Casting de profesores innovadores

¿Eres un crápula? ¿Quieres abandonar el aula? ¿Consideras que eres un pobre desgraciado por no tener pasta en Panamá? Pues ya tienes tu salida. Preséntate al casting de profesores innovadores de la Fundación Telefónica. Un casting para todos aquellos que sepan fabular y mentir en diferentes grados. Único para salir de la rutina del aula y dejar de aguantar a aquellos alumnos que, nunca has entendido qué hacen delante de ti. Ha llegado tu momento. El momento para hablar sin ningún rubor de flipped classroom, gamificación y empoderamiento sin ver escojonarse a tus compañeros de claustro. El momento para hacerte mediático. Es tu día. El día en que empiezas a vivir del cuento.

Fuente: ShutterStock
Fuente: ShutterStock

Ya está bien de Gran Hermano en versión pobre o VIP. Hasta los cojones del granjero que busca esposa o, de la futura monja que no sabe ni destilar un simple licor de esos que venden sin precinto en los conventos. Ahora lo que se va a llevar en la televisión es ver como alguien que representa lo peor de la profesión, vende como inútiles a sus, antaño, compañeros. Sí, curiosamente, jamás son los buenos los que salen en la foto. Y ya si sustituimos foto por pantalla de plasma de diferentes medidas, ya cambia todo el concepto.

La verdad es que estamos llegando a unos extremos de pa mear y no echar gota porque no te queda líquido en los riñones. Ni con toda la cerveza del mundo en mi organismo se me hubiera ocurrido pensar, hace bien pocos años, que llegaríamos a considerar la educación como un acto de tramoyismo barato y burdo. No es la sociedad la corrupta de forma global, es ver como algunos personajes la corrompen a diario. Y sí, tengo muy claro que ir de abanderado de lo que no se debe hacer en el aula saliendo de ella, es una de esas formas de corrupción que tanto criticamos.

No puedo decir si la situación de este casting me parece hilarante o, por el contrario, preocupante. El problema no es que existan estos tipos que se venden por un folletín más o menos rosa. El problema es que este tipo de programa seguro que va a tener una audiencia morrocotuda. Y, lo que es aún peor, dentro de la misma van a haber docentes de aula que se dejan la piel en su día a día. Joder, joder y joder. Mierda de autobús educativo que ha pervertido hasta la última gota de esencia.

Sí, lo siento. Uno acaba hasta los huevos de estos temas y, a pesar de querer tomárselo con humor, llega un momento en que el humor se convierte en barriobajerismo del más puro y afloran los peores instintos. Nada, que mañana tocará, por suerte, volver al aula y descubrir que este tipo de productos prefabricados sólo venden realidades paralelas. Algo que es lo único que salva el asunto. Un asunto que huele mal y destiñe aún peor. Bienvenidos al espectáculo educativo del siglo XXI.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

3 Comments
  1. Demoledor. Extrapolación al mudo educativo de estrategias empresariales del tipo “empleado del mes”. Muy acorde con el afán privatizador de los que subvencionan estos espectáculos. El sueño americano en versión educativa, se pone el sujeto en las capacidades individuales y se prescinde del resto de factores. Lo que importa no es la situación real y mayoritaria de la educación, sino el buen sabor de boca que deja en la audiencia el caso aislado sobre el que se ponen los focos. A riesgo de parecer contradecirme, reconozco que a mí me encanta escuchar y leer a esta gente, me parecen inspiradores. También me encanta el cine, aun sabiendo que es todo interpretación.

  2. En mi opinión, quizá equivocada, este post es un ejemplo práctico de negatividad gratuita, más que de pensamiento crítico. No sabemos todavía cuál va a ser la factura del programa, qué imagen reproducirá de nuestras escuelas ni qué tipo de compañeros participarán. A pesar de ello, Jordi, y desde un total desconocimiento, te permites la licencia de prejuzgar las motivaciones de los que impulsan el programa y de denigrar a los compañeros que se están presentando.

    Entiendo que puede acabar siendo un desastre por muchas razones, y en ese caso este post podría ser necesario. Pero, bien hecho, podría también convertirse en un espacio que ayude a revalorizar la figura del docente a nivel social, generar vocaciones, darnos ideas entre docentes y servir de altavoz para que en televisión se escuche qué problemas (algunos gordos) hay en nuestras aulas.

    Este programa es una oportunidad, ¿no sería prudente esperar a ver qué resulta de él? No, al parecer resulta más fácil tomarlo como una excusa para volcar prejuicios personales sobre todo lo que huela a innovación. Por mi parte, me arrimo siempre a los compañeros que muestran una capacidad crítica constructiva y sana, de los negativos cenizos huyo como de la peste. Y este artículo se acerca mucho más al perfil de los segundos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link