Dar clase «a pelo» es un arte

Hoy no ha habido conexión a internet en la mayoría de centros educativos valencianos. Ya, no se sabe si es por el ransomware de moda o, por el simple hecho de que alguno se ha fumado un pitillo incendiando algún elemento sensible de Telefónica. Me gustaría saber qué ha pasado pero, lamentablemente, una de las cosas en las que están muy, pero que muy verdes en Conselleria es en la capacidad y habilidad de comunicar qué están haciendo o informar a sus centros educativos cuando hay determinadas anomalías. No, no es excepción pero, en el caso de esta Conselleria, la situación es desesperante. Y ya no digamos cuando tienes que reclamar alguna cosa o informarte acerca de determinados trámites. Teléfonos que no contestan, visitas a un sucedáneo del camarote de los hermanos Marx u, otro tipo de vicisitudes.

Pero no, no iba a hablar de ello. Más bien de lo que ha sucedido en muchos centros gracias a ello. Caerse internet tiene sus ventajas… y si llevara asociada la imposibilidad de acceso a los libros de texto, ya sería en no va más para detectar al buen docente porque, seamos sinceros, el buen docente es aquel que es capaz de dar clase «a pelo». Sí, sin recursos y con una simple tiza. Lo tradicional ya sé que no es muy guay pero, ¿os imagináis qué pasaría con alguno de esos innovadores si se les cae internet o la maravillosa app que fomenta la creatividad en los alumnos deja de funcionar de repente? ¿Os imagináis que todo el mundo debiera dar clase con las únicas herramientas que vienen en el pack? Pack como cantidad de lo que sabe, calidad de transmitirlo y, cómo no, capacidad empática para poder captar la atención de sus alumnos. Una clase de esas magistrales que tanto preocupan a algunos. Ya, ya sé que en pleno siglo XXI sin aditamento algunos no pueden vivir. ¿Será por ello el miedo a estar desconectados o a convertir en religiones determinadas metodologías? No, no seamos malos pensando lo anterior.

Fuente: Wikimedia

Hoy en muchos centros ha tocado hacer cosas sin el recurso de internet. Sin la posibilidad de consultar datos. Sin la posibilidad de, más allá de proceder a una lectura aburrida del libro algunos o hacer una clase del copón otros, tener otras alternativas para difuminar los defectos que tenemos muchos. Reconozco que es complicado, y más si uno está acostumbrado a depender de recursos de terceros, dar una clase. Y más hacerlo de forma brillante sin aburrir al personal. Que ya sabemos que lo único que interesa a los chavales es que suene el timbre pero, si se hacen las cosas bien, al final hay más atención de la que parece y algunas cosas le entran en la mollera.

Quizás, gracias a la casuística de hoy, algunos alumnos han visto que sus docentes saben hacer la clase de otra manera. Quizás, gracias al ransomware, algunos habrán rezado hasta la última oración que oyeron antaño en misa. Quizás, al final, lo de ser docente es más una cuestión de profesionalidad y capacidad que de gestión de recursos. Quizás es que, en días como hoy, uno piensa demasiado.

La vida sin tu PowerPoint no es vida, es otra cosa 🙂
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

3 Comments
  1. Hola a todos:

    Un simple comentario (porque lo del «wannacry» es para hacer lo que su nombre indica, más ahora que ya ha aparecido una mutación en china y después de ver algunos consejos que han difundido algunos organismos oficiales) para señalar que:

    «El maestro que ‘engancha’ a sus alumnos con una tiza cuando tiene más recursos a su alcance los va a dejar con la boca abierta».

    Un saludo y a disfrutar lo que queda de día!

    1. Me quedo con tu frase acerca del maestro que es capaz de enganchar sin tanto recurso o parafernalia. Sí, por desgracia, últimamente el intermediario se está adueñando de esa relación bidireccional alumno-docente tan interesante e importante.

      Saludos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link