Cosas que me sorprenden

Debería ser al revés y, conforme va pasando el tiempo, reducir las situaciones sucedidas en contextos educativos que te causan sorpresa pero, va a ser que las sorpresas, en algo tan surrealista como es la mediatización educativa, el eduentertainment o, simplemente, el día a día de realidades absurdas, no dejan de causarte asombro. Ya no es solo que te cause sorpresa ver como los defensores del flipped, grandes detractores de la clase magistral, den cursos de formación presenciales en formato mala clase magistral. Es ver cómo incluso algunos Tribunales se atreven a decir que reducir las ratios es ilegal. Ya si eso entramos en decisiones políticas de carajillo, judiciales de infusiones variadas o, simplemente, pactos educativos que solo sirve para que algunos se justifiquen cara a la galería o cobren suculentas dietas.

Fuente: ShutterStock

Lo de los magos y youtubers considerados como expertos en educativos y grandes docentes ya es otra cosa que también tiene su parte sardónica. Digo sardónica por no mezclarlo con la sardínica. Eso del ascua arrimada y tal. Bueno, si a lo anterior le añadimos personajes que viven de darse vueltas por los centros educativos y contar historietas de lo que hacen otros, ya tenemos la sorpresa en formato Champions. No, no hay Champions porque, a día que pasa, sale un nuevo jugador al terreno de juego que revoluciona las listas.

Ya si queréis hablamos de la sorpresa que supone que una empresa, de la que ninguno de sus miembros, ha dado nunca clase en etapas obligatorias se plantee qué hacer con esos docentes. Bueno, lo del MIR educativo propuesto por algunos personajes con exceso de hormonas, viagra y productos flexibles, ya sería otro tema. Lo mismo que si hablamos de aquellos docentes cuyos alumnos tienen un mapa para saber cuándo volverán a verles en el aula. De tarima en tarima y tiro porque me toca. Si eso lo de dar clase y vender lo maravilloso que es dejando a tus alumnos en manos de becarios o profesores de guardia…

Pensaba que ya no me sorprendería por nada pero aún tengo esa capacidad intacta. Más aún cuando veo que en el centro de mi mujer y en su Departamento, tienen a dos profesores que no llegan ni a quince horas de clase mientras mi mujer se sobrecarga con veintiuna y ciento y muchos alumnos. El mismo centro en el que han metido a la de religión como tutora de un grupo para lo que han tenido que segregarlo para poner ahí a todos los alumnos que dan religión. Es que las ilegalidades, si se disimulan, supongo que deben parecerlo menos.

La verdad es que esto de la educación es como un juergódromo. Uno no puede menos de jugar, reír y sorprenderse al ver que, curiosamente, siempre gana el mismo caballo. Un caballo que, por desgracia, no tiene ningún tipo de valor para la comunidad educativa pero que, por lo visto, deja solo sorpresas para aquellos que ven siempre el mismo nombre como vencedor.

Lo de los bocazas si queréis lo dejamos para otro post. Bueno, bocazas con encanto porque siempre llenan su auditorio, se hacen un montón de selfis y venden, sin tener ni pajolera idea de lo que sucede en la realidad educativa, su carísima ficción.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link