Creatividad a base de aprendizaje

Resulta curiosa la facilidad que algunos tienen para vender determinadas cuestiones que, más allá de lo vendibles que sean, tropiezan con una falta de traslación a la realidad. Cuando se vende que la «creatividad» se puede aprender estamos acudiendo a esos falsos tópicos que, por lo que sea, se compran relativamente bien por parte de la comunidad educativa. Sí, hay muchos que se creen que en los centros educativos se va a aprender a ser creativo. Bueno, incluso hay algunos de esos que llenan salas, que dicen, sin ningún tipo de pudor, que la «creatividad se aprende igual que a leer«.

Font: http://www.netquest.com
Font: http://www.netquest.com

O bien algunos confunden el concepto de creatividad, o bien hay mucho vendedor de productos milagrosos en el ámbito educativo porque, por lo que tengo entendido (a ver si alguien me lo discute), la creatividad es algo innato en el ser humano. Sí, uno puede realizar aprendizajes fantásticos para ejecutar determinadas acciones (escribir, tocar un instrumento musical, jugar a determinados deportes, etc.) pero jamás puede mostrar ni un ápice de creatividad. Sí, hay escritores muy poco creativos y deportistas que, intentan suplir con trabajo, aquella creatividad de la que adolecen.

¿Se infiere de lo anterior que la creatividad por si sola es un valor importante? Sí y no. Puede haber personas muy creativas que, por el motivo que sea, sean incapaces de plasmar dicha creatividad en su vida diaria. También, a su vez, puede haber personas poco creativas en determinados ámbitos que, por su trabajo, sean capaces de obtener resultados fantásticos de ese esfuerzo. Por tanto, la creatividad es importante pero, la misma aislada de otro tipo de cuestiones, es sólo un rasgo más dentro de una colectividad de habilidades y/o saberes.

No creo en la adquisición de rasgos creativos. Creo más bien en la necesidad de potenciar las habilidades de cada uno. Porque, cada uno tiene grados diferentes de creatividad. Por suerte, el trabajo del aprendizaje es conseguir a alcanzar la máxima meta que uno pueda plantearse. Un aprendizaje que, quizás no convertirá a las personas en «seres creativos» pero sí en altamente competenciales en su día a día. Un día a día que, siendo más o menos creativo, llegará un momento que va a depender del grado de aprendizaje que uno tenga. Porque, lamentablemente, de Messis hay muy pocos en los campos de fútbol. Y, lo mismo sucede, fuera de ellos.

 No hay que supeditar el aprendizaje a la creatividad. Hay que supeditar el día a día a reforzar las habilidades de uno y, como no, a dejarnos de comprar sofismos únicos para todos nuestros estudiantes. Que la creatividad no se aprende por mucho que algunos se empeñen en dar conferencias o editar libros vendiéndonos lo anterior.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

12 Comments
  1. Básicamente de acuerdo, pero al igual que con Messi o con Beethoven la creatividad necesita de un contexto donde poder ser desarrollada, de unos padres que se preocupen por ofrecer posibilidades para que la creatividad de su hijo pueda manifestarse y de un entorno que no le limite. Si a estos dos personajes les hubieran hinchado a deberes y no les hubieran permitido tener tiempo para desarrollar su pasión ni haber invertido dinero (operaciones de Messi e instrumentos musicales de Beethoven) quizás hoy no nos enriquecerían con su creatividad. (por cierto, de nada hubiera valido con ellos el dinero o el tiempo invertidos en otra cosa que no fuera su especialidad, lo digo por los de la marea verde;-)

    1. Toda la razón Joan. No es sólo ser creativo, se trata de potenciar dicha creatividad innata. Potenciar pasiones, habilidades o capacidades es algo crucial. Pretender aprendizajes únicos en la heterogeneidad que supone cada uno de nuestros alumnos es desperdiciar ese talento inicial y convertirlo en algo que, por desgracia, va a perderse. Sí, debemos invertir tiempo y dinero para potenciar lo mejor de nuestros alumnos. Y no sólo a nivel de aula.

      Un saludo y muchísimas gracias por todas tus intervenciones.

  2. Disculpa pero llevo años leyendo tus artículos, silenciosamente porque estaba de acuerdo contigo, pero esta vez no del todo.
    Con creatividad se nace pero no solo tu o yo, todos los seres humanos somos creativos en mayor o menor medida. Sin esta cualidad estariamos aún en cuevas. La creatividad es nuestra propia manera de adaptarnos a nuestro entorno, de mimetizarnos, de asegurarnos….otra cosa es la genialidad. De esto hay menos. Pero volviendo a lo anterior te diré y soy de música, que la creatividad se puede desarrollar y se debe desarrollar. Es nuestra labor hacerlo y yo diría más, en la actualidad es nuestro mayor reto como docentes. Hasta ahora en las aulas hemos tenido loros, auténticas cacatúas de repetición automática.
    Es necesario fomentar esta parte en nuestros alumnos. El Estado debe invertir en las metodologías invisibles que fomenta María Acaso. Para ella los espacios son importantisimos. Un aula con una puerta metálica, con un frio de congelador, con una aspecto viejo y sucio, no es un lugar que fomente nada. Un profesor dictador no puede fomentar nada, ni debería estar en el aula. El miedo no favorece la creatividad. El orden actualmente se confunde con la introducción del miedo en el aula.
    y no sigo porque me pongo mala…..jajjaja….un saludo….por cierto y acabo, que encima ya me había despedido, a mí me inflaron a deberes, tenía actividades extraescolares, y ayudaba en casa con las tareas que me pedían mis padres……reconozco que no era motivador, que mi talento se desarrollo el día que conocí lo que era aprender sin presión. Mi formación cambio y mi creatividad era desbordante.

    1. La creatividad es innata y, como bien comentas, cada persona tenemos una determinada creatividad (en diferentes grados y, no hay dos personas con la misma -o con el mismo grado-). Se hace importante el aprendizaje para reforzar esa creatividad y, como no, conseguir ser «competentes o hábiles» en aquellas facetas que más nos cuesten. Sí, debemos insistir en lo que no nos es innato (o fácil). Desterrar miedo, espacios cerrados y, como no, temporizaciones dignas de contextos empresariales que algunos se empeñan en trasladar al ámbito educativo.

      La inversión es imprescindible pero, el problema está en cómo invertir ese dinero. Un dinero que, a mi entender, debería invertirse en hacer agradables las aulas y, como no, en los docentes que van a tener que gestionar esas creatividades o potenciar aprendizajes en los alumnos. Quizás no sea partidario de esa metodología invisible que promulga María Acaso pero, lo que sí debo reconocer, es que se hace necesario un cambio de metodologías. Quizás, más que metodologías, yo hablaría de contextos educativos. Y primero, lo esencial, es cambiar de contextos y reformular el sistema.

      Un saludo y muchas gracias por ¿discrepar?

  3. Hola! Estoy de acuerdo con Joan y Teresa. Creo que la creatividad es algo innato, aunque se puede y se debe estimular. Mirando hacia atrás en mi trayectoria personal, recuerdo que ya desde muy niña mis padres sabían que yo tenía mucha imaginación. Con el paso de los años la he dejado «volar» en mi día a día y me ha dado muchas satisfacciones. Me gusta dar mi toque personal y sorprendente (sea el público alumnado o profesorado). En definitiva, me gusta que mis trabajos docentes tengan un sello personal y perduren en la memoria de quienes los reciben o son partícipes. Los alumnos y sus familias han sido una fuente de inspiración constante, pero el trabajo duro y la formación permanente han sido el complemento perfecto. Los 7 años que trabajé en un CAEP de Barcelona fueron la mejor «universidad» para alentar mi creatividad. Esta etapa marcó un antes y un después en mi carrera profesional. Ah! Y aún tengo mucho por mostrar y demostrar! Seguid atentos!

    1. Me parece que en el post dejo claro lo innato de la creatividad. Sí, es innata y puede (y se debe) ser estimulada. Lo importante es no confundir aprendizajes con creatividad porque la creatividad se puede modelar pero, jamás crear.

      A propósito, seguiré atento a tus evoluciones. Evoluciones que, seguro, me sorprenderán 🙂

  4. Hola Jordi, soy seguidora tuya, y hoy te comento, efectivamente a mi también me repatea la nueva forma que tienen de vendernos las cosas en plan «americanada» pero después de trabajar conmigo misma, te diré que he conseguido manejarme medio bien dentro del campo de la creatividad, hay muchos elementos que envuelven a la creatividad no solo el innato y si conseguimos envolver a nuestros chicos de todo ello nos llevamos muchas sorpresas y pasamos a que esta forme parte de sus capacidades. gracias

    1. Llevas razón Pilar. Sorprende ver como motivando adecuadamente a los chavales (algo que cuesta -y mucho-) nos llevamos muchas sorpresas agradables. Quizás el aprendizaje no sirve para conseguir creatividad pero sí para reforzar esa creatividad innata que tienen nuestros alumnos y, como no, adquirir habilidades que, quizás, no sean de adquisición tan fácil para muchos de ellos. Gracias a ti por comentar.

    1. No lo tengo demasiado claro. La idea que subyace detrás de las mismas es interesante (cada uno nace con unas capacidades/habilidades determinadas) pero la aplicación de esa teoría en los centros educativos que la están vendiendo… no la acabo de ver. Reconozco sus potencialidades pero también sus carencias. Por eso escribí algo hace ya un tiempo sobre el tema (http://www.xarxatic.com/una-aproximacion-critica-a-las-inteligencias-multiples/).

      Gracias por comentar Manolo.

  5. Hola. Muy interesante esta entrada. Sin embargo, por mi parte, no estoy de acuerdo con tanto determinismo de lo biológico o de lo «innato». Creo que nacemos con capacidades que no son iguales y, a su vez, se van desarrollando en diferentes medidas en contexto determinados. Pero creo que esto último es lo realmente importante.

    Con respecto a las «creatividades» (así, en plural), pienso que habría que poner más en claro a qué se está haciendo referencia… porque si el plural se refiere (como entiendo del artículo) simplemente al «nivel de desarrollo» que se puede alcanzar, entonces no vería la diferencia entre creatividad y creatividades. Y si es que se refiere al desarrollo de la creatividad en diferentes «áreas», entonces no veo mucha diferencia con la teoría de las inteligencias múltiples (que alguien ya la mencionó).

    En fin, creo que es un tema para debatir, y aunque concuerdo con que esta forma («americanada») en la que se venden ciertas cosas no inspira mucha confianza, tampoco creo que se deban descartar todos los planteamientos de Ken Robinson (o, digamos, Tina Seelig).

    Saludos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link