¿Cómo puede ganar dinero extra un docente de aula?

Ya veis que me restrinjo al docente que, día tras día, está dando lo mejor de él en sus clases y que, en ningún momento hablo de toda esa cantidad de personajes -demasiados para mi gusto- que se dedican a otras cuestiones desde fuera de ellas. No, no es una crítica al modelo que han elegido de abandonar el aula porque, en algunas ocasiones, sé que son excelentes profesionales que han dejado aparcada la relación docente para triunfar en otros aspectos profesionales. Lamentablemente, como bien sabéis, esos casos son los menos y, la mayoría se dedican a explotar su labia, aspecto o contactos para vender humo más o menos edulcorado a esos docentes que quieran comprarlo. Sí, la culpa nunca es de quién vende un producto… el problema es que hay demasiados interesados en comprar.

Fuente: http://es.themeyourself.com
Fuente: http://es.themeyourself.com

Pues bien, en este artículo voy a dar una vuelta de tuerca a la propuesta de José Antonio Marina acerca de que les docentes deben cobrar más según lo hagan mejor en el aula. Algo que, los que os pasáis por aquí, ya sabéis que llevo criticando mucho tiempo al creer que lo que debería hacerse es ayudar al docente que lo necesita y, establecer un mecanismo para intentar que el buen docente aún sea mejor. Pues sí, voy a postular una idea: que el docente de aula pueda generar negocio al margen de ella. Un negocio que, por desgracia, se cede sin ningún escrúpulo a empresas privadas y que podría ser un dinero extra que ingresaran los docentes a los que les quede ganas de obtener algún tipo de reconocimiento por su trabajo. Reconocimiento que, por desgracia, nunca va a llegar por parte de la administración.

Por tanto, ¿cómo podría ganar dinero un docente de aula en sus horas libres?

En primer lugar editando sus propios libros de texto y ofreciéndolos a mucho menor coste que las empresas del sector a los alumnos. No es cuestión de seguir basando, en un contexto donde hay demasiados aprovechados -y no estoy hablando de todas las editoriales, ni mucho menos-, el exceso de horas y los materiales generados en las mismas como un mecanismo puramente altruista. Algo que sería perfecto en una sociedad donde la educación, por ley, impidiera obtener beneficios relacionados con la misma pero, ya sabemos que, por desgracia, utopías y realidades pocas veces van de la mano. Así pues, por qué no plantear la creación de libros de texto y venderlos en alguna de esas plataformas que permiten autoeditar y vender tus libros en formato papel quedándose una comisión. O, incluso, ¿por qué no buscar alguna empresa que te dé el ISBN y sólo te cobre por libro impreso?

Otra alternativa sería la de ofrecer cursos de formación o charlas. Quién mejor que un docente para formar a sus compañeros en estrategias de aula. Todos sabemos que, en la mayoría de centros de formación, se elige siempre a los mismos para dar esas charlas (y, por experiencia os digo que no pagan mal) o cursos de formación así pues, ¿por qué no plantearse montar una plataforma para hacerlo de forma autónoma? Que al final, un docente se harta de acudir a cursos de formación de dudosa calidad y busca, a un determinado coste, formación que pueda repercutirle positivamente en su desarrollo laboral. Y, además, es muy fácil que la administración nos dé permiso para que nuestros cursos puedan certificarse ya que así, la administración posee «de forma falsa» una más amplia oferta formativa reconocida gastándose menos dinero. No me gusta el sistema pero es lo que hay y, hasta que cambie toca seguir las reglas de juego.

Más cosillas que se me ocurren… ¿Y una academia de preparación de oposiciones? Con las posibilidades tecnológicas que hay hoy en día, ¿no sería fácil montar un espacio formativo para ayudar a aquellos futuros compañeros que tienen que pasar por el trámite de las oposiciones? ¿No hay docentes trabajando en academias de terceros cobrando muy poco? Pues, ¿por qué no hacerlo a lo grande y montar algo con unos compañeros de profesión? Por cierto, la academia de preparación de oposiciones, ¿no podría ir asociada a una academia de repaso? Sí, los repasos dan mucho dinero y dar clases particulares en tus horas libres es también un buen sistema de generar ingresos.

También es interesante la autopublicación de libros relacionados con la profesión. Quién mejor que un docente para hablar de estrategias y experiencias de aula. Los libros educativos tienen últimamente muy buena venta (mirar sólo los ránkings de libros de no ficción de algunas editoriales online) y los márgenes con los que te puedes quedar (mejor si publicas para ti ya que las editoriales «reconocidas» te pagan una miseria por libro vendido) pueden ser interesantes.

Otro nicho de negocio para los docentes sería el de las apps y/o programas informáticos. Conozco a algunos docentes que, sin dejar el aula, están haciendo unas apps imprescindibles para el docente (no voy a mencionar ninguna aquí porque el artículo va en líneas generales sobre modelos de negocio). Y esas aplicaciones son muchísimo mejores que las que puede realizar un informático ajeno al mundo educativo. De ahí su interés. Además, vender en Play Store o en App Store está al alcance de todos. Eso sí, lo de crear aplicaciones interesantes, no tanto 🙂

Muy relacionado con lo anterior estaría la venta de productos, relacionados normalmente con la profesión, que puedan realizar determinados docentes. Hay docentes que hacen unos cuadros excelentes, otros que tocan de maravilla -e, incluso, algunos que tienen sus propios grupos y venden CDs- y, seguro, que muchos más con habilidades determinadas. No es malo vender las obras de uno. Además, más que la venta es el reconocimiento de lo que implica, en estos casos, la misma.

Finalmente, y seguro que me dejo muchas cosas en el tintero, estaría la monetización de blogs educativos. Si uno tiene un blog, lo mantiene con esfuerzo y, cómo no, paga su espacio en red (los dominios y hostings de una cierta calidad valen su dinero), siempre puede intentar monetizarlo. Desde los típicos anuncios prediseñados de Google (eso que se llama Google Adsense) hasta la publicación de artículos patrocinados (en caso que el blog tenga una cierta entidad habrá empresas que contactarán con el autor). Todo ello pasando por la posibilidad de anuncios de terceros, enlaces de afiliados e incluso, con la posibilidad de establecer mecanismos de donación para el mantenimiento de dicho espacio (algo que no funciona muy bien en nuestro país porque aún no estamos acostumbrados a ello). Y sí, dentro de los blogs educativos no me gustaría dejar en el aire la posibilidad de la creación de medios informativos relacionados con la profesión. ¿Qué tal una revista educativa mensual o, siendo más serios, un periódico digital sobre cuestiones educativas con espacio para la publicidad?

Unas ideas que, teniendo muy en cuenta, previamente, cuestiones éticas que pueden afectar a dichos modelos de negocio, pueden servir para que los docentes en activo se saquen algunos eurillos más sin menoscabo de su labor principal: la docencia en el aula.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment
  1. Hola Jordi, (otra idea, o la idea de repaso en otro formato) ayer topé con una web de apoyo a los deberes, gratis para los alumnos, pero apoyada por la institución de gobierno…en Canadá. https://homeworkhelp.ilc.org/ (otra idea)

    Homework Help is a FREE online math help resource for students in Grades 7-10. Homework Help provides FREE, live one-on-one tutoring from Ontario teachers.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link