Algunas cuestiones sobre la coordinación TIC en los centros educativos

Me ha llegado un correo electrónico para que exprese mi opinión -más bien mis respuestas, en clave personal y basadas en la experiencia sobre el tema- acerca de determinadas cuestiones que afectan al rol y a las funciones del coordinador TIC en la Comunidad Valenciana. Sí, está en marcha un curso de formación para coordinadores y uno de los tutores del mismo ha querido contar conmigo para que intente responder a cuestiones que, para mí, son claves en la función o en la futura mejora de ese coordinador, tan desbordado en los centros educativos por no tener claros ni unos ni otros de cuál es su función. Sí, este curso no soy coordinador TIC pero lo he sido en ocasiones pero tengo alguna ligera idea de qué podríamos hacer para mejorar su trabajo y su encaje dentro del organigrama de los centros educativos.

Fuente: HikingArtist.com vía photopin CC
Fuente: HikingArtist.com vía photopin CC

Sin más preámbulos vamos a ello aunque, a diferencia de la mayoría de posts que publico, éste va a ceñirse mucho al formato pregunta-respuesta. Creo que debe ser así porque las preguntas son muy concretas y mis respuestas, a pesar que pueda extenderme por mi inconsistencia literaria acorde con la verbal sobre las mismas.

¿Qué tareas estás realizando actualmente como coordinador/a TIC?

Pues la verdad es que me pilla un poco a contrapié la respuesta. No, este curso no soy coordinador TIC. Tenemos un proyecto conjunto en mi centro que emana del equipo directivo, lo dirige el coordinador TIC y, algunos colaboramos dentro de nuestras posibilidades para intentar dotar de conectividad al centro y mejorar la infraestructura tecnológica del mismo. Además, al igual que el curso pasado, me han engañado para dar una de esas formaciones gratuitas en mi centro que se inventaron acerca de competencia digital básica para docentes pero, vamos a ser claros… el coordinador TIC en la mayoría de centros educativos se dedica a resolver problemas técnicos de diferente calado (internet que no funciona, ordenadores que se cuelgan, proyector que no se enciende, cambio de consumibles y un largo etcétera de funciones más propias de un técnico que de alguien que debería ser el dinamizador tecnológico de los centros). No, no es culpa del coordinador. Es culpa de una mala concepción de la función y, por desgracia, de tener un servicio técnico entre lamentable y muy lamentable. Y no, no hablo sólo del SAI de la Comunidad Valenciana. Hablo desde la experiencia de haber sufrido el infumable servicio técnico catalán con uno que venía algunas horas a la semana y que solucionaba entre poco y nada (no por falta de profesionalidad, más bien por falta de tiempo asignado en el centro y salarios bajísimos que hacen que, cualquiera que sea muy bueno, se largue del servicio técnico a otro trabajo). Un servicio externalizado que no funciona. No funciona ni su concepción inicial, ni su diseño e integración en los centros educativos.

¿Qué tareas consideras deberían estar recogidas en una futura legislación que regule esta figura?

Tengo claro que debería existir una ley que regulara su función más allá de esas pinceladas que, pocos se leen y nadie aplica en su trabajo como coordinador (por tener necesidades técnicas a solucionar más perentorias para que los compañeros puedan dar clase). Una ley que debería incorporar la figura dentro del organigrama de la dirección del centro y permitir que, dentro de sus funciones exista la de ser uno de los que gestionen el cambio metodológico mediado por las TIC en el aula y animar a ello. Debería ser alguien que, apoyado por un buen servicio técnico externo, se dedicara a elaborar un proyecto sobre cómo usar las TIC en el centro y acompañara a los docentes que quieren cambiar y usar más las nuevas tecnologías en su aula. Además tengo muy claro -y siempre lo he tenido- que existe la necesidad perentoria de, además de dotar al coordinador TIC de una mayor visibilidad en los centros incorporándolo en el organigrama anterior, que la administración educativa cree un cuerpo de macrocoordinadores -o, por qué no decirlo directamente, inspectores de especialidad- que se dediquen en exclusividad a ir por los centros asesorando y colaborando con los coordinadores TIC. Un cuerpo que debería tener comunicación directa con los centros que gestione y, cómo no, ver reducida su burocracia al mínimo.

¿Cómo consideras que debería realizarse la elección del docente encargado/a de la coordinación?

En la Comunidad Valenciana lo tenía bastante claro en un principio (al menos en Secundaria al existir la asignatura de Informática impartida por un profesional del ramo). Creía, en un principio que, quien mejor haría esa función sería el docente o alguno de los docentes del Departamento de Informática. El problema es que, por desgracia, no todo es tan maravilloso como parece bajo las especialidades y nos encontramos a docentes de la materia que, por determinados motivos, no saben mucho de lo que es la informática del día a día (sí que tienen, en cambio, muchos conocimientos y capacidades sobre programación) y tampoco sirven para animar el cotarro. Es por ello que, quizás basándome en lo que he visto, lo mejor sería contar con los docentes que tengan una formación generalista en el ámbito informático, estén informados de lo que está sucediendo en el ámbito educativo mediado por las nuevas tecnologías, participen activamente en contextos de aprendizaje a distancia y, lo más importante, que sean capaces de transmitir sus conocimientos y tengan una buena empatía con el resto del Claustro. No, para coordinador TIC no me vale uno que sepa mucho del tema si vive encerrado en si mismo y no tiene habilidades sociales.

¿Qué asignación horaria consideras que debería tener asociado el cargo?

Si ya considero en la respuesta anterior que debería formar parte del organigrama del equipo directivo de los centros, ya puede intuirse que su reducción horaria (léase también entre líneas el complemento salarial) la haría equivalente a la del resto de los miembros del equipo directivo. Entre 8 y 10 horas lectivas me parece razonable e, incluso así, sé que va a dedicar -si quiere hacerlo bien- muchas más de las mismas a que funcione bien esa dinamización de las TIC para las que considero que debería estar diseñada su función.

¿Consideras que debería establecerse un mínimo y/o un máximo de cursos en el cargo?

Al formar parte en mi propuesta de los equipos directivos de los centros y, tener muy claro que lo ideal para un equipo directivo es un máximo de dos mandatos consecutivos, tengo muy claro que su duración en el cargo debería ser la misma (8 cursos máximo). Seguro que algunos pensaréis que, a diferencia del equipo directivo, el coordinador TIC no debe verse influenciado por la duración del mismo al tener otro tipo de tareas pero, seamos sinceros, la idea fundamental de la integración de la figura dentro de ese organigrama obedece fundamentalmente a que se pueda establecer una línea de trabajo. Y esa línea de trabajo viene marcada por la idiosincrasia del equipo directivo. Es por ello que no veo demasiado sentido a convertirlo en un cargo a perpetuidad o al margen de un grupo compacto y homogéneo al cual debe de pertenecer. ¿Mínimo? Pues salvo circunstancias personales que le impidan continuar en el cargo, debería ir, como he dicho, en comandita con el resto del equipo directivo.

¿Qué dificultades has encontrado en el desarrollo de tus funciones y qué aspectos consideras que debería abordar esta legislación para corregirlas?

La principal dificultad cuando ejercí de coordinador TIC o desde que estoy trabajando codo con codo con el de mi centro es la concepción del resto del profesorado de ese cargo. Sí, todos los compañeros creen que la solución a sus problemas tecnológicos es lo más importante del mundo. Y ya no digamos cuando empiezas, dentro de un proyecto de dirección, a introducir elementos tecnológicos en el aula (proyectores, ordenadores, equipos multimedia y conexión a internet en condiciones)… todo el mundo se piensa que en el centro no existe nada más que cubrir sus necesidades. Algo lógico porque uno está en el aula y tiene unas necesidades puntuales pero, en ocasiones, esa exigencia mal entendida hacia el coordinador TIC hace que sea contraproducente. Por suerte en mi centro actual la mayoría de compañeros lo entienden pero, he estado en centros ejerciendo de coordinaror TIC o del programa EduCAT 2.0 donde todo eran prisas e, incluso, había compañeros que te exigían de malos modos que solucionaras sus problemas tecnológicos. Y eso no es.

¿Más problemas? La falta de un espacio común bien dinamizado donde los coordinadores TIC puedan comunicarse y, cómo no, el no saber a quién acudir para solucionar sus problemas. Y cuando se intente, si alguna vez quiere hacerse, el rol de técnicos por el rol de dinamizadores tecnológicos, ya veremos si alguien piensa en crear un cuerpo (sí, antes he dicho una inspección educativa TIC -denomínese como se quiera-para que les ayude). Lo de las horas ya lo he comentado anteriormente con su reducción horaria actual de risa y, cómo no, y me repito en lo anterior por creer que es el problema más importante: la necesidad de cambiar su consideración como técnicos.

La verdad es que no tengo claro si dentro de mi incoherencia he hilvanado unas líneas inteligibles pero, si no es así, agradecería me lo dijeráis por las redes o como comentario a este post para intentar aclarar o matizar algunas cuestiones.

¿Era esto lo que querías Samuel? Espero que te sirva 🙂
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

13 Comments
  1. Perfecto Jordi, no esperaba menos. También tengo algunas ideas al respecto que tal vez me atreva a expresar en un post propio aprovechando tu reciente invitación a abrir este espacio 😉 Gracias!

  2. Aparte de que se utilicen más y mejor las herramientas TIC (intensificar el uso de las TIC) en el centro educativo, si estamos hablando de un centro donde hay pc en todas las aulas (aquí se incluye pizarras digitales interactivas en todas las aulas de ESO, proyectores en las otras) y pcs resto de dependencias (departamentos, laboratorios, talleres, aulas de ciclos formativos, 6 carritos de pcs portátiles, gestión y administración), estas tareas son ineludibles en poquísimas horas de dedicación:

    1. Inventario y mantenimiento de la dotación TIC
    2. Gestión de incidencias y averías de software y hardware a través de CAUCE u otro sistema de centro de atención de usuarios de la Comunidad Educativa.
    3. Adquisición de material informático de reposición, ampliación y mejora.
    4. Administración de aplicaciones del servidor TIC del centro (a través de GESUSER, en nuestro caso)
    5. Administración de la plataforma educativa MOODLE (en nuestro caso) o de otra plata educativa común.
    6. Administración y publicación de artículos (propios o de otros miembros de la Comunicadad) en el sitio WEB del centro
    7. Administración de la plataforma de comunicación con los tutores legales (en nuestro caso, PASEN)

    No has hablado tampoco de que es necesario un equipo de Coordinación TIC que actúen de «satélites» que informen y resuelvan pequeñas incidencias, con mucha «empatía».

    1. Sí, son tareas ineludibles siempre y cuando exista la mala gestión en el servicio técnico que existe en la actualidad en la mayoría de Comunidades Autónomas. No es lógico que, salvo problemas puntuales en los que no queda otra, deba ser el coordinador TIC o cualquier otro que «sepa algo de trastos» el que solucione los problemas con determinadas cuestiones. Eso sí, también sería de agradecer que, para cuestiones sencillas, no se acudiera al coordinador TIC a la primera de turno (hay compañeros que ni tan sólo saben hacer las cosas básicas con un PC y esa nula competencia digital es insostenible en centros con, cada vez, mayor dotación de cacharros y aplicaciones de gestión).

      Toda la razón en que he obviado la existencia de un equipo de «coordinación TIC» pero creo que aumentando la competencia general del profesorado en esas tareas repetitivas (sí, siempre falla lo mismo y son, en su mayoría errores humanos) todos los compañeros deberían formar parte del buen uso y mantenimiento de los equipos.

      Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tus ideas.

      1. Fuera del horario de dedicación del Coordinador TIC, el equipo de coordinación TIC estaría disponible para ayudar a los profesores «especiales», de comprobar/arreglar/notificar incidencias y de comprobar las que se hayan resuelto. Los coordinadores TIC no estamos omnipresentes. Actualmente, la dependencia de la mayoría del profesorado por las TIC (aunque sea sólo del proyector) es muy fuerte. Se ponen muy nerviosos si no pueden utilizar algunos medios TIC. Quieren que se arregle (no he dicho que lo arreglemos) ya o para mañana.

  3. Estoy de acuerdo en varias de las cosas que dices, y en desacuerdo en otras, como que no se asigne esta función a la especialidad de informática porque hayas conocido casos no aptos para ello. Es como si dices que la especialidad por ejemplo de historia, matemáticas u otra cualquiera no se le asigna a su especialista porque hemos visto casos (que los hay) que no saben transmitir la materia no comunicar con los alumnos.

    1. No, no tiene nada que ver con la competencia de los profesionales de la educación que imparten la asignatura de Informática en ESO y Bachillerato o módulos en la FP. Tiene mucho que ver con la concepción que creo debería darse a la coordinación TIC. No por mucha informática que uno sepa puede ser capaz de ayudar a su compañero de, pongamos Ciencias Sociales, a encontrar herramientas adecuadas para su aula o, quizás, no sea bueno a nivel empático con sus compañeros. No olvidemos que uno puede ser muy buen docente y, por desgracia, tener una habilidad social con sus iguales más que cuestionable.

      Y me reitero… no tiene nada que ver con lo bueno que sea en Informática porque la coordinación TIC va más allá de la mucha competencia profesional que pueda uno tener en el ramo y más de cómo comunicarla, transmitirla y ayudar. Al menos en la propuesta que siempre he planteado sobre esa figura.

      Gracias por comentar y dejar tus ideas.

  4. Estoy de acuerdo con Rosam (comentario anterior). Si tenemos que evaluar la sociabilidad o empatía lo podemos aplicar a todas las especialidades y cargos en los centros. El problema en informática es que las reglas que siguen todas las demás especialidades no se aplican a esta (optativas de informática las puede dar cualquiera, coordinador TIC de cualquier especialidad sin ningún conocimiento técnico, …) o se nos exigen unas características que a los demás no se exigen.
    En Balears actualmente la media de horas en secundaria son 13h de asignación (más de media jornada), son muchas horas (y mucho dinero al fin y al cabo). Y se están dando a profesores de cualquier especialidad (hasta de lenguas clásicas o educación física), en muchos casos para cuadrar horarios, tradición o amiguismo.
    Primero creo que se tendría que definir mejor el rol de coordinador TIC. Personalmente creo que tendría que ser técnico y de la especialidad de informática, ya que en el día a día tiene que lidiar con problemas técnicos, a menudo dar una mano a compañeros, y asegurar que la infraestructura informática del centro cumpla con unos mínimos de calidad y seguridad (este último punto es importantísimo). Además si es de la especialidad de informática se le podrá exigir porque tiene los conocimientos para ello, en cambio si es de cualquier otra especialidad, ‘hace lo que puede’ y listos.
    Si tuviese que haber un rol de dinamizador TIC creo que tendría que crearse otro, aunque yo creo que no sería necesario, creo que es ilógico hablar de dinamización informática en el año 2016, y tener que animar a los profesores a utilizar las TIC.
    Además el coordinador TIC podrá impartir las asignaturas TIC de ESO y bachillerato, que como he dicho las imparte cualquier profesor y en muchos casos no siguen el currículum (los alumnos acaban sabiendo mucha ofimática…). Y a partir de ahora con las reválidas (o lo que sea) los alumnos pueden elegir TIC y no habrán visto en clase lo que se les exige en estas pruebas.
    De todas formas muy buen apunte el suyo en el blog, enhorabuena.

    1. No tiene nada que ver lo de la coordinación TIC con la desprofesionalización que, por desgracia, me comentas. Sí, lo de que todo el mundo pueda dar de todo es uno de los males endémicos de nuestras aulas. Hay un refrán que dice que «quién mucho abarca, poco aprieta». Y eso podría ser aplicado a lo que me comentas.

      La cuestión de reformular el concepto de coordinador TIC que planteo -y he planteado siempre- tiene muy poco que ver con una figura técnica y más con una figura de apoyo continuo a la digitalización del centro y ayuda a los docentes para que puedan usar herramientas/servicios que les faciliten su día a día. Y eso no es saber mucho de informática, es tener mucho sentido común, empatía y bagaje tecnológico amplio (no específico como la mayoría de profesionales del ramo).

      Yo siempre he defendido la profesionalidad de los compañeros de Informática. Lo que cuestiono es si la figura de coordinador TIC no conviene, de una vez, destinarla a lo que marca la ley. Y no es arreglar cacharros 🙂

      Muchas gracias y, especialmente, por dejar aquí tu comentario.

  5. Se podría decir que estamos prácticamente de acuerdo, pero también quiero matizar que las dos cosas deberían ir parejas: uno puede tener mucha empatía, pero también debe ser competente en la tarea.

  6. Totalmente de acuerdo. El coordinador TIC debe saber resolver «tonterías» (ej. enchufar la toma de corriente 🙂 ) con mucho sentido común y experiencia previa de casos similares. La competencia digital docente deberían tenerla todos los docentes si van a ser guías de su alumnado para que desarrollen la competencia digital de estos. No es arreglar cacharros. Eso es un error de concepto en muchos centros. Eso lo puede hacer cualquier especialista profesional puesto por la administración o de mantenimiento informático mensual, contratado por el centro. A muchos coordinadores TIC los tienen para sustituir a una persona de mantenimiento informático externo, pues no hay presupuesto.

    Si el coordinador TIC se dedica a eso en el número ínfimo de horas semanales de dedicación que dispone, estaría descuidando o no haciendo las tareas propias que no puede hacer nadie por el él/ella: COORDINAR

    >> >>>>> COORDINAR las actuaciones para que las TIC del centro educativo están disponibles y en condiciones de calidad y, a continuación, si tiene más tiempo, realizar gestiones para ampliar y mejorar los medios, fomentar el uso de las TIC, realizar propuestas, colaborar en programas y planes educativos para que el profesorado pida al alumnado que cree muchos y buenos productos digitales, haciendo cosas nuevas, distintas a los «trabajitos» tradicionales,…

    Sin esta base material en el centro, el Claustro lo tiene más complicado para emplear las TAC y las TEP en su docencia, administración y gestión académica. Tendrían más «excusas» para no emplearlas.
    *TAC Tecnologías del aprendizaje y el conocimiento *TEP tecnologías del empoderamiento y la participación.

    El proyecto TIC de los centros es un proyecto estratégico. Por eso, los líderes educativos de los centros (¿equipos directivos y departamento de Formación, Evaluación e Innovación (FEI)?) deben apoyar y trabajar conjuntamente con el Coordinador TIC, para que el profesorado sea más eficiente en su trabajo con utilizando herramientas TIC, y sea más fácil y factible desarrollar la COMPETENCIA DIGITAL, la de aprender de forma autónoma y la de iniciativa emprendedora del alumnado. Estos utilizarán herramientas similares de forma natural en su vida profesional.

  7. Yo pienso que los informáticos deberían realizar esa tarea. Si como dices tienen mayores conocimientos en programación será por temas personales, no por el hecho de que no lo conozcan o no lo hayan estudiado. Ellos deberían aprender aquellas cosas que se les han olvidado. Lo que vamos a hacer en caso contrario es formar a personal que no tiene ni idea de informática para que la tenga. Si ahora sacasen un nuevo coordinador de Historia, por mucho que otros profesores sepan de historia, no podemos dejar ese trabajo a otros, a eso se llama intrusismo laboral.

  8. Todo el mundo puede dar esa materia creada llamada tecnología que tanto os gusta y tanto han alimentado los tecnologos de la administración, creando muchas más plazas de las necesarias para asegurarse un puesto por si les dan una patada en su despacho. Y, sin embargo, solo los especializados pueden dar informática, esa materia que hasta que no se le dé el protagonismo debido seguiremos a la cola en educación, tanto profesores como alumnos. Seguid tecnólogos intentando apartar y comer terreno de quien teneis miedo, pero se espera que no siempre se os pueda proteger y mantener esta mentira.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link