Aspectos a considerar para garantizar la fiabilidad de la información sacada de la red

Cuando nuestros alumnos o nosotros, lo docentes, navegamos por la red para buscar información, siempre hemos de tener en cuenta que hay un aspecto fundamental a tener en cuenta: «la validez de dicha información». No es raro encontrar mucha información disponible, pero tampoco es menos cierto que gran parte de la misma puede tener algunos errores o no ser suficientemente válida. Por tanto, es de recibo, saber clasificar esa información en válida o no válida para la realización de actividades educativas o de otro tipo.

Antiguamente, la solución era bastante más sencilla, ya que la mayoría de la información la sacábamos de fuentes contrastadas bastante fiables, pero hoy en día no hay ningún tipo de «filtro» que permita que se publique sólo la información correcta en la web y, cualquiera con un ordenador conectado a internet puede subir cualquier tipo de información y, ello no significa que la misma sea correcta (ya que no hay ningún organismo que se encarga de corregirla antes de ser subida). Además, incluso que tenga algún tipo de «filtro» (p.ej. la Wikipedia), ello no significa que el mismo sea el más adecuado y, que no haya posibilidad de referenciar o publicar información incorrecta.

Por tanto, para considerar una información que se haya disponible en internet como válida, habremos de tener muy en cuenta, como mínimo, los siguientes factores:

Autor de la misma

Posiblemente sea el factor determinante para validar la información obtenida de la red. Responder a la pregunta de ¿quién lo ha escrito? o ¿qué trayectoria profesional tiene el redactor de la información -bloguero, científico, docente, etc.-? nos dará una indicación importante sobre la validez de dicha información.

No siempre tenemos la suerte de tener «suministradores» conocidos, pero muchas veces nos podemos encontrar referencias a dichos autores, que indican que su información es fiable y garantizada por otros a los que sí les hemos otorgado previamente esa presunción de veracidad.

Exactitud y verificación de los detalles de la información

Esta es una parte muy importante del proceso para garantizar su validez, especialmente cuando nos encontremos con un autor desconocido o, que no haya publicado nunca en el mundo de la publicación «reglada» (libros, revistas científicas, etc.). Los criterios para valorar esa exactitud y, verificar la misma serían:

  • Explicación del método de obtención de la información (en caso de estudios sobre experimentaciones) o incorporación de todas las fuentes de las que ha sacado la información
  • La retroacción o feedback que ha tenido dicho artículo/trabajo/proyecto/investigación por parte de «autoridades» sobre el tema. que le otorgarán la cualidad de «exacto» y «verificado».

Vigencia

La vigencia de la información se refiere al momento de la publicación. Es imprescindible para evaluar como fiable un dato/referencia sacado de internet, la posibilidad de consultar la fecha de su publicación. Por tanto, así nos permitirá descartar información que pueda llegar a ser o considerarse obsoleta y usar la más actualizada. Eso sí, aunque en nuevas tecnología convenga usar referencia de menos de cinco años (por el crecimiento y cambios exponenciales que presenta su uso: en herramientas y situaciones de aula), en otros temas podemos usar referencias algo más antiguas.

Por tanto, podemos considerar los tres parámetros anteriores como los más importantes para garantizar que estamos usando una información/referencias de calidad, aunque tampoco hemos de dejar de tener en cuenta que en muchos casos será «el boca a boca» quien nos dirá qué tipo de información podemos usar y quién será el autor o los autores a los cuales nos podemos «creer».

Eso sí, a pesar de lo anterior, serán muchos los alumnos y docentes que seguirán acudiendo a fuentes tipo Wikipedia o Rincón del Vago, aunque en muchos casos dicha información (a nivel de fiabilidad de la misma) deje mucho que desear.

Para ampliar sobre el tema, os recomiendo los siguientes enlaces, donde habla de cómo evaluar esa información que obtenemos de internet:

Cómo buscar información en Internet, del ITSON (Instituto Tecnológico de Sonora)

Evaluating information found on the internet, de la Johns Hopkins University

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

13 Comments
  1. Quizás en esa ‘falta de fiabilidad’ que comentas sea uno de los atractivos de Wikipedia y que la mayoría de los docentes no saben aprovechar como una oportunidad de descubrimiento, colaboración, corrección y aportación. Y sobre todo de poder transmitirle esa oportunidades a sus alumnos. Suele ser más fácil, en las aulas, hacerse eco de las noticias que alrededor de la Wikipedia generan los medios acerca de errores detectados o inducidos.

    Por qué no demonizamos a otros medios en la misma medida en que suele hacerse con la Wikipedia? P.e.

    http://ergonomic.wordpress.com/2011/07/10/fe-de-erratas-y-derecho-a-replica/

    Dejan por ello de ser fiables estos medios?

    Saludos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link