Cómo convertirse en gurú educativo en tres meses

La verdad es que hay ámbitos en los que se hace realmente fácil convertirse en un experto. Uno de ellos es el educativo. Ámbito en el cual, por el simple hecho de haber estudiado en un sistema educativo reglado, ya tienes la capacidad previa para poder saber del tema. Una gran cantidad de años ocupando sillas más o menos incómodas (¿quién no se acuerda de ese homogéneo verde?) que ya nos dotan de una capacidad absoluta para convertirnos en los grandes gurús del tema.

Fuente: http://www.badassteacher.org/
Fuente: http://www.badassteacher.org/

Lamentablemente, la opinología no te hace automáticamente gurú. Es por ello que conviene diseñar la estrategia para convertirse, en unos pocos pasos (por cierto, más desarrollados en mi libro que en breve saldrá), en uno de los grandes expertos a tener en cuenta. Unos pasos que, de forma gratuita, voy a exponer a continuación.

1. Ten cara

Sí, ten cara, morro o rostro. No hay un mejor sistema para ser gurú educativo que tener la capacidad de ir soltando barbaridades educativas sin pestañear. Que a mayor profusión de animaladas contadas con aplomo más de uno cae en las redes de tu estrategia. No hace falta disponer de ninguna certificación que avale tus capacidades, es simplemente cuestión de autocertificarte en lo que consideres. Que necesitas hablar de pedagogía… nada, sacas de la chistera la frase «no me he certificado en ninguna Universidad porque considero que las Universidades no enseñan nada». Que necesitas hablar de TIC… simplemente recordar tus pinitos con tu Amstrad y hablar de tu temprana afición con el tema. Que lo de la programación se aprende por ciencia infusa. Y, además, la mayoría del auditorio interesa que no entienda nada de lo que dices.

2. Usa conceptos ininteligibles (y si son en inglés, mejor)

Conviene usar conceptos educativos de moda. Que si MOOC, que si ABP, que si b-learning, que si… Cualquier concepto es válido siempre y cuando se exprese en forma de siglas o en su anglicismo pertinente. Y si en ocasiones se tiene la capacidad de inventar nuevos vocablos que se difunden ampliamente por la red hasta convertirlos en novedad… un puntazo. Adórnate mediante frases lapidarias y, cómo no, cita a la mayoría de autores que te suenen (o que veas que son de los que se habla). Que citar a Freinet, Gardner, Ken Robinson, Montessori u otros últimamente da mucho rédito guruseril.

3. Lee o hazlo ver

Suscríbete a blogs educativos, empápate de la lectura en foros, deja comentarios, critica mesuradamente en las redes sociales. Compra algún libro que, incluso que no leas, puedas tuitearlo para decir lo culto que eres.

4. Cuestiona y desprestigia
Intenta desprestigiar a todos aquellos  profesionales que, por desgracia, van a cuestionarte. Limita el daño que pueden hacerte sus comentarios. Búscate un club de fans para que te adoren y sobeteen. Márcate algún detalle para intentar hacer ver que eres humano y que, alguna vez puedes bajar de los altares en los que te has encumbrado falsamente.

5. Usa las redes sociales y créate un blog

Twitter y Facebook van a ser tus grandes aliados. Si a las anteriores le añadimos un blog donde vas a escribir acerca de todo lo relacionado con el aula (que, por cierto, no vas a pisar casi nunca -si es que alguna vez lo haces-) a tienes una base sólida para hacer corrillo. Es importante presentarte como experto o evangelizador pero sin que se note. Si te equivocas, no rectifiques. Rectificar es sinónimo de debilidad para los gurús.

6. Véndete y miente

Vende que eres uno de los grandes expertos. Preséntate en diversos encuentros educativos. Establece redes con profesionales de solvencia contrastada. Haz algún material de uso educativo para compartirlo de forma gratuita (si lo pillas en inglés y lo traduces, te ahorras el tener que pensarlo). Miente en las relaciones que posees. Habla de tus relaciones con tus «colegas» y «amiguetes» incluso que no los conozcas de nada. Haz una campaña de marketing similar a la de un suplantador de identidad.

Si todo va bien y sigues este plan durante tres meses serás considerado el gurú educativo top one en el ranking. Podrás vender basura educativa y, como no, patrocinar hasta ropa interior de Woman’s Secret en tu blog. Todo es cuestión de trabajárselo, seguir el plan y, como no, tener una cara más dura que el hormigón armado.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

14 Comments
  1. Gracias Jordi. Con estos seis consejos y añadiendo que soy un jubilado del oficio y que he tenido tiempo de ir asentando mis experiencias hasta poderlas servir bien destiladas, me voy a sacar un complemento para la pensión, que nunca viene mal. Je, je.

  2. Gracias Jordi por tu aporte.Cuando pensè lo mismo que tu, creìa que era el unico que pensaba de esta manera, hasta que comencè a leer , de estos falsos profetas, palabras como: pedagogìa toxica, arritmias pedagogicas y hasta educaciòn laparoscopica.Muy esclarecedor este articulo.Abrazo

  3. Estamos viviendo bajo el oleaje de varios tsunamis mediáticos. Confieso que me he preguntado y me pregunto si el escenario que se ha creado beneficia al caminante que somos o nos oculta las señales que nos pueden ayudar a descubrir las respuestas.

    1. Estamos mediatizando por encima de nuestras posibilidades. No, en serio, creo que estamos encumbrando al altar demasiados personajes que, curiosamente, lo único que priman es su capacidad de exposición frente a su calidad educativa acerca de lo que postulan. No creo tampoco que debamos convertir esto en una caza de brujas al impostor, creo más bien que cada uno debe ser capaz de tener el suficiente sentido común para saber qué nos venden y quién lo hace.

    2. El solo hecho de completar una carrera educativa no te convierte en educador..Para educar necesitas considerar los tres ejes: el estructural( lo institucional,la evaluacion,el contexto). Lo pedagogico o sea la relacion que estableces entre el educador y el educando y el didactico que establece los modos de presentar los contenidos para ser mejor aprendidos.Segun lo que hagas con ello, puedes ser un profesional o un changarin de la docencia.Depende ti.Saludos

      1. No puedo menos de darte la razón Juan Carlos en muchas de las premisas que planteas. Quizás, más que hablar de lo institucional convendría hablar de qué parte de lo institucional se traslada al aula y de qué manera lo hace. Por cierto, me quedo con la palabra «changarín» que incorporaré a mi vocabulario. Un saludo de vuelta.

  4. Felicidades por el artículo. Creo conocer a alguno de estos gurús…¿pensabas en alguien en concreto? Porque es alucinante el perfil psicológico que has descrito, se adapta al dedillo con los que he conocido. Un saludo Jordi y siempre un placer pasearse por aquí.

    1. Pensaba más en un ente que reuniera las condiciones que, por separado, tienen algunos de esos speakers que pululan en charlas TED y similares. No es malo hablar de lo que se hace en el aula, lo malo es hablar de cómo deberían hacerse las cosas en ella sin haberla pisado. Eso sí, aderezar la charla de palabrejas ininteligibles y vocablos en inglés es imprescindible. Pensando en sacar un manual de «buenas prácticas del gurú educativo 8.0» (lo de 2.0 ya se queda muy corto).

      Un saludo y muchas gracias por pasarte por aquí.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link