotan de un iPad y un libro digital (que es lo mismo que el de papel pero que funciona entre mal y peor) sabéis a qué me refiero. Sí, como eso de la obligación mal entendida del uso de libro de texto cuando llegas nuevo a un centro y te encuentras con que lo tienes encima de la mesa y, para que los padres no se quejen de haberlo comprado, te ves obligado a disimular su uso.

Relacionar las TIC con la innovación educativa también es totalmente falso. Hay grandes docentes que pueden usarla y otros no. Dejemos de comparar a los docentes en función del número de Kahoots que sean capaces de realizar o, simplemente, si son capaces o no de usar una determinada herramienta.

Usar o no usar las TIC va a depender de muchas cuestiones. Cuestiones que poco tienen que ver con las herramientas o dispositivos pero mucho con la profesionalidad. No, no se es mejor ni peor profesional por usar las TIC pero sí que uno puede llegar a ser un mal profesional si usa las TIC como núcleo del aprendizaje o se empeña, caiga quien caiga, en usarlas en detrimento de su función profesional. Cacharrear nunca ha sido el objetivo del asunto. Lo importante es que nuestros alumnos aprendan lo máximo posible usando la mejor herramienta para cada momento. Una herramienta que no siempre debe ser la última ni la más tecnológica. Eso creo que es de cajón aunque, viendo ciertas cosas, parece que algunos no lo tengan claro.

¿Deben usarse o no las TIC? Pues depende del contexto, de las necesidades y del objetivo 😉

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. Ufff … no sé, quizá en el siglo XX podrían ser medianamente defendibles algunas de las afirmaciones que haces en este artículo, pero creo que en pleno siglo XXI difícilmente se pueden sostener.

    Eso de que un docente puede negarse a usar las TIC y no por eso es mejor o peor docente, creo que no tiene demasiado sentido. Es evidente, creo yo, que los docentes de hoy están (estamos) educando a los ciudadanos del futuro y ese futuro es cada vez más digital, nos guste o no.

    Por otro lado, ¿como se supone que trabajaría la competencia digital ese «supuesto buen docente de este siglo» que se niega a usar las TIC?.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link