César Bona vuelve al aula

Debo reconocer que, después de todas las críticas que he vertido hacia el personaje de César Bona y, cómo no, al modelo pernicioso que representaba, a mi entender, para el colectivo de docentes, me ha dejado muy descolocada la nota de prensa que recibí hace una semana en mi correo y que me informa de la vuelta a la actividad docente como maestro de Bona. Sí, por lo visto, su representante ha hecho llegar dicho correo electrónico -no sólo a mí- informando acerca de la incorporación del maestro más mediático de nuestro país y nominado para el Teacher Prize pasadas fiestas en el Colegio Santo Domingo de Zaragoza. Un colegio muy especial, con una gran concentración de alumnado «difícil», que ha sido el elegido por Bona para retomar su actividad profesional.

Es algo que nos congratula a los que pensamos que pisar el aula es el mejor antídoto contra la venta de humo pedagógico. La realidad, por desgracia, no es tan maravillosa ni permite ser tan generadora de ilusiones como, por desgracia, a veces oímos en diferentes tertulias, leemos en diferentes artículos o libros o, manipulamos para que se adapte a una realidad falsa que nos gustaría que fuera. Es por ello que considero muy positiva la decisión de Bona. Además, seamos sinceros, volver al aula seguro que le da para tener nuevas ideas y poder sacar nueva literatura menos taxonomizable como ficción educativa o relatos de viajes.

Tengo muchas ganas de saber cómo le irá la experiencia. Tengo también muchas esperanzas puestas en la traslación de determinados postulados al aula. Bona siempre ha sido un ejemplo a seguir y ahora, al volver al aula, va a acallar muchísimas críticas de tipos como yo. Sí, la verdad es que había juzgado mal al personaje y a lo que representaba. Siempre ha sido un gran maestro y, simplemente, había trasladado su rol a ser un faro para todos los docentes que van perdidos en su devenir profesional. No, no ha dado recetas mágicas. Sólo ha hablado de empatía, necesidad de ponerse en la piel del alumnado y desterrar, de una maldita vez, a todos aquellos docentes que no permitan el desarrollo emocional del alumno de las aulas de nuestro país. Que lo importante es que el niño aprenda a su ritmo y el docente sea una simple luz que ilumine su camino. Un camino plagado de obstáculos, especialmente de profesionales sin escrúpulos, que tienen la santa manía de explicar a los alumnos cosas que no les interesan. Demonios a los que, ahora va a demostrar, cómo trabaja un ángel de la verdad.

Me gusta la noticia de su vuelta al aula porque, más allá de que la misma sea una decisión personal o aconsejada por su manager, creo que va a ser un revulsivo para el centro y para muchos docentes que tenemos ganas de ver cómo se desenvuelve en un aula heterogénea, más allá de dar clase con alumnos seleccionados o ratios irrisorias.

Mucha suerte César. Bienvenido de nuevo al aula compañero.

Aquí tenéis la nota de prensa que recibí en mi correo. Creo que lo explica bastante bien.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

16 Comments
  1. Ja ja ja ja. Muy bueno, muy bien relatado, me lo había creido hasta que leí la nota de prensa que te habían enviado a tu correo electrónico y miré de reojo el calendario, pasé un buen rato mañanero. Recuperé la inocencia por un instante. Feliz Navidad, próspero año nuevo y que tengas muchos reyes. Mucha salud.

    1. Mucha salud Juan. Y sí, sé que con muchísimo retraso pero intento responder a todos los comentarios cuando tengo tiempo. Algo que no gestiono demasiado bien y que, ni con el objetivo que me marqué para este nuevo año, consigo gestionar mejor 🙂

  2. César ya trabajó en colegios difíciles, y fue de hecho donde desarrolló proyectos que le catapultaron al Teacher Prize. ¿Los conocéis?
    Para mí es un compañero que transmite vocación e ilusión. El humo pedagógico se vende en twitter, con tanta «gamificación» de lo absurdo para hacerse huecos detrás de donde haya unos micrófonos.

    1. Conozco los centros en los que trabajó. He hablado fuera de lo mediático con ex compañeros suyos, padres de sus alumnos y un largo etcétera de personas con las que coincidió. Nadie cuestiona que no sea un buen ponente o se dedique a vender libros. Se trata, simplemente, de cuestionar un modelo que aporta poco al día a día de los chavales porque, por suerte o desgracia, un docente es aquel que da clase y trabaja codo con codo con sus compañeros a lo largo de muchos días.

      Por cierto, me he perdido en la última frase. Sí, soy un simple docente de aula.

      1. El humor y la burla no son lo mismo.
        (Sobre el anonimato: Pepito no da más información ni es más válido que Anónimo… pero supongo que un anónimo que te califica de artista no es lo mismo que otro que te cuestiona las formas).

        1. No, no es lo mismo. Y menos aún según sea la óptica o la necesidad de defensa de un cierto modelo de quien escribe. Lamentablemente hay algunos que seguís olvidando que, más allá de lo que consideréis o estéis predispuestos antes de leer lo que escribo, que esto es sólo un espacio de reflexión personal en el que se cuestionan personajes y organizaciones (en el caso que se trate de artículos críticos). Eso sí, siempre uno verá más o menos el fuera de juego según si es de los suyos o del equipo contrario.

          Por cierto, ¿no tengo la misma consideración hacia ti que hacia los demás? ¿No estoy respondiendo a tus comentarios? Pues va a ser que no vas a poder quejarte por ello ni compararte con Pepito o Josefina 🙂

  3. A mis comentarios sí has respondido; a mis preguntas (que son las que iniciaron mi intervención), no. Pero no importa: si esto se trata de «equipo suyo» o de «equipo contrario» no merece la pena ni un clic más. Un saludo.

    1. No, sinceramente no aportas nada al debate porque, ni las preguntas tenían nada que ver con el tema (¿ves lógico preguntar sobre cuestiones personales cuando puedes comprarte una revista del Corazón o ver Sálvame?) y tus elucubraciones acerca de «míos» y «tuyos» dicen muy poco de tu ánimo de debatir. Siento dejarte sin posibilidad de explayarte en este blog pero siempre te quedará forocoches. Un saludo.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link