De docentes y materiales elaborados

libros_de_texto_uffLa mayoría de docentes no ha elaborado nunca material propio para sus clases. Aunque la afirmación anterior pudiera parecer falsa, por la gran cantidad de veces que se está hablando, mediáticamente y en las redes (usadas por cierto, por una minoría), del uso de nuevas herramientas o la facilidad que existe hoy en día de montarse su material, la realidad es que el porcentaje de docentes que se aleja de materiales diseñados y ensamblados (en diferentes formatos, siendo el libro de texto -en formato analógico o digital- el más habitual) es muy escaso. No es habitual encontrarse docentes que usen su propio material en las aulas. No es habitual encontrarse blogs con materiales (propios o adaptados de los miles que hay por internet). No es habitual que haya docentes que sean usuarios de un material diseñado a medida.

No es una dinámica que haya cambiado. Si nos remontamos a la época de estudiantes seguro que recordaremos como anecdótico algún docente que usara su propio material. Y, curiosamente, conforme íbamos pasando de curso, cada vez era más difícil encontrarse con dicha excepción. La innovación decrece conforme pasan las etapas educativas. La innovación y el número de maestros implicados en infantil y primaria supera con creces a los de secundaria (prefiero ya no hablar de la Universidad, donde esos legajos fotocopiables y PowerPoints de antiguas transparencias diseñados hace décadas siguen campando por doquier).

Por tanto hay algo que debe cambiar. No es de recibo que, con la facilidad que existe hoy en día de disponer de entornos para publicar material de forma gratuita (en un blog, en un entorno virtual de aprendizaje tipo Moodle, en un documento online, etc.) sea prácticamente testimonial la cantidad de docentes que se ponen a ello. No es excusa la falta de tiempo, no son excusa los recortes, no es excusa el dedicar tiempo a lo importante para algunos (esa labor puramente transmisiva tan poco eficaz). La realidad, es que la comodidad de muchos hace que ni se planteen los beneficios que obtendrían de un material hecho a medida. De un material que, al ser propio, sería muy fácil de controlar y gestionar. ¡Cuánto daño hacen los problemas de matemáticas de los libros de texto, con resultados erróneos, que los docentes mandan a los alumnos! ¡Qué tristeza ver como mandan enunciados incomprensibles y arreglan los errores tipográficos sobre la marcha porque no se han dedicado nunca a plantearse algo diferente a lo que les viene encapsulado!

Reconozco que la libertad de uso de métodos educativos es algo que, bien usado, puede ser una maravilla, pero también la necesidad de establecer proyectos educativos de centro, centrados en los alumnos y con exigencia al profesorado para que sean capaces de adaptar esos materiales que tienen disponibles a las realidades del aula. Una adaptación que no consiste en reducir temas de algo prediseñado. Una adaptación que consiste en utilizar las herramientas y materiales lo más personalizados posibles. Algo que, curiosamente, se echa de menos en muchas aulas. En demasiadas para mi gusto.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment
  1. Muy acertada tu entrada, estoy de acuerdo en que son «rara avis» los compañeros/compañeras de profesión que han elaborado algún material de calidad para sus alumnos, porque algún pdf a partir de fotocopias si que he visto en alguna pantalla.
    Con los medios que tenemos a nuestro alcance para preparar, editar y compartir materiales que pueden mejorarse y ampliarse progresivamente, no acabo de entender esa falta de adaptación que se produce en tantos casos y que se echan de menos para potenciar el desarrollo de nuestro alumnado.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link