Cambios importantes en el blog II

Sois unos «cabrones». Entre vosotros y mi mujer, en menos de doce horas ya he tenido que cambiar toda la planificación prevista para restringir el acceso a determinadas partes del blog. Más aún porque todos los que me habéis dejado comentarios, habéis intercambiado opiniones por las redes o, simplemente, una persona a la que quiero mucho, tomando un café conmigo esta mañana escuchando la radio y comentando las noticias, me habéis hecho ver que lo importante es que no me cueste dinero el asunto. En definitiva, que monetizara mi Moleskine 2.0.

Fuente: ShutterStock

Me cuesta mucho hacerlo porque, supongo, que al final esto es más una cosa más personal que dedicada a terceros. Más aún cuando los anuncios de Google que tenía puestos, me impedían leer bien mis propios posts por si me apetecía revisitarlos. Y es por ello que hoy los he quitado. Ya, lo sé, parece contradictorio pero, entre escribir el post de esta mañana y éste a las pocas horas ya habréis visto lo contradictorio que soy. Incluso me veo impartiendo charlas magistrales acerca del uso de la metodología Flipped. Bueno, va a ser que no llego a tanto. Ni tampoco a montar una academia online como están haciendo algunos. Me falta tiempo y perseverancia para ciertas cosas. Además voy a confesaros que soy un poco hedonista.

Lo que voy a hacer es aceptar alguna de esas ofertas que, a menudo, llegan a mi buzón para promocionar tal o cual herramienta. Intercalar alguna cosilla de esas en el blog tampoco creo que llegue a hacer mucho daño a mi reputación. Coño, si no tengo reputación. Así qué nada que perder. Y si a lo anterior le añadimos la posibilidad de algún banner de publicidad, ya tengo más o menos pagado el capricho. Bueno, si es de una Universidad privada o de los cursos de la academia del youtuber representante de entidades bancarias, tampoco pasa nada. Al final voy a seguir criticando ciertas cosas. Me gusta ser un poco gruñón en el blog. Para compensar lo poco que lo soy en el mundo analógico. Bueno, salvo cuando veo que hay cosas que claman al cielo. Y ahí también actúo. Bastante más duramente de lo que hago por aquí. Así que, imaginaos…

Por cierto, si el Ministerio o alguna administración educativa quiere que lleve una gorra de merchandising, también acepto sin demasiados problemas. Por desgracia me sabe haberle dicho que no hace tiempo a una empresa de consoladores (sí, no te hice caso Raúl) que se ofrecían a pagarme todo el alojamiento a lo largo de un año por un banner permanente en la cabecera del blog. La verdad es que hubiera molado. Pero a lo hecho pecho.

Ahora toca prostituirse un poco. Eso sí, sin que dicha prostitución llegue en ningún momento a impedirme decir qué pienso de forma totalmente transparente como estoy haciendo ahora. Esa va a ser mi línea roja. Lo demás, supervivencia y ganas de seguir compartiendo en abierto a pesar de todo.

Olvidad todo lo que habéis leído esta mañana 😉

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link