Asco, manipulación y vergüenza

No puedo resistirme a escribir sobre una nueva manipulación de un medio de comunicación sobre una noticia referente al sistema educativo. En este caso concreto, referida a los docentes y a sus enfermedades. Una manipulación interesada procedente de los voceros valencianos del PP. Voceros representados por su medio de comunicación «independiente» de nombre Las Provincias. Un medio de comunicación que sirve de contrapeso en dicha Comunidad al medio de comunicación del partido de la oposición (El Levante).

Son dos medios de comunicación que usualmente suelo leer. A pesar de mi actual destino en Cataluña, mi residencia en la Comunidad Valenciana hace que procure estar informado sobre lo que sucede en dicha Comunidad. Y, como la realidad es que ninguno de los dos medios es imparcial (por mucho que ellos defiendan esa línea editorial neutra y objetiva a capa y espada) puedo, leyendo ambos, hacerme una pequeña idea de lo que está realmente sucediendo o ha sucedido.

Hoy siento asco. Asco de ver la manipulación que hace Las Provincias en referencia a las bajas médicas del profesorado valenciano. Un titular interesado que, desglosado palmo a palmo según el redactor de la noticia, lleva a la conclusión de «que los docentes valencianos son unos vagos y tienen mucho morro».

Hagamos un análisis a voz de pronto. ¿Qué os sugiere un titular como el que trascribo a continuación?

Un millar de profesores se cogen la baja nada más empezar el curso

A mi lo que me sugiere, si lo mirara de forma neutra y sin conocer la realidad y la parcialidad que se gasta este medio, lo primero sería decir «qué vagos los docentes valencianos». Curiosamente hay algo que no es real en el titular. Algo que me lleva a plantearme algunas cuestiones. Cuestiones que os expreso en voz alta a continuación. ¿Un docente se puede coger la baja o es el médico quien firma el parte de baja? Da la sensación que el titular diga que el docente coge su propio parte de baja y se autodictamina su enfermedad. Que es el propio docente quien decide cogerse la baja por su cuenta y riesgo. Dudo que haya ningún trabajador tan crédulo, que haya tenido que pasar por el mal trago de ponerse enfermo y estar de baja, que crea en que ello sea posible.

Sigamos con la manipulación de la información del medio de comunicación. Manipulación párrafo tras párrafo. Manipulación, en algunos casos totalmente delictiva por verterse tamaños bulos y malinterpretaciones para hacer quedar al docente como culpable de estar enfermo y ser un absentista laboral profesional.

Se trata de bajas que se han transmitido a partir del día 3 de septiembre por lo que el Consell no ha podido preverlas con anterioridad al inicio del nuevo curso. Esta situación hace que sea imposible sustituir a estos docentes de inmediato, máxime cuando la nueva normativa del Ministerio de Educación establece que sólo se cubrirán las bajas de más de 10 días lectivos. Además, la ley obliga a la administración competente a esperar 15 días hábiles para proceder a sustituir la plaza

Es decir, que la culpa de que los chavales no tengan profesor estas primeras semanas de curso es sólo de los profesores que están de baja. La Administración no tiene ninguna culpa de no cubrir las bajas. Por tanto, si los padres quieren buscar responsables, que los busquen en el sector docente. Es increíble. Aún más increíble por el hecho de que van a haber algunos padres que se van a creer el argumentario anterior. Sólo así se explica que los padres no acampen un día tras otro en Conselleria a exigir que sus hijos tengan el docente que se merecen.

Un dato que permite hacerse una idea de la magnitud de estas cifras es que en todo el mes de septiembre del curso 2010/2011 el número de ausencias por causa de alguna enfermedad temporal se situó en 1.877. Ahora sólo en unos días, ya suman 1.146

Otro dato maravilloso. Resulta que los docentes cada vez somos más vaguetes. Esta comparativa así parece que lo demuestre. No son los recortes, no son los estados de ánimo, no es el desprecio que estamos sufriendo por gran parte de la sociedad lo que ha hecho incrementar las depresiones y «síndromes del quemado» que tanto vocean. Se trata de que somos un colectivo de vagos. En este caso, de grandes vagos. Y si seguimos leyendo el artículo… de grandes vagos que supusimos un coste a la sociedad de 63 millones de euros el año anterior. Un coste que tiene que repercutir con una rebaja de nuestro salario. Una rebaja aún mayor. Con medios que manipulan así la información y personas que consumen sólo este punto de vista es lo que va a suceder.

Eso sí, dejo la frase de traca para el final. Esta tiene nota.

Los principales motivos de absentismo laboral en las aulas responden a enfermedades de carácter respiratorio, seguidas de dolencias musculares, osteomusculares y traumatismos. En cuarto lugar se encuentra las patologías mentales, como la depresión, el estrés, la ansiedad o la fatiga mental (también conocido como síndrome del ‘quemado’)

Se le ha de poner matrícula al redactor de este panfleto sectario. Comparar absentismo laboral con coger la baja por motivos médicos (que no olvidemos que siempre es avalada por un profesional sanitario) ya es de auténtica vergüenza. Vergüenza que no tiene ni el redactor de este artículo ni el medio en el cual se atreven a publicarlo.

Siento la incongruencia del post pero ha sido escrito en pocos minutos, sin revisión y con un enfado, a mi entender, más que justificado por lo que se desprende de la noticia.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link