Aprendizaje más allá del proyecto Escuela 2.0

Hace un rato he acabado de leer el artículo de Mikel Agirregabiria, titulado «De Eskola 2.0 hacia Sarezkuntza«. Un artículo donde se habla de la parada en seco de la distribución de cacharros que se estaba dando con el proyecto Escuela 2.0 y, como muchos, vuelve a postular por cambiar los netbooks por tabletas atendiendo a sus mayores potencialidades educativas (y a la desaparición de la fabricación de los mismos -los dos principales fabricantes de netbooks han decidido dejar de fabricar-).

Me extraña que, después de tener unas máquinas que han valido decenas de millones de euros y que se han distribuido masivamente en el territorio, a los pocos años (me parece que no llevamos ni cuatro) se plantee sólo el cambio en los aparatos y, volver a asociar los cambios en los aprendizajes, a la movilidad que permiten las tabletas o a la existencia de aplicaciones más modernas. No es lógico ni coherente plantearse el proyecto Escuela 2.0 como un proyecto finiquitado. Era un proyecto que iba más allá del despliegue tecnológico (si eso no era así…perdonadme dicha confusión) aunque, finalmente, lo único que ha quedado del mismo son las pizarras digitales interactivas (PDIs) muertas de asco y unos netbooks que, a excepción de su uso con los libros digitales (poco menos que pdf enriquecidos de algunas editoriales y que dejan mucho que desear), siguen haciendo acopio de polvo en las mochilas de nuestros alumnos. Unas mochilas en las que coexisten con los libros en papel, los bolígrafos, las gomas y todas las herramientas decimonónicas que utilizaban nuestros abuelos.

aprendizaje1
Fuente: Dancebox

Tenemos cachivaches a los que casi nadie saca jugo. Ni el docente más experto en esto de las nuevas tecnologías es capaz de acabarse los netbooks que vinieron de dotación. Ni en potencialidades ni en uso por parte de los alumnos. Por tanto, ¿para qué demonios estamos hablando de que se ha acabado un proyecto que ni tan sólo ha despegado? ¿Por qué estamos planificando la introducción de nuevos elementos tecnológicos cuando aún no nos hemos acabado los que nos vinieron de dotación? ¿Por qué plantearse hablar de futuro cuando ni tan sólo hemos conseguido perfilar un aprendizaje del presente?

El aprendizaje está más allá de las herramientas. Los informes sobre las potencialidades de nuevos aparatos y las estrategias de márqueting que «hacen prácticamente obligatorio» el cambio a los nuevos y más modernos cachivaches están haciendo perder el norte a más de uno. Ni hay crisis del 2.0 ni hay un proyecto que deja de funcionar. Hay una necesidad imperiosa de hacer algo con lo que tenemos. Algo que no se está haciendo. Algo que nadie con capacidad de decisión se plantea hacer.

El aprendizaje, una vez suministrado lo básico (y está), va más allá de las novedades. El aprendizaje está íntimamente relacionado con aprovechar lo que tenemos. Va sobre sacar todo el jugo a las potencialidades que estamos tirando, día tras día, a la basura. Va más allá de individualidades que, con suerte, son sólo experimentos de alguno que cree que conseguirá algo yendo por libre.

Seamos realistas. El proyecto Escuela 2.0 ya ha hecho su papel pero, ¿están haciendo el suyo el resto de los actores implicados para mejorar el aprendizaje?

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. De acuerdo contigo en la falta de aprovechamiento de los dispositivos «antiguos» y en la necesidad de un mayor enfoque metodológico. Pero, por desgracia, las tecnologías nos sobrepasan y también debemos formar alumnos en el uso de las últimas tecnologías de las que se espera encuentren en la vida real.
    Las tablets están ahí, aunque su aprovechamiento es todavía un handicap para profes y alumnos.

  2. Totalmente de acuerdo con tu crìtica…Sigo tus puntos de vistas porque argumentas cada una de tus crìticas y en realidad al hablar de educaciòn sea cualquier proyecto implementado, se vuelve un fracaso en la medida en que sòlo nos volvamos repetidores de lo que nos parece «ser innovadores», y luego lo que se provoque con dicha innovaciòn, la dejamos en el aire……y empezamos nuevos proyectos, como borròn y cuenta nueva………el aprovechar lo que tenemos, precisamente encuentra su escencia de ser y existir al no «tirar» lo que no sabemos a ciencias ciertas si ha sido bueno, y en què medida lo ha sido……Podemos mejorar lo que tenemos, pero no tiràndolo, sino màs bien optando por evaluar en positivo lo mucho o poco que se ha logrado o no………

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link