Datos REALES del coste de un alumno en un IES público

Algunos estamos un poco cansados de cantamañanas que, basándose en unas estadísticas que dicen muy poco de nada, se permiten el lujo de decir que el coste de un alumno en un centro privado concertado es la mitad que uno escolarizado en la pública. Más aún, sorprende ver como algunos defienden la última medida de la Comunidad de Madrid, destinada a subvencionar con 3.000 euros por año a cada alumno que haga bachillerato en un centro concertado (fuente oficial).

Fuente: Desconocida

Pues va, con los datos en una hoja de papel y recabados de un IES público de dos líneas, con un administrativo, dos conserjes y un orientador, vamos a ver esa supuesta realidad del coste de lo público. Y eso que, por necesidades varias, voy a permitirme hacer una doble cuenta: la primera para un curso de bachillerato en ese centro (solo tienen una línea en primero y en segundo de bachillerato) y la segunda para el coste medio de un alumno en ese centro.

Empecemos con los datos. Datos, como he dicho, reales…

El primer dato son los costes de mantenimiento que sufraga la administración en ese centro. Un montante de 84.620 euros anuales, de los que se paga el servicio de limpieza, la calefacción y los desperfectos que puedan producirse. No hay cuotas ni donaciones, salvo las de los alumnos que se inscriben en el AMPA. Dinero que no se incluye dentro de las cuentas del centro porque, a efectos de gasto, no pueden computarse dentro de las mismas y siendo esa cantidad económica destinada a actividades para miembros del AMPA.

También es bueno saber que dicho centro escolariza 302 alumnos distribuidos en los cuatro cursos de ESO, los dos de Bachillerato y un ciclo de FP Básica (dos cursos) y que, a nivel de personal docente, dispone de 31,5 docentes. Incluyo una media jornada porque tienen tres docentes a media jornada pero, entre dos suman una y se incluye en la parte entera. Asumiendo una media de 46 años de los docentes de ese centro, nos da que la media (hago media ponderada entre los que cobran más trienios y sexenios y los que menos, además de incluir los complementos por jefaturas de Departamento y cargos directivos) estarían cobrando un salario bruto de 28.950 euros/anuales (incluyo pagas extras ponderadas -no son totales-), lo que arrojaría un montante total de 911.925 euros. Si le sumamos el salario del PAS y del orientador, nos encontramos con un total de 988.875 euros en gastos de personal.

Teniendo el gasto de personal y el de funcionamiento, nos encontramos con un coste para el erario público anual de ese centro de 1.073.495 euros.

Ahora la operación es muy sencilla: dividimos los costes entre el número de alumnos y nos encontramos con que EL COSTE ANUAL REAL DE UN ALUMNO EN LA PÚBLICA es de 3554,61 euros. Y, además, ese coste ha sido obtenido sobredimensionando en un porcentaje no inferior al 5% los salarios (suponiendo antigüedades determinadas).

Por tanto, ya basta de milongas acerca de los 6.000 o, incluso he llegado a leer, 7.000 euros anuales que cuestan a las arcas públicas los alumnos de la pública. Algo que, como podéis comprobar es TOTALMENTE FALSO. Los datos no mienten. Bueno, siempre habrá quien no se los crea por muy transparentes que les hagas las operaciones.

Actualización

Lamentablemente, hay algunos datos erróneos en este post que soluciono en el siguiente (enlace). Perdonad ese error en el cálculo de salarios de los docentes pero, por desgracia, estaba muy cansado a la hora de ponerme a escribirlo y no los revisé.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

8 Comments
  1. Estimado Jordi

    Lo siento pero estoy en desacuerdo contigo y creo que es algo temerario por tu parte el aseverar de la forma tan categórica como lo haces que el coste real del alumno en un centro público es el que has obtenido.

    Sin entrar a discutir sobre el tema de las donaciones o cuotas, creo hay una serie de factores que estás obviando de la concertada respecto a la pública y de números bien sencillos al igual que los que reflejas en tu reflexión. Comenzando por las infraestructuras, las cuales deben ser ejecutadas y mantenidas por los titulares de los centros, lo cual ya significa un ahorro sustancial a la administración. Continuamos con los salarios del PAS, los cuáles son inferiores a los de un funcionario de su misma categoría profesional. Seguimos con los del profesorado que al igual que los del PAS están por debajo de un profesor, maestro, educador o «eduenterteiment» pero con el agravante de que su número de horas lectivas está muy por encima de su equivalente en la pública con lo que la ratio de profesores o equipo docente es bien distinto, siendo superior el de un centro público. Sobre el tema de los orientadores o PT y demás recursos para atender a los alumnos pues más de lo mismo que en el caso anterior. Los salarios de los docentes en concertada vienen por PGE con lo cual es muy sencillo poder verificarlos, por cierto en la concertada no se pagan sexenios.

    Entiendo que el problema es mucho más amplio que unas simples sumas y restas. Es la propia administración la que no dice cuál es el coste real de un puesto escolar y desde luego el concierto educativo no cubre ese coste. Porque de la partida de «otros gastos» que tiene el módulo hay que contabilizar además de los gastos de funcionamiento del centro los salarios del PAS.

    Soy el primero que se enfada y molesta cuando oigo y leo que se cobran cuotas en los centros concertados tengo claro que si hay concierto no se debe cobrar a los alumnos por haber elegido esa opción (entiéndase, ellos o sus padres). Lo que también me sorprende es la facilidad con que se asocia la idea de cobrar con la iglesia católica y nada se dice o se critica de los concertados que no pertenecen a esa patronal y bien son cooperativas o simplemente son empresas educativas que también cobran esas cuotas o donaciones. Estoy seguro que más de una sorpresa nos llevaríamos.

    Son muchas las variables que debemos tener en cuenta y seguro que todos conocemos algún concertado (más de uno) que actúa como un centro privado en toda la extensión de la palabra y también otros que actúan de otra manera. Denunciemos los casos que se extralimitan, pero usemos todas la variables y que la administración de una vez por todas diga lo que cuesta el puesto escolar y cumpla con ello.

    A estas alturas queda claro que soy un profesor de concertada y no me avergüenzo ni me arrepiento de ello.

    Comparto muchas de las reflexiones que haces y en otras discrepo en parte o en todo, pero no por ello dejo de agradecer que me dejes mirar en tu «moleskine» particular.

    Un saludo y gracias.

    1. Pues yo que también he trabajado un breve periodo en concertada resulta que el salarios nos lo pagaba la administración pública y era el mismo que en la pública, así que hay muchos más casos que el que supongo es el tuyo.
      Por cierto cuando se asocia la iglesia católica con la concertada no es casualidad, es que es mayoritaria y sí que se critica a los demás, igual no te has enterado, si es así te informo que si.

  2. Me he leído tus dos artículos sobre el coste de un alumno en un IES público, y para ser màs exactos creo que deberías sumar las cuotas a la seguridad social de los salarios. Y te lo digo como defensora de la pública, para darle mayor fiabilidad a tu artículo. Un saludo y gracias por compartir esta información.

    1. Las cuotas de la seguridad social los pagan los docentes de su salario bruto. Para funcionarios más antiguos del 2011 ese ingreso va a Clases Pasivas y, para los más nuevos e interinos, a la Seguridad Social. Por tanto, ya quedan incluidos en el coste.

  3. Aún siendo docente en la escuela pública e interesándome que lo dicho en este artículo sea verdad, en los costes de los salarios hay una diferencia muy importante que no se debe dejar pasar por alto. Los 28.950 euros/anuales brutos no incluye la antigüedad del profesorado, que puede elevar en varios miles de euros anuales el sueldo medio junto otros gastos. Un docente con 12 años de experiencia (no es una cifra exagerada en término medio, ya que hay profesorado con 25 años de experiencia y profesorado que acaba de empezar), dependiendo de la comunidad donde ejerza tiene unos 300 euros mensuales más de sueldo; sin olvidar los complementos que cobran en las personas que ocupan la tutoría, jefaturas de departamento y equipo directivo; además de pagar las bajas que se produzcan a lo largo del curso.
    También hay que incluir el gasto de amortización del edificio; que no es solo el mantenimiento. La parcela y la edificación tiene un coste, que hay repartir entre cada año de uso, sin incluir las remodelaciones o el equipamiento que se incorpora, por ejemplo, con los avances tecnológicos.
    Así que siendo rigurosos, la cifra de coste por alumno se eleva algo más, puede que sea ligeramente superior a los 4.000 euros anuales. Para ser creíbles no conviene arrimar tanto el ascua a la sardina, se nos acaba viendo el plumero (porque también soy profesor en la escuela pública) y eso no proporciona credibilidad.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link