Bunkerizar los centros educativos

Cuando hay cosas que escapan de mi entendimiento me apetece hacer breves redactados para ver si alguien me ayuda a entenderlas. Hoy se publica en un determinado medio de comunicación, que a partir de ahora no puedo citar ni enlazar (ya sabemos que ahora hay unos determinados medios de comunicación que no permiten enlazar sus contenidos so pretexto demandas judiciales varias y, para un pobre docente, ese dinero de litigios no está a su disposición), una resolución de la Agencia de Protección de Datos acerca de la posibilidad de usar Youtube como plataforma para publicar tareas educativas. Algo que, por lo que se ve, hizo la docente de inglés en un centro educativo de la Comunidad Valenciana para ver la expresión oral de sus alumnos. Algo que implicó la denuncia por parte de un padre y cuya resolución cuestiona una «experta» (siempre dudo de la denominación de experto en todos los casos y, es por ello el entrecomillado, no por cuestionar su capacidad en su profesión) en esto del derecho en el uso de las nuevas tecnologías mediante la siguiente argumentación.

Que se ponga como actividad a los alumnos subir vídeos suyos a YouTube y que esto no sea siquiera sancionable sienta un precedente peligroso.

Alucinante. Alucino que se pretenda, por un lado bunkerizar los centros educativos y por el otro se intenten potenciar las TIC y la transparencia. No entiendo que una actividad educativa, que debería ser publicada en abierto para la mejora global del sistema educativo (otro gallo nos cantaría si se fuera más transparente con lo que hacemos en las aulas), sea considerada lesiva para los derechos a la imagen y al honor de los alumnos. Eso sí, después casi ninguna agencia ni despacho de abogados va a cuestionar a Facebook o a Twitter que se publiquen imágenes o textos ofensivos. Incomprensible.

Si vamos a exigir ese despropósito exijámoslo a todos. A los primeros… a los medios de comunicación. Medios de comunicación que cuelgan a diario y sin ningún tipo de autorización miles de fotografías de menores. ¿Han denunciado a algún medio de comunicación por la publicación de imágenes de los niños muertos en Gaza? ¿Han denunciado a algún medio de comunicación por sacar imágenes de menores en la playa? ¿Han denunciado a algún medio de comunicación por publicar las imágenes obtenidas en las largas colas que hacen algunos menores para ver a su cantante favorito? No. Alegan que es espacio público y que ahí no existe el derecho a la intimidad.

Si las calles son espacio público, ¿qué son los centros educativos públicos que pagamos entre todos los españoles con nuestros impuestos? Qué perversión del lenguaje. Qué capacidad en manipular quién puede hacer qué en función de los contactos que se tengan. Qué ganas de cebarse con aquellos docentes y/o centros que no tienen dinero para pagarse sus abogados ni contactos en la alta política. Qué ganas de bunkerizar lo que debería ser de todos los ciudadanos.

Fuente: María de los Ángeles García Garrido
Fuente: María de los Ángeles García Garrido

Cualquier actividad educativa que se cuelgue en la red me parece perfecto. Me parece bien todo lo que signifique dotar de transparencia a lo que estamos haciendo en los centros educativos. Me parece perfecto que los padres y el resto de la sociedad sepan lo que se hace con su dinero. ¿Qué hay de malo en lo anterior? ¿Qué delito estamos cometiendo? ¿Qué atentado al honor estamos realizando cuando publicamos en un blog abierto una actividad que han hecho los alumnos en el centro?

Si vamos a cumplir una ley de protección de datos que, en determinadas ocasiones, está totalmente basada en criterios decimonónicos, vamos a ello. Denunciemos a todos los medios de comunicación (todos). Denunciemos a todos aquellos que suben a un perfil de Facebook u de otras redes sociales imágenes donde se pueda apreciar a algún menor. Denunciemos a todos aquellos que están haciendo fotos en lugares públicos donde haya niños que puedan salir en las mismas. Denunciemos a los padres y televisiones que usan a menores en determinados programas. Denunciemos al propio Parlamento cuando lleva de visita a sus instalaciones a menores. Denunciemos a todo el mundo. Una vez lo hayamos hecho y esos que viven de leyes absurdas como ésta tengan sus economías saneadas pongámonos a hacer algo coherente. Pero lo coherente no es bunkerizar los centros educativos. Lo coherente es abrir los centros educativos a la sociedad. Al menos, los públicos. Los que pagamos entre todos.

[box]

Cuando el sentido común se convierte en el menor de los sentidos es cuando se legisla de forma absurda. Cuando la legislación absurda, redactada para evitar excesos, se convierte en arma arrojadiza para que muchos jueguen con la perversión de la misma, es que hay mucho que cambiar. Y, en primer lugar, la propia ley.

[/box]
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

13 Comments
  1. Muy de acuerdo. En alguna ocasión me he visto en la obligación de utilizar efectos de video pixelizadore, o de esponja, para colgar un video en la red por miedo a la reacción de padres. De esos mismos padres que, sin ningún recato publican la foto de su bebé con ellos en el perfil de Facebook o Twitter, pero que hacen remilgos a la hora de que una profe publique un video mientras trabajan en clase.
    Doble moral, remilgos selectivos, desconfianza hacia sus maestros, etc. Una Peña, pero luego pretenden que la competencia digital de sus hijos crezca en el mundo real. Así… Creo que no.

    1. Yo soy profesora de Secundaria. Estoy totalmente de acuerdo con la reflexión de esta entrada. Valga como ejemplo la de una familia de mi centro que se niega a que se le tomen fotografías de sus hijos en contexto educativo ni que se publiquen en los espacios de nuestro Centro; tendrá el descaro, por supuesto, de llenar su perfil de redes sociales con las fotos de los niños… El temor a la reacción de los padres está coartando nuestra capacidad de expresión y de mostrar el trabajo -muchas veces muy bien hecho- de nuestros alumnos; se equivocan estas familias al mantener la presión de una burbuja de sobreprotección que, sin duda, les estallará (y así lo deseo, por otra parte, para que les sirva de reflexión…, aunque ya será tarde para ese alumno).

  2. Creo que nos equivocamos si le echamos la culpa a los padres. Expliquémosles porqué lo hacemos, no lo saben, no lo entienden. Hay que enseñarles. Nuestro enemigo no son las familias, sino una administración ciega y analógica

  3. No creo que el artículo verse sobre la negativa de los padres a que se usen las imágenes de sus hijos en plataformas abiertas donde se muestre el trabajo que están realizando en el aula. Creo que el problema fundamental es la existencia de leyes decimonónicas (especialmente en lo que hace referencia a protección de datos en el entorno educativo), educación en la difusión de prácticas educativas y la bunkerización, que demasiados pretenden, de lo que sucede en las aulas. Abrir las aulas al entorno no creo que sea malo ni tampoco tan nocivo que las imágenes de menores realizando ciertas actividades puedan ser consultadas por todo el mundo. A lo anterior se le llama mejora educativa. A lo anterior se le llama transparencia. Transparencia, por cierto, bastante más interesante que las miles de imágenes que se publican en los medios de comunicación y las redes sociales.

    Los padres no son el problema. El problema es el sistema perverso que ve las imágenes de menores (potenciado curiosamente por los mismos que las distribuyen alegremente en sus medios de comunicación) como «ataque a la intimidad». ¿Alguien me puede explicar qué hay de malo en un vídeo de Youtube donde los chavales están realizando una tarea escolar? ¿Alguien me puede explicar qué problema hay en que en un aula se fotografíe a los alumnos haciendo un determinado proyecto educativo? ¿Alguien me explica qué problema hay en publicar las fotografías de una excursión o de una actividad extraescolar? Yo, personalmente, no le veo ningún problema. Y para esos que ven problemas en lo anterior pensando en lo que «desalmados» pueden hacer con esas imágenes… deberían hacérselo mirar.

    El problema no es de los padres. El problema es que atacar esa transparencia es producto de una sociedad enferma. Enferma y con una doble moral que permite que no se cuestionen esos programas de televisión donde aparecen menores o ese deporte, donde menores, están sacándose un salario trabajando por debajo de la edad legal para hacerlo. Ahí radica el problema. No en unos trabajos escolares publicados en internet.

  4. Hola, un artículo interesante que invita al debate…
    Desde mi punto de vista el peligro no radica en lo que se sube , sino en cómo se sube y bajo qué condiciones.
    No creo que como tú dices, “deba hacérselo mirar” alguien que mira por la privacidad en internet y lo que pueda hacerse con las fotos de menores cuando el tema de ciberbullying, ciberacoso, morphing y demás…están tan en alza y más aún cuando estamos trabajando dentro de una administración pública y no a título personal.
    Lo que yo haga a título personal en mi blog, face…..con mis fotos personales, es algo que sólo queda dentro de m ámbito, pero otra cosa es cuando ese abanico es más amplio…
    El tema de la privacidad, de la fuga metadatos y demás, es algo que realmente deberíamos mirarlo con lupa..y darle la importancia que realmente tiene y más en un centro escolar, y no colgar fotos, vídeos y documentos de forma muy arbitraria.
    Quizás en lo que si deberíamos profundizar es en la falta de formación del profesorado en lo referente a temas de seguridad y privacidad…
    …en las “temerosas” charlas en los centros educativos por parte de los cuerpos de seguridad de estado, en lugar de estar impartidas por docentes que nos hagan ver el tema desde otro punto de vista no tan tremendista…
    Internet no es malo ni bueno, como a veces parece que pretenden que creamos, simplemente tenemos que pensar antes de hacer algo, como en cualquier ámbito de nuestra vida offline. Tenemos que estar informados de nuestros derechos, y también de las consecuencias, y sobre todo, educar a nuestros alumnos en la responsabilidad y seguridad.
    La AEPD ( …es decimonónica, pero es lo que hay..) recoge algunas recomendaciones específicas en lo que se refiere a la protección de la imagen de los niños en el ámbito escolar. Entre otras cosas recomienda que se pongan en marcha mecanismos de acceso restringido con vistas a proteger la información personal en cuestión, por ejemplo mediante la conexión con nombre de usuario y contraseña.
    “deben extremarse las precauciones en Internet y, en particular, se indicaba que “no es aconsejable publicar fotos que identifiquen a un niño, por ejemplo situándole en el contexto de un colegio y/o actividad determinados.”
    La realidad es que en algunas de estas páginas web de colegios se publican sin ningún tipo de control de acceso.
    Otro ejemplo….. Muchos docentes, comparten en su blog fotos de su alumnado , el cual no está dentro de la web del colegio, sino que es una sitio web separado, de su propia responsabilidad, y por tanto el consentimiento que el colegio solicita a los padres no es válido para su blog, sino que tendría que pedir una autorización expresa y esto tampoco se hace.

    1. El artículo, más allá de abogar por la vuelta del sentido común (no sólo en este caso), intenta indicar lo kafkiano que resulta el tema de la protección de datos. Que haya una amplia sensibilidad en el tema por gran parte de la sociedad (la que, por cierto, ve normal que los medios de comunicación publiquen menores masacrados en Gaza o menores que asisten a determinados actos deportivos) no implica que no estemos sobredimensionando el “problema” (que no lo veo por ninguna parte) de difundir las actividades educativas que estamos realizando en el aula. Sí, ya lo sé… hay una legislación que los centros educativos debemos de cumplir. Estoy de acuerdo pero en unos servicios donde la transparencia debería estar a la orden del día me parece que poner puertas al campo es hacer un flaco favor a esa necesidad. Más aún cuando los padres y el resto de la sociedad tienen todo el derecho a saber en qué se gastan sus impuestos (hablo de los centros sostenidos con dinero público).

      Hay modelos de documentación que recaban la autorización de los alumnos cada principio de curso pero, también es cierto que las plataformas que nos ofrece la administración, son difíciles de gestionar y no favorecen en nada la usabilidad. Es por ello que muchos docentes optan, de buena fe, por el uso de herramientas de terceros. Sinceramente, el caso que nos ocupa (una profesora que ha pedido, como práctica, que los alumnos expongan delante de una cámara sus aprendizajes) me parece un despropósito que haya llegado a la necesidad de ser juzgado. Las TIC ofrecen abrir conocimiento y dotar de unas herramientas educativas fantásticas. Prejuzgar que dichas herramientas en el ámbito educativo van a ser usadas de forma incorrecta es como prejuzgar a todos los viandantes con los que nos cruzamos suponiendo que son asesinos en serie.

      Que sí, que se necesita formación (e información) sobre los peligros de la red pero, de ahí a impedir el uso de la misma (salvo que esté certificada por alguien) para tareas escolares va un trecho.

      Finalmente comentarte que hay miles de blogs no gestionados por la administración con imágenes de las actividades que realizan los alumnos (incluso, en muchos, se les puede ver). Miles de blogs que sirven para aprender. Miles de blogs que, por cierto, no hacen ningún daño. Daño que sí que hace la casquería que se está publicando últimamente y ese Instagram y Facebook que usan tan indiscriminadamente algunos. ¿Es delito usar esos blogs? Sí. ¿Hace algún tipo de daño a alguien? Lo dudo.

      Sí a la información, a la educación en usos y riesgos de lo que se comparte pero, esto de poner trabas per se a una transparencia tan necesaria y que podría ayudar a mejorar el sistema educativo de forma exponencial como que no lo veo.

      Muchas gracias por tu aportación al debate.

  5. Creo que lo vemos desde perspectivas distintas…para nada es malo difundir lo que realizamos en clase con nuestros alumnos y darlo a conocer a la comunidad educativa, pero por qué hacerlo en abierto?…en que lo contradice que esa publicación tenga un pass por defecto??? por qué no proteger nuestras publicaciones al gual que lo hacemos en la vida real? eso para nada da oscurantismo a nuestar labor, simplemente regula la protección que realmente debemos dar a nuestro alumnado… y eso no es ponerle puertas al campo, sino ponerle puertas a «personajes» que nada tienen que ver en ese momento con nuestra comunidad educativa
    Efectivamente hay miles de blogs de compañeros que nos ayudan enormemente y nos muestran su trabajo..
    Te preguntas: ¿Hace algún tipo de daño a alguien?…para nada si están bien gestionados y securizados, para nada si tienen el correspondiente permiso para usar imágenes de menores, para nada sino hay fugas de información, pero sabemos que muchas veces esto no es así , y eso si hace daño a quien menos protegido está y más debería estarlo.

  6. Buen articulo a debate…la foto del bunquer es de mi autoría…
    hice memoria histórica con imágenes de los bunquer de la Guerra civil española que hay en mi pueblo.Beas de Granada.Granada. Andalucía . España.En el blog de MA se pueden ver las imágenes.
    Saludos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link