Artesanía educativa

No hay receta maravillosa ni herramienta que, más o menos publicitada, pueda sustituir a lo «hecho  mano». Artesanía, en sus diferentes acepciones que permite, más allá de la individualización que supone el proceso, un trabajo mucho más manual. Sí, ser un artesano se hace esencial para ser un buen docente. Elegir las herramientas adecuadas a cada contexto y, como no, huir rápidamente de los consejos de esos que venden trabajo homogéneo como virtud máxima. No hay estrategias mejores ni peores. No hay libros que indiquen cómo debes formular tu tarea docente. Hay miles y miles de soluciones masificadas que deben ser analizadas y, como no, adaptadas a tu pequeño negocio de artesanía.

Fuente: http://www.redires.net
Fuente: http://www.redires.net

Cada alumno es una pequeña pieza que debe modelarse. No todas están cortadas del mismo árbol ni, tan sólo permiten ser regadas en la misma proporción de agua y nutriente. Hay factores que afectan diferente a cada una de esas piezas y, es por eso que la artesanía debe ser el objetivo fundamental. Grandes artesanos. Grandes escultores de la individualidad. Excepcionales artesanos que saben rodearse de aquellos que saben siendo capaces de seleccionar todo el grano de la paja. Porque de paja hay mucha pero de grano poco. Y cada grano, como siempre, con una necesidad de molida diferente.

Lo masivo no vale. Los resultados de otros alumnos no sirven para un buen artesano. La Educación, como pocas, es de aquellas facetas que convienen ser tratadas caso a caso. Porque hay tantos casos como alumnos. Un solo artesano para cientos -e incluso miles, a lo largo de su vida laboral- casos que deben ser tratados mediante diferentes estrategias y herramientas.

Un artesano es aquel que sabe utilizar las diferentes herramientas que pueda necesitar. Un artesano es aquel que, es capaz de dedicar el tiempo justo a la cocción de la arcilla. Un artesano es aquel que, cada vez tiene más claro, que lo único que puede hacer para mejorar es aprender de los mejores. Mejores que, en ocasiones, no son los que más hablan. Algunos que, curiosamente, lo único que saben es que también les queda mucho por aprender.

 La artesanía educativa es aquella que se hace en las aulas. Aquella que no depende de libros de texto despersonalizados, de herramientas que sólo se usan porque las usan la mayoría y, como no, prescindiendo de la imitación que tanto gusta. Porque, para hacer una copia en plástico de la Giralda ya tenemos las impresoras 3D. Para cualquier otra cosa más interesante… el trabajo artesanal en función de las necesidades puntuales.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

6 Comments
  1. Me supongo que conocerás el maravillo libro de Richard Sennet, El Artesano.
    Planteas algo complicado en un mundo vertiginoso y difícil de parar. Educación slow y cosas bien hechas, con cariño y personalización. ¿Educación?

    1. No lo conocía pero me lo apunto en mi lista de «pendientes». Más que una lista esto ya empieza a parecerse a los volúmenes de alguna de esas enciclopedias que aún algunos tenemos en nuestras estanterías 🙂

  2. OK AL 99 %. Me gusta mucho esa denuncia de la masificación, que no puede ser sino despersonalizadora. Mi disensión se debe a que no creo que haya que modelar a nadie. Más que un artesano quizá sería mejor comparar al profesor con un jardinero que cuida, abona, riega y… disfruta con el crecimiento y la belleza de la planta que ha crecido… ¡por si misma!
    Saludos cordiales,
    JF

    1. Es una manera de verlo. Pero a mi sí me gusta lo de artesano, por lo de crear tus materiales y dedicárselos a tus alumnos. Por eso no tengo ningún interés en publicarlos. Son solo para ellos, no es que no recicle de un año para otro pero hay referencias explícitas, como fotos de la pizarra o de cuadernos de alumnos. También soy alfarero.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link