Así son los expertos en neuroeducación

Cada vez que oigo el término neuroeducación me planteo lo felices que estaría Hitler o los defensores del apartheid si hubieran tenido tal plantel de expertos en el tema como los que tenemos en la actualidad. Personajes, en muchos casos, sin ninguna formación en medicina o psicología que se permiten, alegremente, inferir determinadas acciones a ejecutar con los chavales en función de su configuración cerebral. Bueno, más bien según la extrapolación de datos clínicos que ellos no saben obtener para formular determinadas afirmaciones que, da la sensación, que más que permitir mejorar el sistema educativo lo único que hacen es permitir que algunos salgan en los medios, otros vendan libros y, por desgracia, muchos otros compren afirmaciones que, ni son ciertas ni tienen ninguna base científica. No, la neuroeducación que nos venden muchos en la actualidad, no deja de ser un neuromito interesado, con muy pocas horas de vuelo y con numerosos estudios científicos que hablan acerca de la prudencia de afirmar ciertas cosas por estudios incipientes que, a veces, se demuestran que están mal realizados.

Fuente: http://www.eduglobal.cl

Un profesional que se dedique a la neurociencia ha de dedicar miles de horas a su formación. No, no cuela que sean maestros o pedagogos de Universidad, amén de filósofos y otro tipo de currículums que ahora se han apuntado a la moda, los que estén ofreciendo formación sobre el tema. Menos aún que sean considerados expertos en un tema cuando ni tan sólo saben interpretar un TAC o entender ciertas palabras técnicas. Ya, todos sabemos que el mercado manda pero, ¿es necesario venderse o vender tantas falsedades y desinformaciones, cuando estamos hablando de algo muy serio? Sí, pretender que según la configuración del cerebro uno aprende más o menos es digno de Mengele en sus mejores épocas. Ya tardan en sacar el estudio que dice que no es el contexto socioeconómico de las familias el que influye en el aprendizaje y sí la predisposición genética. Qué demonios, me parece que ya lo he oído en alguna ocasión. Algo que me hace reiterarme en la felicidad que hubieran tenido determinados supremacistas raciales al ver que algunos les montan un discurso a medida. Falso, pero a medida.

A mediados de mayo montan un curso en Tarragona sobre el impacto de las neurociencias en el aula. Un curso difundido por los medios y por determinados docentes universitarios en Twitter. Preocupante por muchos motivos. Entre ellos el nivel de los expertos que van a dar ponencias. Sí, un catedrático universitario de Ética, una filósofa y escritora de libros, un famoso coach sin formación conocida y, para la guinda del pastel, un mentalista, que combina la psicología, el ilusionismo, el management y las dotes comunicativas. Un plantel nada despreciable de «expertos» en el tema que seguro que aportan las últimas novedades en neurociencia a los asistentes.

También tenemos como experto en el tema a José Antonio Marina, ese que sabe de todo, habla sobre todo y pontifica sobre lo que le interese en cada momento. Un gran experto al que siempre pagan desde el Ministerio de Educación para que sea el imán en los curso que convocan. Cursos, dentro de los que se hallan congresos nacionales sobre neuroeducación. Nada mejor que un filósofo con varita mágica, alérgico a bajarse del pedestal, para llenar auditorios.

Podría seguir con los perfiles de Twitter de algunos docentes que dicen que son expertos en neuroeducación, tipos que escriben libros sin ni tan sólo un título universitario de entidad que avale ninguna de sus afirmaciones sobre la configuración del cerebro y, por desgracia, creadores de inteligencias múltiples que no soportan un mínimo estudio serio, expertos en emociones en el aula que dan cursos en sus blogs sobre el tema o, se regodean al ver cómo les creen las chorradas que cuentan en cada una de sus actuaciones y, muchos otros farsantes que son aplaudidos por cientos de docentes y padres. Nada, la verdad es que, de tanto psicopedagogo o coach experto en neuroeducación, ya he perdido la cuenta.

Lo único que puedo deciros desde este humilde blog es que, por favor, antes de validar una información sobre temas tan mediáticos, os fijéis atentamente en quién os lo está vendiendo. Y con Google lo anterior es muy, pero que muy fácil porque todos esos «expertos» tienen maravillosos perfiles en todas las redes sociales plagados de fotografías de eventos en los que han intervenido, amén de una falta de currículum muy importante sobre el tema. Hacedme caso. Si no es por vosotros, por el futuro de los chavales sometidos a determinadas barbaridades en función de determinadas afirmaciones más falsas que un euro de chocolate.

No estoy discutiendo la necesidad de intentar aplicar estudios científicos al aprendizaje de nuestros alumnos, pero sí cómos, qués y quiénes.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

9 Comments
  1. Por Dios, hay que disparar a las inteligencias múltiples con munición de mayor calibre.
    Yo estudié psicología en los 80. Entonces ya estaba claro que la inteligencia era un constructo multifactorial, compuesto de varios componentes.
    Pero de ahí a que cada niño pueda ser un genio en su inteligencia correspondiente hay un abismo.
    Las chorradas múltiples son eso, chorradas.
    Y la neuroeducación, igual. Ya hace años que el neuromarketing factura cifras de muchos ceros. Sólo es ampliar el mercado. Si no, ¿para qué nos iba a servir la web semántica?

    1. El mercado y los mercaderes se han adueñado de un reducto que, a falta de otro tipo de lugares donde sacar pasta, se está viendo que da mucho dinero: la educación. Es por ello que conviene vender al margen de lo que se está vendiendo o, incluso, de las consecuencias de esa venta. No se trata de disparar a las intelegencias múltiples con munición de mayor calibre, se trata de intentar hacer entender al personal que hay determinados timos que no pueden ni deben comprarse. Lamentablemente, a día de hoy, hay más defensores del asunto (al menos a nivel mediático y de quienes controlan la gestión educativa) que detractores. Y así nos va.

      Un saludo y gracias por comentar.

    2. Hola Nick, me ha interesado tu comentario sobre las inteligencias múltiples ¿Podrías indicarme donde puedo obtener más información sobre la opinión que comentas de «que cada niño pueda ser un genio en su inteligencia correspondiente»? Según tu opinión ¿habría alguna manera «prudente» de aplicar en el aula las distintas inteligencias? Me interesa mucho la opinión de personas formadas en psicología que estén fuera de la «industria formativa».
      Un saludo.

      1. De hecho, hasta el mismo Gardner se opuso a que se aplicase su «teoría»(que no es teoría, sino un conjunto de hipótesis mal formuladas, y en su gran mayoría infalsables) a la educación, puesto que su propósito fue postular una visión alternativa a la de los test Weschler de CI con las que se evaluaba a los niños.

        No hay evidencia para hablar de inteligencias múltiples, sino de una sola inteligencia que tiene muchas dimensiones.

  2. Jordi, ¿ podrias explicar un poco en que consiste el proyecto ESCOLANOVA21?
    Tengo un hijo en una escuela pública en primaria y otro en escuela pública en secundaria, las dos están en el proyecto. He preguntado a los centros y ninguno de los dos ha sabido responderme exactamente en que consiste la escolanova21

    1. Creo que lo he hecho en algunas ocasiones en este blog. Puedes buscarlo bajo la etiqueta «Escola Nova 21» en el buscador de arriba del mismo. Si tienes alguna pregunta concreta sobre el tema, más allá de lo que he escrito y te pueda responder, puedes preguntármelo por mail. Saludos.

  3. Gracias, Jordi, desde la Mancha, donde se extienden como manchas de aceite las sectas neuroeducativas y los profesores iluminados con pinganillo y twitter que cada día dan menos clase pero pontifican más a los que las dan. Gracias, de verdad.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link