¿Cómo conseguir que los alumnos desfavorecidos socioeconómicamente puedan triunfar?

La educación no hace milagros. Aún menos, tal y como está planteada, es capaz de revertir situaciones socioeconómicas o familiares complejas. Lo anterior no es óbice para que, dentro de las políticas educativas que se toman por parte de la administración, se establezcan mecanismos que permitan dar más posibilidades a aquellos que, por desgracia, han tenido la mala suerte de nacer en familias con problemas de diferente tipología.

Fuente: http://www.elmundo.es
Fuente: http://www.elmundo.es

¿Cómo podemos hacer que esos alumnos desfavorecidos triunfen? ¿Cómo podemos conseguir que esos alumnos que viven en contextos complicados puedan salir de los mismos? ¿Cómo podemos, desde la administración educativa, favorecer el aprendizaje de los mismos y dotarles de habilidades/estrategias que les permitan, desde un punto de partida muy alejado, llegar a la misma meta que el resto de nuestros alumnos?

La solución es compleja. Muy compleja por las dificultades que supone romper dinámicas y la reticencia que habría por parte de muchos padres que viven en esas zonas a permitir que la administración tomara decisiones que implican «obligaciones». Y sí, la única manera de ofrecer oportunidades a esos alumnos es reubicándolos fuera de su contexto habitual y dispersándolos entre varios centros de contextos socioeconómicos más favorables. La solución no pasa por dotar de más recursos a centros ubicados en esas barriadas. La solución pasa por ofrecer a los chavales centros educativos donde las posibilidades sean mejores. No estoy hablando de que no se esté haciendo un buen trabajo en esos centros ubicados en esos contextos, hablo de la necesidad de integrar a esos alumnos de forma inclusiva en centros donde no exista ningún tipo de problemática. Qué menos que ofrecer alternativas a los chavales que no han tenido ninguna culpa de haber nacido donde lo han hecho. ¿Tan malo es proponer que sean iguales y que reciban la misma educación que el resto de la sociedad? ¿Qué hay de malo en que en las aulas existan hijos de personas pudientes y otros de familias con problemas socioeconómicos? ¿No mejoraríamos la sociedad si, con independencia de donde se nace y en qué familia, se ofreciera las mismas oportunidades a todos? Porque, vuelvo a repetirlo, dotar de más recursos a centros ubicados en esas zonas desfavorecidas perpetúa un modelo educativo que hace muy difícil que los chavales puedan aislarse del contexto que rodea al mismo.

Siempre he defendido que la mejor manera de mejorar la sociedad es con una buena educación. Es por ello que permitir que niños de contextos desfavorables puedan ir al aula en las mismas condiciones que cualquier hijo/a de entornos sin problemas, haría que las posibilidades de salir a flote se multiplicaran por un número bastante alto. Y si además permitimos que, como he dicho anteriormente, la distribución de ese alumnado se dé entre varios centros subvencionados con dinero público (públicos y concertados), conseguiríamos que, al final, dicha fórmula permitiera romper de una vez la brecha socioeconómica que algunos se empeñan en trasladar al ámbito educativo. Y sí, antes de que me lo preguntéis, este tipo de alumnos debería disponer de suficientes recursos para que, una vez en los centros, nadie prejuzgara a uno de sus alumnos por la ropa que lleve, los útiles de trabajo o lo aseado que vaya.

Dispersar y redistribuir a los alumnos de barriadas desfavorecidas entre varios centros sería una solución eficaz. Eso sí, siempre es más cómodo para muchos ver a los que tienen problemas lo más lejos posible de ellos. Incluso que sean niños que no tienen ninguna culpa de haber nacido donde lo han hecho.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

13 Comments
  1. Jo també li he donat moltes voltes al tema i coincideixo plenament amb la solució exposada.
    El dubte que sempre tinc, en determinades poblacions, és el transport. La població amb dificultata socioeconòmiques sol concentrar-se en determinats barris. Muntem línies d’autobusos perquè facin la ronda per la població i vagin deixant alumnes?
    Podria fer-se, però ens trobarem amb la situació que alumnes que viuen al mateix edidici van a escoles diferents.
    I no passarà que tothom sabrà quins són els alumnes que arriben amb l’autobús i per tant ja hi haurà prejudicia abans d’acollir-los?
    Com molt bé dius, la solució ha de ser complexa i jo no la tinc gens clara.

    1. La idea fonamental que plantejo en el post es la dispersió de l’alumnat per tal de fugir, almenys algunes hores diàries, de contextos desafavorits. Sí, reconec que hi ha moltes mesures que s’haurien de prendre juntament amb aquesta i que depenen d’administracions que no són l’educativa.

      Tal volta en un primer moment hi pugui haver prejudicis (ja tenim l’experiència prèvia del que va succeir als Estats Units quan els primers alumnes de raça negra van aterrar a les escoles «de blancs») però, per sort, n’estic totalment convençut que al cap d’un temps (i no, no tinc cap tipus de dubte que al començament serà molt dur i estrany pels alumnes) això serà totalment normalitzat.

      Jo tampoc no ho tinc clar però sí que tinc clar que alguna cosa hem de fer amb aquells nens i nenes que, per desgràcia, es veuen abocats a no reexir en els estudis i en el seu futur per culpa de situacions que no depenen d’ells.

      Salutacions i gràcies pel comentari.

  2. Muy interesante este tema. Parece que la Conselleria quiere que los colegios concertados admitan a todos los alumnos por igual, sin que estos colegios puedan tener margen para elegir a unos u otros alumnos. Pero… también van a quitar el distrito único, con lo cual los alumnos de barrios desfavorecidos no van a poder salir de dichos barrios. Curioso, no?

    1. Yo estoy en contra del distrito único por defecto a la hora de escolarizar al alumnado. No es lo mismo una situación «excepcional» para ayudar a paliar la situación en la que se encuentran determinados alumnos por cuestiones externas a ellos (situación socioeconómica de los padres u otras) que tener a todos los alumnos moviéndose a lo largo y ancho de un territorio para desplazarse a unos centros de destino alejados de su domicilio teniendo una situación «normal» que no afecta a su futuro. Creo que convendría analizar caso por caso y, además, plantearse de una vez qué es lo que pretendemos con la escolarización para realizar un abordaje en condiciones sobre el tema.

      Mucho por hablar y esto es simplemente una reflexión acerca de una posible solución para luchar contra los centros-gueto y mejorar así la posibilidad de algunos niños y niñas de salir de una situación muy complicada.

      Un saludo y gracias por comentar.

  3. Cuestion complicada, todos de acuerdo. A mi se me plantean dudas como si es una medida adecuada llevar a esos alumnos a otros centros en otros barrios fuera de su entorno, que es como decirles vives en el lugar equivocado, tu familia y tus amigos del barrio no te convienen, así que te vamos a separar de ellos durante tus horas de eduacción académica. Pero por otro lado es cierto que algunos chavales fuera de ese entorno pueden expresar mejor su potencialidad y allí se verían limitados.
    El problema está en que el sistema educativo tiene mucho, o muchísimo que decir en la construcción de una sociedad más igualitaria en oportunidades, pero no se puede descargar sobre la educación reglada toda la responsabilidad. Las administraciones deben actuar, junto a los centros educativos proporcionando otras oportunidades que puedan aprovechar estos alumnos, actuando en el sentido de reducir las desigualdades, en la medida de lo posible o al menos ofreciendo igualdad de oportunidades y que cada cual con los recursos y la posibilidad de formarse tome su camino.
    Otra opción que se me ocurre es destinar más esfuerzos a los colegios en zonas desfavorecidas para paliar las posibles diferencias en cuanto a formación. Ideas podemos tener muchas, pero necesitamos una administración que también tenga ideas y de momento tanto ministros como consejeros de educación, por lo que estan preocupados es por el ranking Pisa.

    1. Ojalá Víctor hubiera una solución global para estos chavales y para sus familias. No creo que la educación reglada -o, en este caso, los centros educativos- deban solucionar todos los problemas pero, desde la perspectiva de lo que se puede hacer a nivel educativo, una de las posibilidades es la que expongo en el artículo. La desigualdad es el gran problema pero, por desgracia, no veo a corto plazo políticas que, más allá de destinar más recursos a esos contextos desfavorecidos -y no es una solución porque el dinero no lo es todo- o recursos humanos/materiales a esos centros-gueto (cosa que también se ha visto que no es la solución), permitan cambiar el contexto en el que se mueven muchas familias. Y no, el problema, como bien dices, no es sólo educativo.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  4. Esta es una medida segregadora, para que no lo sea tiene que ir acompañada de otras medidas en el sentido inverso, esto es:
    – Los hijos de las clases medias y altas también deberían también escolarizarse en los colegios de las barriadas desfavorecidas.
    – Se tendrían que dotar de más recursos materiales y humanos a los colegios de las barriadas desfavorecidas.
    – Los docentes más cualificados deberían trabajar en los colegios de las barriadas desfavorecidas.

    Paralelamente, los municipios deberían adoptar medidas urbanísticas, etc. para impedir que las familias con menores recursos se alojen y concentren en los mismos barrios.

    1. Sinceramente creo que lo que planteas en primer lugar es algo totalmente demagógico. Realmente, ¿crees que es necesario que TODOS los alumnos de nuestro país se desplacen, con independencia que no tengan ningún problema contextual, a otros centros? ¿Crees realmente que mejoraría la educación de los alumnos de contextos no problemáticos/marginales/socialmente desfavorecidos enviándolos a centros situados en barriadas desfavorecidas? Por favor… que de lo que se trata es de ofrecer soluciones a los que tienen problemas, no de crear problemas a los que no los tienen.

      Eso sí, totalmente de acuerdo en la necesidad de dotar de más recursos materiales y humanos a los centros que lo necesiten y, cómo no, el plantear que los municipios deben apostar por medidas urbanísticas y sociales que impidan la existencia de barrios marginales.

      Un saludo.

      1. Demagógico es decir que no hay alternativa a la segregación, y afirmar que nuestro sistema educativo solo funciona mal en los barrios desfavorecidos, como si el problema del fracaso escolar fuera de los niños y las familias que viven en esos barrios.

        Actualmente, en las ciudades ya existe un importante movimiento de escolares que todas las mañanas van en autobuses o coches desde sus casas a colegios que se encuentran a una cierta distancia de sus domicilios. Esos movimientos son los que hacen que se concentren importantes sectores de clases medias y altas en algunos colegios, si esos movimientos no se realizaran la heterogeneidad social de los centros se incrementaría. Como ves la propuesta no se trata de mover a TODOS los alumnos, sino mas bien de no hacerlo.

        Si realmente os interesan las soluciones no segregadoras, tenéis una magnífica referencia en el colegio de Rinkeby. Hasta Vargas Llosa, que no es sospechoso de defender políticas igualitarias, lo pone de ejemplo http://elpais.com/diario/2010/12/19/opinion/1292713212_850215.html

  5. Estic d’acord amb el que dieu, sobre tot amb el comentari de que el professorat més qualificat hauria de atendre a l’alumnat amb més problemes i dificultats. El centres, acostumen a posar a l’última persona que arriba al centre amb els grups més problemàtics. Cosa que no ajuda ni a uns ni als altres.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link