Comisión de Servicios docente en la Comunidad Valenciana: un caso concreto

Fuente: http://www.shutterstock.com/
Fuente: http://www.shutterstock.com/

Que debo estimar y estimo el recurso contencioso-administrativo interpuesto por D.Jordi Martí Guiu, contra la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana, en la impugnación de la resolución mencionada en el encabezamiento, declarando la misma no ajustada a derecho y nula en el particular relativo a la denegación inmotivada de adjudicación de plaza alguna al demandante, reconociendo en el mismo la situación jurídica individualizada consistente en el derecho a la obtención de una de las comisiones de servicio solicitadas.

Así, supuestamente, con la sentencia 405/2014 acaba un periplo empezado en las adjudicaciones de plazas en Comisión de Servicios para el curso 2012-2013. Algo que, después de más de tres años recabando información y, después de tener que acudir a la vía judicial, me dan la razón porque, según se expone en la Sentencia, el proceder de la administración no se compadece en absoluto con la ley del concurso y son numerosos los casos de funcionarios que cumplían menos criterios porque, en el juicio, la administración intentó justificar dicha decisión en la carencia de plazas de la especialidad de Tecnología para los funcionarios que estaban en expectativa de destino o suprimidos trabajando en el ámbito de la Comunidad Valenciana. Parece que, por fin, se acaban las tres horas y media de coche diarias para ir al trabajo y los riesgos que supone lo anterior para mi salud. Además de las cuestiones familiares y sociales que también lleva asociada.

Por tanto, uno ya supone que ha acabado la pesadilla. Que, en las adjudicaciones para el próximo curso, habiéndose incrementado la situación médica con un nuevo motivo que se añade a una enfermedad crónica que ha supuesto pasar en varias ocasiones por la UCI, ya se habría solucionado el tema. Enfermedad ratificada por el servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la propia Conselleria y dos inspecciones médicas. Más aún sabiendo que, a pesar de lo que dice la administración, cada curso se habían otorgado plazas a día uno de septiembre a interinos en las plazas solicitadas y que había numerosos casos especificados en la sentencia que se sabía que seguirían en Comisión de Servicios.

Pues bien, el día 20 de julio sale la lista provisional de Comisiones de Servicios en la Comunidad Valenciana y no aparece mi nombre pero sí los nombres que, en el auto, aparecen como menos «motivados» que mi caso. Uno piensa que seguro que se trata de un error y, por ello, acude al día siguiente a Conselleria para ver qué ha pasado. En la puerta que permite acceder a los que deciden acerca de las Comisiones de Servicio hay un guardia de seguridad (sí, otros años tampoco se podía acceder e incluso, la antigua Consellera, llamó a equipos de antidisturbios para que los docentes no entraran en Conselleria) que impide el acceso para hablar con ellos. Por suerte hay una mesa habilitada para reclamaciones sobre el tema. Cuento mi caso y le explico lo de la sentencia judicial y llama a la «jefa» de las Comisiones. Habla conmigo y me comenta que no hay plazas de mi especialidad ni para colocar a los «suyos». Le comento que hay una sentencia judicial. Dice que no la había visto (¿alguien me explica cómo puede ser que no se hayan leído las alegaciones presentadas en las Comisiones de Servicio? Porque, que yo sepa y además existe acreditación documental con registro de entrada, sí que entregué esa sentencia e, incluso mi abogado había ido a hablar con la responsable del tema). Después de eso me pide mi número de teléfono y dice que me llamará en ese mismo día para decidir qué hacen con mi caso. Nada, seguro que se soluciona. Uno aún cree en la buena fe de las personas. Pues va a resultar que no. Dos días después aún sigo esperando, procurando no ir a ningún sitio donde pierda la cobertura, esa llamada para solucionar mi caso. El viernes, previsiblemente, sale la lista definitiva de las Comisiones de Servicio… ¿estaré ahí? ¿Se solucionará una situación que, por desgracia, implica demasiadas cuestiones para ser un tema tan banal como, en ocasiones, se plantea por parte de la administración? Porque, por si no se sabe, detrás de los nombres de cualquier lista, hay personas con sus situaciones particulares.

No creo que este artículo esté de más para hablar de una situación concreta. Quizás convendría también analizar las adjudicaciones en Comisión de Servicios de estos últimos años por parte de los sindicatos y de los nuevos gestores de la Conselleria de Educación que han salido de las urnas. Sería bueno dotar de más transparencia a un proceso demasiado discrecional que, por desgracia, afecta a muchos docentes. Un proceso que documentalmente puede verse empañado por casos concretos documentables de funcionarios que ni tan sólo disponen de plaza definitiva o adjudicaciones demasiado irregulares y totalmente injustificables.

Por cierto, cualquiera que tenga ganas de acceder a la documentación acumulada estos últimos años para ponerse a trabajar sobre ella, tan sólo tiene que ponerse en contacto conmigo mediante cualquiera de los medios que se especifican en el blog (Twitter, Facebook o la pestaña de contactar -donde aparece mi correo electrónico-).

Perdonadme por haberlo expuesto aquí pero considero que, es una situación personal muy relacionada con temas profesionales que quería explicar.

Actualización (25/07/2015)

En el día de ayer salieron publicadas las adjudicaciones definitivas de las Comisiones de Servicio en la Comunidad Valenciana para el curso 2015-2016. Como era previsible después de esperar infructuosamente la llamada prometida desde la Conselleria y, como no, ante la imposibilidad material que se pudieran revisar las reclamaciones que se cerraron veinticuatro horas antes de la publicación de este listado (sí, tres días para reclamar y al día siguiente publicación de la lista) no han hecho caso de los motivos objetivos planteados en la reclamación ni tan sólo de la sentencia judicial. También, curiosamente, han sido los sindicatos educativos de la Comunidad Valenciana los que, haciendo oídos sordos a las interpelaciones, los que avalan curso tras curso la opacidad del sistema. No entiendo, y así lo planteé antes de la resolución definitiva a algunos de ellos, cómo es posible que no ejerzan ningún tipo de control sobre los listados y se dediquen a investigar nombre a nombre las adjudicaciones en este tipo de procedimientos. Supongo que no interesa. Supongo que, como siempre se ha hecho así, no hay ningún motivo para mejorar la transparencia del mismo. Por suerte, en mi casa me enseñaron a seguir peleando y, es por ello que no pongo caso cerrado. Pongo, simplemente, continuará…

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment
  1. Totalmente de acuerdo contigo Jordi.
    A mi ya llevan dos años sin darme la comisión, existiendo plazas. Incluso después de dar las comisiones, sacar plazas nuevas para interinos y en expectativa.
    Realmente al dar una comisión no reducen el número de plazas, lo único que se produce es un cambio de ubicación de la plaza, dado que tu destino definitivo se queda vacante para poder ser ocupado por otro/a profesor/a.
    Este año, en Sistemas Electrónicos (mi especialidad) solo han dado 2 comisiones, y una de ellas no se ofertó a los suprimidos/desplazados, es decir, se la guardaron para darsela a quien correspondia (que tiene muuuucho enchufe). Han queado sin adjudicar unas 10 plazas de la especialidad, de las cuales yo solicité una.
    Esto es una «merienda de negros», donde si eres amiguito del alma te dan plaza y si no te j…
    Un saludo

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link