De adjudicaciones docentes y corruptelas varias

Supongo que en estas fechas el calor hace sacar lo mejor y lo peor de nosotros mismos y, quizás la coincidencia de esas fechas con la adjudicación de destinos docentes (para funcionarios provisionales, opositores aprobados en la última oposición, interinos y otros colectivos docentes) hace que se tienda a escribir con una cierta acritud a la vista de las mismas.

Pues bien, resulta que las adjudicaciones docentes es el proceso más «marrullero» y «amoral» (lo de ilegal seria dudoso porque las Administraciones educativas permiten y potencian las pequeñas corruptelas de las que voy a hablar en este artículo, las cuales son realizadas por numerosísimos docentes ,cada vez in crescendo el número, con la finalidad de obtener una plaza lo más cercana a su propio domicilio). Es decir, la Administración, mediante sistemas de adjudicación poco transparentes, potencia la existencia de una cadena de peticiones/favores que hace que muchos docentes se vean obligados a acudir a determinados subterfugios para conseguir estar algunos años en la deseada plaza al lado de su casa, pero con el inconveniente de que, en muchos casos, esa decisión «amoral» obliga a que muchos otros docentes estén a cientos de quilómetros de sus casas con unas situaciones familiares iguales o, incluso peores, de aquellos que han admitido participar en ese juego.

Además, resulta realmente curioso, que muchos de los docentes que han acudido al sistema de adjudicación dedocrático, defiendan el mismo y, se escuden en su gran valía profesional. ¿Será dicha valía superior a la de otros que se ven obligados a desplazarse a 200 quilómetros de su domicilio porque no tienen los contactos o no han sabido moverse correctamente en determinados «corralitos»? O, ¿será mejor que la de aquellos que prefieren mantener su integridad y no aceptar que la Administración les mangonee a sabiendas que con ello, su vida personal se va a ver afectada unos años?

No lo se, ya que lo único que se es el asco y el hastío que me supone (en el caso de Cataluña, aunque me parece que están tratando de importar el sistema otras CC.AA. con el deseo de algunos docentes que lo piden a gritos, escudándose bajo principios de mejora de la gestión de los centros) ver a determinados docentes (interinos o funcionarios) entrar continuamente a lo largo del curso en el despacho del director de su centro pidiendo sopitas y que les confirme en un papel. Un papel, que según la Administración educativa catalana se va a cargar todas las leyes estatales y va a permitir que funcionarios con menor antigüedad pasen por delante de algunos de mayor antigüedad o, que incluso pueda haber interinos (y en algunos casos concretos incluso sustitutos) a los cuales se les va a permitir permanecer en una plaza (blindada para ellos) por delante de un funcionario con mucha mayor antigüedad. Ya sabemos que antigüedad no es equivalente a capacidad, pero ¿por qué «uno a dedo» va a ser más capaz que «uno que opte libremente» a una plaza? ¿Por qué el director ya le conoce? Ostras, a lo mejor el otro docente que opta a la plaza es mucho mejor que el primero… no se, me genera muchas dudas.

Tan sólo comentar algunos ejemplos para ver la marrullería y corruptelismo legalizado que se va apoderando en las adjudicaciones de destinos (sin nombres concretos pero fácilmente demostrables):

  • Un sustituto de un centro que, curiosamente al año siguiente ve reconvertida su plaza a la de un interinaje con vacante y entrando ese mismo año en el equipo directivo. Con el agravante de que, para poder poner a esa persona, se ha tenido que hacer un cambio de cromos y desaparecer una plaza orgánica de una determinada materia para poder incorporar a dicho docente
  • Un equipo directivo formado por funcionarios provisionales (del director hasta el secretario, pasando por el resto -aunque algún funcionario definitivo se pueda haber mezclado-), con lo cual se blindan para estar en dicho centro, impidiendo que dichas plazas pueda ocuparlas otro funcionario con más antigüedad, experiencia o capacidad
  • Un interino al cual le firma la confirmación el director de su centro y, el mismo pasa por delante de un funcionario en las adjudicaciones
  • Un interino (e incluso una persona que estaba de los últimos de las listas de interinaje) pedido desde el centro para ocupar plazas de atención a la diversidad (en los centros educativos catalanes), con el agravante que, en muchos casos, ni tan sólo va a dar «diversidad», etc.

Y, todo ello sin entrar a hablar de las Comisiones de Servicio, totalmente discrecionales y, en algunos casos bastante injustificadas (aunque como darlas es totalmente discrecional, a ver cómo reclamas) que hacen, que haya cientos y cientos de casos que lo único que hacen es  provocar es que las corruptelas se extiendan en el ámbito educativo.

Lamentablemente, la selección «a dedo» de docentes, no provoca una mejora de la calidad de la Educación que reciben los alumnos de esos centros (y a las pruebas PISA de Cataluña me remito, donde aproximadamente un 20% de la plantilla de los centros puede estar asignada de una forma, digamos curiosa) y, posiblemente, alegar una mejora de resultados para defender ese sistema corruptelista sea una manera de tranquilizar a la conciencia, defendiendo lo indefendible.

Por tanto, y siempre es una cuestión que me planteo es, ¿dónde están los que tienen que velar por esa transparencia en las adjudicaciones que muchos pedimos reiteradamente? Qui lo sa

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

8 Comments
  1. Buenas Jordi, sigo tus artículos, aunque hay veces que no comparto algunas puntos te diré que me gusta el espíritu crítico que demuestras con el sistema. Desde este punto de vista y con este artículo «De adjudicaciones docentes y corruptelas varias» quizás destaco lo de «corruptelas» como aspecto a señalar, ya que toda corrupción debe de ser señalada y juzgada. Hay veces que se aprovechan los agujeros del sistema para colocar a los «compadres» sin ningún miramiento, en educación y en otros sitios de importancia no tienen que estar permitidos. Yo no hablo de si funcionario o no, simplemente que el más válido sea el que ocupe el puesto y no dejar a una persona (en este caso señalas al director) que decida el devenir de la educación de una serie de personas. En fin, saludos y no es ni mucho menos una crítica, sino un aplauso a tu trabajo. Saludos cordiales desde Málaga.

    1. Muchas gracias por el amable comentario. Tan sólo comentar que en el artículo expongo la selección por «antigüedad, experiencia o capacidad» y, tengo muy claro que la necesidad de la evaluación del profesorado para poder hacer selección. Así podríamos «premiar» con la elección de destino a aquellos cuyas capacidades o habilidades docentes sean las mejores.
      Eso sí, me genera muchas dudas la «objetividad» de su realización y, por ello, a día de hoy, cuando no existe ningún tipo de evaluación, comento la injusticia que existe en determinadas adjudicaciones dedocráticas encubiertas bajo un falso perfil de «capacitación docente».

  2. Desconozco el funcionamiento de otras CCAA que no sean la mía, pero desde hace unos años la ‘corruptela’ provocada (lamento mucho decirlo, pero es así) por la presión de los sindicatos crece sin parar: desde comisiones de servicio que se conceden porque un profesor (con hijos, claro) se empadrona en el ayuntamiento que le gusta y hace ‘uso’ de su paternidad, a profesores que se acogen a presuntas ‘mejoras laborales’ y cambian de centro incluso cuando ya ha comenzado la actividad lectiva.

  3. Apreciado Xarxatic,

    la verdad es que tengo muy verde todo el asunto de movilidad del profesorado, siendo interino lo tenía mucho más claro y usándolo con cabeza siempre obtuve aquello a que aspiraba, tal vez porque aspiraba a factibles. En el caso de funcionario de momento no he tenido necesidad de «saltar» a otra plaza y en mi caso no sería por proximidad a domicilio, antes al contrario, me gusta conocer nuevos parajes y formas de hacer las cosas.

    Pero estoy de acuerdo contigo en varios puntos, por ejemplo el de que uno «a dedo» no tiene porqué ser peor que otro «a mérito» tampoco tiene porqué ser mejor, aunque si la justificación de tal elección se basa en el clientelismo hacia la Dirección del centro eso ya nos orienta un poco hacia dónde van los tiros.

    Recuerdo que en un curso sobre la LEC nos hablaron de la Autonomía de Centro y de la Dirección de centro, a la hora de conformar plantillas docentes. En principio tenía muy buena pinta ya que a demás de las formas habituales, la Dirección de Centro puede, de acuerdo con el PEC (un PEC en condiciones, claro), proponer públicamente un conjunto de vacantes con perfil determinado, en las que alguna modalidad requiere presentar un Proyecto Educativo además de la realización de una entrevista/prueba para valorar la capacidad del aspirante.

    Como siempre, sobre el papel y explicado por sus impulsores, con toda la buena fe del mundo, la cosa pinta muy bien, pero también, como siempre, a la hora de la verdad los dedos van a sacar chispas y no en beneficio del alumnado (y la sociedad) que sería lo que el PEC ha de justificar, sinó en beneficio de «derechos» adquiridos, proximidades a domicilios, deseos ocultos de ‘trabajar’ en «balnearios»… y todo ello, por descontado, sin cambiar metodologías, sin plantearse la adaptación de contenidos a la tipología del alumnado y el entorno, las necesidades cambiantes de la sociedad, la propia praxis, la integración de herramientas cotidianas fuera del aula, la transversalidad de contenidos, el trabajo en «EQUIPO» entre los ‘equipos’ docentes, fijar objetivos alcanzables a nivel de centro…

    Ah! La inèrcia!

  4. Desde Galicia hay plazas que comentas que aquí no se pueden dar. Aquí están las comisiones de Servicio por distintos motivos. Después de 33 años dando clases en mi destino, SOY TOTALMENTE CONTRARIO A LAS COMISIONES DE SERVICIO, y no hago distinción de tipos. Una vez que abres el agujero de las comisiones ya hay opción a que haya coladeros.
    Yo he conocido a gente que ha pasado 15 o 20 años en plazas a dedo y nunca en su destino.
    Se que la solución es muy radical, pero con mi experiencia no hay otra.

  5. No nos olvidemos de la conciliación de la vida laboral y familiar, es legítimo acogerse a ella, y real como la vida misma. Soy docente, y pienso, que no solo por estar con la familia, sino por la estabilidad ocupando un puesto y la consolidación de una labor, un proyecto, es necesario que se reforme el método de adjudicación de destinos. He trabajado durante 3 años en Andalucía como interina, y siempre he estado en la provincia de Málaga, sin embargo, ahora que espero mi destino definitivo ya como funcionaria, corro el riesgo de que me manden a Almería, o a Huelva. Teniendo en cuenta el tamaño de esta CCAA, se debería ser más flexible, igual que se es a la hora de optar a puestos de interinidades, donde puedes elegir una única provincia para las sustituciones, mientras que para escoger el definitivo tienes que pedir casi por fuerza todas las provincias. El sistema es injusto y «justifica» a aquellos que recurren a la «dedocracia». Si yo pudiera, lo haría, sinceramente, no se cual es tu situación familiar, pero créeme que yo no estoy dispuesta de dejarme atrás a mis dos hijos, de 1 y 6 años, ni a mi marido, pensando que el sistema se puede mejorar, y por no molestarse la Dirección de Recursos Humanos, hay muchas familias en «quiebra temporal», y más aún con los tiempos que corren. Yo, hace tiempo decidí, que mi vida profesional no iba a interceder en mi vida familiar, después de 8 años esperando unas oposiciones que no se convocaban, así que trabajé en varios puestos, no en educación, al mismo tiempo estudié por si acaso se convocaban, y harta de esperar me casé, y tuve a mi primer hijo, no podemos estar a expensas de no se sabe qué, ni cuando, por eso tampoco culpo al que tiene una familia y lucha como sea por no romper su estatus, y mucho menos con la que está cayendo. Es mi opinión. Hay que empezar por mejorar el sistema de adjudicaciones y creo que así habrá menos subterfugios y triquiñuelas para ponerse por delante y llegar primero. Creo que los sistemas que se están llevando a cabo en Castilla la Mancha y Castilla y León, están bastante bien, puesto que se trata, igual que Andalucía de CCAA de gran tamaño, en éstas, puedes escoger una única provincia para la adjudicación definitiva, y a esperar que por mérito te toque el turno, mientras tanto permaneces como provisional.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link