De docentes mileuristas y otros cuentos

Es realmente curioso que uno al que se le ha tildado varias veces de loco por defender a capa y espada la negación a meter su centro en planes plurilingües, contratos programa, proyectos experimentales de aula, planes estratégicos y otras lindezas similares votando en contra a todas esas iniciativas en su centro (después de intentar argumentar esa voto negativo) se encuentre con que la realidad le está dando la razón. Es raro comprobar que más del 70% de los docentes de los centros (y creo que me estoy quedando corto), en su afán de defender su silla y sin leer ni por encima, hayan votado a favor de planes que, curiosamente, están llevando a la destrucción del sistema educativo (amén de la incorporación de becarios mileuristas que van a ir sustituyéndoles completamente en sus tareas docentes en un futuro no muy lejano).

Ahora va a resultar que no estoy loco. Ahora resultará que la mayoría de docentes de los centros estaban equivocados. Que no supieron ver al lobo vestido con piel de cordero. Que fueron tan estúpidos de meterse en un berenjenal del cual ahora va a ser muy difícil salir. Lo único triste es que también han metido en el berenjenal a los «raritos». A aquellos que, según ellos, lo único que hacíamos era ir en contra de los alumnos. Curioso que dichas palabras provengan de algunos que lo único que han querido es defender sus prebendas por delante de las necesidades de los chavales. De algunos (tristemente, la mayoría) que han preferido priorizar sus horarios y sus asignaturas por delante de la mejora real del sistema.

Seguro que a estas alturas de la disertación algunos pensarán que ellos hicieron lo mejor para los chavales. Que ha sido la Administración quien ha manipulado los proyectos que presentó. Que la Administración es la mala de la película. Siento no poder darles la razón. La Administración, en algunos sitios, ha hecho lo que los docentes han aprobado de forma libre en los Claustros. ¿O no son libres las votaciones que se realizan en los Claustros? ¿Alguien ha amenazado para que se vote en un sentido u otro?

Vayamos al caso concreto porque de «otros cuentos» hay muchos. Cada uno que piense en lo que se ha aprobado en su centro. En la realidad que ha emanado de dicha decisión.

El caso concreto es que la Comunidad Valenciana va a optar por contratar becarios para que den clase de inglés en los centros educativos. English Helpers les llaman. Docentes con salarios ni mileuristas con una jornada de 30 horas lectivas que, en un primer momento, van a actuar de profesores de apoyo en esos centros que pidieron ser centros plurilingües. Sin derecho a paro. Sin derecho a seguridad social. Contratos basura en el mundo educativo. Algo previsible cuando algunos leímos la letra pequeña de algunos proyectos que nos pidió votar la Conselleria. Proyectos en los que iba incorporado un punto que permitía textualmente «contratar profesionales externos». Y ahora algunos compañeros ponen el grito en el cielo. Los mismos que votaron afirmativamente y, sin ningún tipo de reparo, esos planes. Docentes que con su voto han allanado el camino para la proliferación de los contratos basura en Educación. Encontrar el año que viene en muchas aulas a docentes que no llegan ni a precio de reponedores de Mercadona es muy triste. Muy triste por lo que implica.

No me sabe mal que haya docentes que, por motivos varios, se hayan dejado engañar. No me sabe mal que les den mucho por sus partes más sensibles ya que se les presupone lo suficientemente adultos para lidiar con los resultados de sus decisiones. Lo que realmente me mosquea y cabrea es que esa votación va a perjudicarnos a los «raritos» y, como no, a los chavales. Pero, como siempre sucede, el próximo curso nadie se va a acordar de lo que votó y van a echar las culpas a la Administración. Una Administración que, en este caso, simplemente ha seguido las decisiones de la mayoría. Unas decisiones por las que se optó mayoritariamente en los centros educativos.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

3 Comments
  1. Jordi, no sé si esos nuevos profesionales mileuristas y sin derechos serán los que aparecen en el borrador LOMCE, cuando hace referencia a igualdad entre el profesorado del centro y externo. Me temo que si es así, se abre una puerta muy peligrosa en la educación pública y para los profesionales que nos dedicamos a ella.

    Un saludos

    Juan

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link