Algunas empresas le echan morro porque hay docentes gilipollas

Lo siento. Siento si en este artículo hay alguno de mis compañeros que pueda sentirse aludido pero, a veces, es necesario dejar un poco la autocomplacencia de lado para hablar de prácticas que, más allá de ser más o menos válidas, convierten a quien las practica en en un auténtico gilipollas. Sí, me estoy refiriendo a esos docentes que publican «de gratis» artículos en determinados blogs de empresas que venden materiales educativos o que ofrecen servicios relacionados con el sector. Algunos estamos cansados de que apelen a nuestro altruismo o a nuestro ego con textos como «es una oferta para apoyar a los profesionales del tema y compartir contenidos que sean de calidad para nuestros lectores que no hacemos a todo el mundo» o alguna mamandurria similar. Joder, ¿qué se piensan que somos los docentes? ¿Unos estúpidos que dedicaremos parte de nuestro tiempo a elaborar materiales para empresas que sacan tajada? Pues, por lo visto, hay más estúpidos de lo que parece a la vista de la gran cantidad de artículos que se publican por docentes en esos blogs de las empresas del sector.

Fuente: http://escribiendoenplata.blogspot.com.es
Fuente: http://escribiendoenplata.blogspot.com.es

Una cosa es dedicar esfuerzo a preparar materiales para nuestros alumnos y compartirlos altruistamente en la red. Quizás, rizando el rizo, se puede llegar a entender que algunos, en nuestros centros, hayamos caído en la pequeña trampa de realizar formación a coste cero. Incluso, puedo llegar a comprender a aquellos que, buscando un interés futuro, puedan jugar a ver si con esas «colaboraciones desinteresadas» en chiringuitos varios, lo consiguen pero… más allá de lo anterior, me da mucho miedo analizar dicha conducta que, por desgracia, no es tan poco habitual como debería. Sí, hay docentes que colaboran gratuitamente para difundir negocietes de terceros. Y no, como he dicho antes, no se trata de colaborar entre iguales en espacios docentes. Se trata de repartir propaganda de gratis; por el morramen de quien lo pide y la gilipollez de quien lo acepta.

Cada vez es más habitual recibir en mi correo notas de prensa de empresas relacionadas con el sector, que me exponen en las mismas lo bueno que sería para mis lectores publicar algo sobre el producto que venden o el servicio que ofrecen. Algunos intentan halagar mi ego hablándome de la difusión que se conseguiría con lo anterior. De colaboraciones que otros docentes, muy conocidos en las redes, han hecho en sus blogs. De lo fantásticos que son por ofrecerme esta posibilidad sin parangón. Sí, sin parangón para sus bolsillos porque lo quieren «por la patilla». No me jodas. No me digáis que no os parece lamentable este tipo de ofertas y lo que subyace tras las mismas. Sí, subyace la falta de consideración de los docentes que caen en esa trampa -y coño, algunos ya son talluditos- y el desprecio a su trabajo porque, seamos sinceros, el trabajo de un docente vale dinero. Y ya si nos pasamos a veces con lo que hacemos con los chavales o por nuestros compañeros, ya sólo falta seguir desvirtuando nuestro trabajo. ¿Alguien, por cierto, se imagina a un albañil dedicar altruistamente su fuerza de trabajo en sus horas libres, para que una constructora pueda vender el edificio que ha construido? Pues eso es lo que están haciendo demasiados docentes.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

6 Comments
  1. No entiendo mucho la frase de: «Se dice el pecado pero no el pecador (aunque se le llame gilipollas)». En este caso, me refiero sobre todo a las webs.

  2. Efectivamente. Lo oí por ahí adelante y tienen toda la razón: «el trabajo colaborativo -entendido así- consiste en que el usuario pone el contenido y la empresa se lleva la pasta».

    Mira que hay sitios para colaborar con compañeros para acudir a en apoyo de las empresas.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link