Aprovechando que Jordi está de «vacaciones»

Voy a aprovechar que Jordi está de vacaciones para mandarle este escrito. No sé si lo publicará y, menos aún si se tomará un rato para leerlo. No nos llevamos «pedagógicamente» bien. Soy más de otras cosas que de lo que defiende. Quizás lo único que nos una sea haber compartido, en una ocasión -que espero se repita pronto-, una de esas bebidas que tanto le gustan. Reconozco que en persona cambia a mejor. Bueno, como le dije en su momento, creo que es fácil que sea mejor porque, al menos para mí, siempre se ha demostrado una persona ácida y muy crítica con quienes piensan diferente de él. No te me enfades, que ya sabes que te lo digo con muchísimo más cariño, que ciertas cosas que te dicen cuando no te hallas delante. Sí, ya te he comentado la cantidad de whatsapps y grupos de Telegram en los que te ponen a caldo. Creo que no te estoy comentando nada en este correo que no te haya dicho antes.

Fuente: ShutterStock

Me preocupa que estés de vacaciones literarias. No por tus aportaciones que, en exceso se repiten con los mismos argumentos. Te echo de menos porque, sinceramente, me agriabas más de un café y, a veces, me obligabas a bajarme de mi unicornio. Creo que deberías replantearte lo de los unicornios porque, en ocasiones, es de lo más maravilloso que existe. Además, no me digas que no te gusta ser bendecido por las masas o por el contexto más mediático. Con lo bien que saldrías en la foto. A ver si me funciona el peloteo y me mandas, como dices, uno de tus libros por la patilla. Aunque seas catalán puedes tenerlo en cuenta. Además, ya sabes que no muerdo y que, salvo que esté obligada a posicionarme contra tuyo en determinados foros, lo hago por necesidad de comulgar con el grupo. A todos nos gusta tener grupos y si he de ceder un poco, cedo. Incluso, como sabes bien, he salido últimamente bastante en prensa con motivos de algo que denunciaste y que a mí tampoco me convence pero, algunas tenemos un poco de ego y nos gustan estas cosas.

Sé que volverás. Es imposible que no lo hagas. Esto para ti es como una droga. Además, ¿no te estamos dando motivos para que vuelvas? Es que las conversaciones ya están siendo aburridas y, al menos, como bien sabes, nos gustaba tener un enemigo común. La de veces que he oído llamarte adjetivos calificativos que conoces bien. Además, ¿solo por una conversación privada que se ha publicado en abierto?

Recuerda que tenemos un tema profesional pendiente, que aunque como en otras ocasiones no quieras contar públicamente, sabes que tiene sentido por lo que implica. Nunca te me mojas ni que te presione por activa y por pasiva. Cobarde. Ya te lo autodenominas tú, pero yo te lo repito.

Por cierto, como sabes bien por el whatsapp que te acabo de mandar y la conversación que tuvimos hace poco, quiero que publiques esto (si quieres, claro está). Al menos así podré decirme a mí misma que yo también he participado en tu blog porque, sea para bien o para mal, se ha convertido en la lectura de cabecera de muchas personas entre las que me incluyo.

Me encanta cambiar los tiempos verbales porque, como me repiten asiduamente mis colegas innoeducadores, sobra todo lo que no sea emocionante. Y sobras, como ya sabes, tú, aunque no puedan vivir sin ti.

Un abrazote muy fuerte.

Añadida imagen y corregida alguna falta de ortografía antes de publicarlo ;)
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link